Corinna obtuvo 8,3 millones de euros del Ayuntamiento de Barcelona para celebrar dos eventos deportivos

Aunque finalmente Urdangarín renunció al negocio por ser “ampliamente criticable la vinculación con una fundación con el objetivo de pedir dinero a futuros patronos”, Corinna Sayn-Wittgenstein siguió adelante con sus planes logrando convencer al Gobierno de Joan Clos para el desembolso de más de 8 millones de euros por dos fiestas.

2 min
Joan Clos, ex alcalde de Barcelona
Redacción
Jueves, 27.11.2014 13:45

El Ayuntamiento de Barcelona -impulsado por el gabinete del socialista Joan Clos- se gastó, en apenas unas horas, una desorbitada suma de 8,3 millones de euros para patrocinar dos ediciones de la Gala Laureus del deporte en la Ciudad Condal. Dos celebraciones de apenas dos horas de duración cada una.

Como informa El Diario.es, el evento se celebró durante dos años seguidos en la capital catalana, en 2006 y 2007, y detrás de la organización estaba la amiga íntima del rey Juan Carlos, Corinna Sayn-Wittgenstein, quien intercedió para que Iñaki Urdangarin fuera el director de operaciones de la propuesta con un contrato de 200.000 euros y 50.000 euros más en bonus.

Un intercambio de emails entre Corinna y el yerno del ex monarca Juan Carlos que ha visto la luz debido al Caso Nòos corroborarían estos hechos y que las comunicaciones entre ambos -y que incorporaban al rey Juan Carlos en copia- tuvieron siempre un fin comercial. Así queda acreditado en un correo del 12 de julio de 2004 en el que la noble alemana explica al yerno del rey Juan Carlos su intención de crear un "sector comercial" para la Fundación Laureus.

El Ayuntamiento dice no recordar nada sobre el acuerdo

Aunque finalmente Urdangarín renunció al negocio por ser “ampliamente criticable la vinculación con una fundación con el objetivo de pedir dinero a futuros patronos”, Corinna Sayn-Wittgenstein siguió adelante con sus planes logrando convencer al Gobierno de Joan Clos para el desembolso de más de 8 millones de euros por dos fiestas.

Clos, apoyado en aquel momento en su Gobierno por ICV y ERC, impulsó el contrato con la Fundación Laureus, que firmó el 1 de diciembre de 2005. El regidor de la Ciudad Condal firmó el contrato como representante máximo de Barcelona Servicios Municipales.

Por lo que parece, a día de hoy nadie en las dependencias municipales recuerda prácticamente nada de aquel acuerdo. El rotativo digital ha solicitado a los servicios oficiales del Consistorio una copia de aquel contrato y, de momento, los portavoces municipales se han comprometido a buscarlo en los archivos.

Comentar