Revista de rosa palo

El posado ninja de Joana Ortega y el posado andorrano de Pigem

El look de la vicepresidenta, chándal negro y la mirada del tigre. Arreglada pero informal. Una vocal del CGPJ en apuros y el fondo de armario de Podemos: camaradas sentimentales y pantalones pitillo negros.

7 min
Pablo Planas
Sábado, 29.11.2014 10:04

A Mercè Pigem la han pillado saliendo de Andorra con 9.600 euros en el bolso. Iba con su hermana, que portaba 10.400. Pues que resulta que de ese país se pueden sacar diez mil euros en metálico por persona. Mercè Pigem no es una ciudadana cualquiera sino una vocal, a propuesta de CiU, del Consejo General del Poder Judicial o CGPJ. Poca broma. Si no entendimos mal la crónica de Mayka Navarro, que fue quien se apuntó el tanto en El Periódico, los veinte mil euros que en total llevaban las hermanas Pigem hubieran colado a partes iguales, diez mil para una, lo mismo para la otra, pero los cuatrocientos de más en uno de los bolsos (o bolsa, que no ha quedado claro), agudizaron la suspicacia de unos agentes de la Guardia Civil. Y de ahí, a la fama. Tan discreta era la vida de Mercè Pigem hasta ayer que no debía tener ni cuenta en Twitter.

Dijo la vocal del CGPJ que el dinero, que fue requisado, era de su madre, residente en Andorra, y que se lo había repartido a las hermanas para hacer las compras navideñas.

Exigen su cabeza. Si cae, será la dimisión más barata de la historia. La frontera con Andorra ya no es un coladero. El tabaco está de capa caída y la diferencia de precios no compensa la excursión desde Barcelona. A Andorra se va a esquiar, a tomar las aguas, a llevar dinero y llevarse dinero, pero Dinero. De ahí la seguridad. En determinados ambientes, diez mil euros no son nada, para propinas. Diez mil euros es lo que porta en la billetera una señora cuando va a la pelu y después de compras de black friday, que más que a día de rebajas suena a matanza en Texas. Diez mil euros valen sólo los zapatos que abrazan unos pies sin mácula.

La conjunción astral de que una ex diputada de CiU, vocal del CGPJ e ilustre abogada quede retratada por los picoletos en Andorra y con dinero tiene el potencial destructivo de una foto con el pequeño Nicolás. Ver para creer.

El filósofo, erudito e historiador de la economía Carlo Maria Cipolla dejó escritos decenas de libros de una seriedad incontestable, pero el más conocido de ellos, 'Allegro ma non troppo', pasa por ser un ligero ensayo humorístico. Nada más lejos de la realidad. El libro fue editado en España por Grijablo Mondadori en 1991 al precio de 995 pesetas. Contiene "Las leyes fundamentales de la estupidez humana", el "stultorum infinitus est numerum" del Antiguo Testamento. Cipolla apostilla que se trata de una exageración poética, porque el número de personas vivas es finito. Escribe más adelante:

"La persona inteligente sabe que es inteligente. El malvado es consciente de que es un malvado. El incauto está penosamente imbuido del sentido de su propia candidez. Al contrario que todos estos personajes, el estúpido no sabe que es estúpido. Esto contribuye poderosamente a dar mayor fuerza, incidencia y eficacia a su acción devastadora. El estupido no está inhibido por aquel sentimiento que los anglosajones llaman 'self-consciousness'. Con la sonrisa en los labios, como si hiciese la cosa más natural del mundo, el estúpido aparecerá de improviso para echar a perder tus planes, destruir tu paz, complicarte la vida y el trabajo, hacerte perder dinero, tiempo, buen humor, apetito, productividad, y todo esto sin malicia, sin remordimientos y sin razón. Estúpidamente".

Como la política y la justicia son campos minados por la estupidez más degradante, los efectos devastadores alcanzan a veces a quienes carentes de toda prudencia se creen que pueden fumar en los bares.

La Diagonal continúa en obras. Miquelarena estalla y sostiene la idea de que la modernidad ciclista y de las tablas deslizantes es una distopía que comienza a poner Barcelona a la altura de una urbe entrópica, tercermundista, agresiva y en la que circular a pie es como jugar a la ruleta rusa con el tambor lleno de balas. Es, insiste, lo más parecido a pasear por Nairobi, Caracas o Kabul, la constatación de un deterioro en tránsito del primer mundo al mundo real. Y todo por las bicicletas.

Con Isabel Pantoja en la cárcel, afloran otras mujeres a la crónica social. Ha irrumpido con fuerza la vicepresidenta catalana Joana Ortega, cuyo perfil firma Silvia Hinojosa en La Vanguardia. La 'número dos' del insurrecto gabinete sale en las fotos vestida de ninja, de Lara Croft, la cuarta ángel de Charlie. Felizmente recuperada de un grave problema de salud, las fotos de la vicepresidenta en chándal negro y con gorra de béisbol a juego, muestran que nuestra comandante Ortega corre y monta en bicicleta. Y le gusta ir al súper. Terrible testimonio cuando explica que no es fácil vivir con la sombra de cuatro delitos. Sí, sí, tremebundo. Cuánto heroísmo. Rivaliza con Helena Rakosnik en el compendio de virtudes de la mujer de nuestro tiempo. No consta que haga yoga, pero sí que cocina macarrones y pasteles que luego no prueba.

Está muy bien, la vicepresidenta atlética, la ciclista que apatrulla la ciudad cuando caen las sombras. Que es que sale a andar en bici a las diez o diez y media de la noche. ¿Catwoman?

El doctor Trilladas afirma que es conveniente y necesario que gobierne Podemos. Él no les piensa votar, aclara, porque son de izquierdas, pero considera que entre los políticos actuales y los activistas de Podemos no hay diferencias. Tenemos lo que tenemos, hay lo que hay y es lo que nos merecemos manifiesta. En abierta discrepancia, Miquelarena pregunta que quién es Tania Sánchez. Cuando se lo explican, resume que es la saga de los Kim Jong-il de Rivas-Vaciamadrid. También pregunta por Pablo Iglesias y se sorprende de que la gente se refiera a un líder políltico treintañero. Miquelarena no se acaba de creer que el próximo presidente del Gobierno se llame como el fundador del PSOE.

Trilladas se equivoca cuando dice que la victoria de esas gente es necesaria, pero acierta cuando la tacha de inevitable. Su olfato infalible capta en los efluvios revolucionarios del ambiente una mezcla de la putrefacción de siempre con telegenia de telebasura. Sus efectos en Cataluña podrían afectar notoriamente al partido único o al programa único, que tanto monta. Estos no son del bando de los parados, aclara sobre Errejón, Monedero, Tania y su compañero. La Razón disecciona el estudiado look de Errejón, el cobrador de la universidad, y concluye que estamos ante el fondo de armario del pijo perfecto: denim negro (así se llaman ahora los pantalones) y camisa de sport. Y tiene novia, pero entre ellos se llaman compañeros o camaradas sentimentales.

Antonio López ha entregado (más bien le han arrebatado) el retrato de la Familia Real que comenzara hace dos décadas. Aparecen el Rey y la Reina, las dos infantas y el actual Felipe VI sobre un fondo difuso. Es conocido que López quería continuar, que hasta hace unos días insistía en que el cuadro no estaba terminado. Su exposición será controvertida.

Comentar