"No trabajamos para nadie, somos voluntarios"

El juez Vidal ya tiene "prácticamente" terminada la Constitución de la "futura República de Cataluña"

Ha sido redactada por una decena de juristas, tras un año de trabajo. Tiene 97 artículos, es "muy similar a los modelos nórdicos", y se presentará públicamente en enero. Considera que el 9N está "blindado" porque se ha hecho "una convocatoria verbal", pero reconoce que si el TC lo suspende, la Generalidad deberá "abstenerse de hacer nada" relacionado con la consulta.

5 min
Santiago Vidal,  Director/a del Programa para el estudio de las instituciones y los organismos en el ámbito de la Administración de justicia y el poder judicial en Cataluña
Redacción
Domingo, 2.11.2014 12:40

El polémico juez de la Audiencia Provincial de Barcelona Santiago Vidal ya tiene "prácticamente" terminada la Constitución de la Cataluña independiente en la que trabaja desde hace aproximadamente un año junto a una decena de juristas.

Así lo ha anunciado este domingo durante una entrevista en 324, en la que ha detallado que la Carta Magna tiene 97 artículos y prevé que pueda ser presentada públicamente en el próximo mes de enero.

Defiende su derecho a realizar "un acto de creación intelectual"

Vidal -a quien el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto un expediente disciplinario por esta cuestión- ha señalado que "no estamos redactando la Constitución catalana porque no tenemos ninguna legitimidad para hacerlo" y que eso "lo hará el Parlamento constituyente de la futura República de Cataluña, si es que los ciudadanos así lo deciden en su día".

"Estamos debatiendo, pensando y redactando, evidentemente, porque la memoria no nos da para tanto y por tanto escribimos, lógicamente, una propuesta de un borrador que pueda servir de herramienta de trabajo, como habrán más en su día en el Parlamento constituyente, tendrán cuatro o cinco sobre la mesa. Y lo único que deseamos es que, al menos, la nuestra se la lean", ha añadido.

El magistrado ha defendido que lo que está haciendo es "un acto de creación intelectual y, hasta ahora, que yo sepa, no hay ninguna norma legal -ni en la Constitución Española, afortunadamente, ni en la propia Ley Orgánica del Poder Judicial- que nos prohíba a los jueces pensar, debatir con colegas jurídicos y escribir. Hasta ahora no la hay, y confíe en que no la haya nunca".

Una Constitución "muy similar a los modelos nórdicos"

Vidal ha señalado que la Constitución que ha redactado para una virtual Cataluña independiente es "muy similar a los modelos nórdicos, que son los que nos han guiado (Noruega, Islandia, Suiza...)". "En enero, nuestra intención es este trabajo intelectual ponerlo a disposición de la ciudadanía. Nuestra intención es que durante los seis primeros meses de 2015, la ciudadanía podrá leerla y hacer todas las aportaciones que quiera", ha avanzado.

Y ha añadido: "Queremos que sea un documento que, cuando en su momento, esté sobre la mesa, si es que llega a estar, del Parlamento constituyente del nuevo Estado, haya intervenido allí muchísima gente. Lo hemos hecho un poco a la inversa de Islandia. Islandia, cuando en 2008 cambió todo su sistema constitucional y los ciudadanos destituyeron a sus representantes, crearon comisiones constitucionales que redactaron un texto y después un equipo técnico jurídico le dio contenido. Nosotros lo hemos hecho al revés: un equipo técnico está redactando esto, y este documento, este borrador lo someteremos a los ciudadanos".

"No trabajamos para nadie, somos voluntarios"

Vidal ha insistido en que "nosotros no trabajamos para nadie, ni para la Generalidad, ni para el Parlamento [autonómico], ni para el Gobierno español".

"Nosotros trabajamos sencillamente por iniciativa propia. Por decirlo de alguna forma, somos voluntarios que hemos decidido hacer este trabajo y someterlo a la ciudadanía", ha reiterado.

El 9N está "blindado" porque se ha hecho "una convocatoria verbal"

Por otra parte, el magistrado ha defendido la legalidad de la consulta independentista alternativa que promueve la Generalidad para el 9 de noviembre, asegurando que no es ni una consulta, ni un referéndum, sino "un acto de participación ciudadana".

Por ello, ha considerado que el recurso del Gobierno contra su celebración debería no ser admitido a trámite por el Tribunal Constitucional. En su opinión, como el Gobierno alega que la Generalidad está tratando de hacer de otra forma el referéndum suspendido, no debería haber presentado un nuevo recurso sino que debería haber instado "un incidente de ejecución de la medida de suspensión cautelar que ya había".

"Cualquier acto que tenga consecuencias jurídicas para modificar la normativa vigente es susceptible de recurso, por tanto se ha hecho una convocatoria verbal que no tienen consecuencias jurídicas, por tanto, para mí, [la convocatoria del 9N] está blindada", ha subrayado.

Si el TC suspende el 9N, la Generalidad deberá "abstenerse de hacer nada"

En todo caso, Vidal ha reconocido que, si el Tribunal Constitucional acepta a trámite el recurso, "la suspensión es automática", y supondría la prohibición de que "a partir del miércoles la Generalidad continúe haciendo cualquier tipo de acto ejecutivo de promoción".

"La Generalidad lo que tendría que hacer es el miércoles, el jueves, el viernes y el sábado abstenerse de hacer nada [en relación al 9N]. Pero me da la impresión de que tal como está ahora, ya está todo hecho", ha indicado.

Pero ha señalado que, si el Tribunal Constitucional también ordena prohibir a los voluntarios abrir los colegios y colocar las urnas el 9N, eso "sería una decisión arbitraria y delictiva", y el TC "estaría cometiendo un delito de prevaricación".