Revista de prensa

La duquesa, la presa y la operación Castor de Messi

Todo pasa en Sevilla. 20-N de duelo por la muerte de la duquesa de Alba. Pantoja ingresa en el módulo de bienvenida de la cárcel de Alcalá de Guadaira. Messi y el dinero de la operación Castor de Florentino.

9 min
Pablo Planas
Viernes, 21.11.2014 10:40
Una cosa es desconectar del resto de España y otra es desenchufarse de la realidad. De lo peor que le puede pasar a un diario es que sea previsible. No se trata de los comportamientos editoriales, que deben ser coherentes, razonados y persistentes, sino de ese tipo de cosas que se ven venir de lejos, tal que fallezca la Duquesa de Alba, Cayetana Fitz Stuart-James, y El Punt-Avui y el Arano lo den en portada. Típico. Como si los compradores del periódico no tuvieran derecho a ser informados. La verdad está ahí fuera, decían Mulder y Scully (Expediente X).

El 20 de noviembre, ayer, es el Die-D de España, una jornada cruda, 24 horas espesas, final y principio. El 20-N va y viene, es un bucle, un ciclo, un escalofrío. Escribe Federico Jiménez Losantos en El Mundo: "Hace ya muchos años que no se conmemoran o curiosean los 20-N. Será que en Conocimiento del medio ya no explican que el 20-N de 1936 murieron, con pocas horas de diferencia, José Antonio Primo de Rivera y Buenaventura Durruti, líderes de la Falange y la CNT, uno fusilado en la cárcel de Alicante y otro por un disparo casual de uno de sus escoltas al salir de su coche mientras visitaba el frente de la Ciudad Universitaria. No es costumbre tampoco recordar que 39 años después, el 20-N de 1975 murió Franco tras un mes de agonía de la que éramos informados diariamente por el «equipo médico habitual» (...) Y sin embargo, la transformación política de España que empezó a la muerte de Franco no tiene por qué devolvernos a la era fratricida de José Antonio y Durruti, Largo Caballero y Companys. España tiene un sistema político que se puede limpiar, como en 1975 se podía cambiar, y se hizo «de la ley a la ley». Por desgracia, en la senda constitucional que España emprendió hace 39 años hemos perdido la ley. Antes, se nos perdió España".

La fuerza telúrica, que diría Miquel Iceta, de los 20-N recorre el espinazo del toro hasta el punto de llevarse a la más Grande de España al romper la mañana. No hace falta ser un monárquico consumado como Anson para atisbar en esa muerte los componentes de una portada y las sustancias de una noticia. El 20-N es sólo un día maldito, pero Isabel Pantoja ha preferido ingresar en la cárcel de Alcalá de Guadaira hoy, que no es 20-N. Es una noticia de esta mañana que mañana darán, se supone que en portada, todos los diarios. En la contraportada de El Mundo, Raúl del Pozo escribe: "Me dice mi amiga del alma que entra en la cárcel por cabezonería y orgullo. 'Es una mujer vampiro que ha desplumado a hombres y a mujeres. En los últimos días ha intentado dar sablazos. No la idealices. Es falsa y ladrona'. A mi me parece muy duro el castigo".

Como Zapatero tuvo la ocurrencia de fijar las pasadas elecciones en un 20-N también se cumplen tres años de la victoria de Mariano Rajoy sobre Alfredo Pérez Rubalcaba. En este tiempo ha pasado todo. Francisco Núñez firma en el diario que fundara Pedro J. Ramírez (y cuyos propietarios pretenden que deje de escribir no ya en El Mundo, sino a secas y por la cara) el texto con el que se abre la portada. El titular es: "El 34% de los trabajadores españoles gana menos de 645 euros". Esto es el salario mínimo interprofesional. Los datos son de Hacienda.

También ha pasado lo de Cataluña, caso, proceso y fenómeno político-periodístico. Un diamante en bruto de 1.714 kilates. En La Razón, Nacho Abad transcribe sustantivos, 'sucosos' y suculentos pasajes de las declaraciones de Jordi Pujol Ferrusola y Mercé Gironés ante el juez Ruz. "Mi mujer no es un florero", declara el primogénito del "president". Mantienen los negocios a medias, hicieron un pacto sobre el reparto de los bienes y están separados "ante notario". Por otro lado, con doña Victoria Álvarez sólo hubo tres viajes a Andorra y la relación era "íntima sexual". Afirman vivir una tortura, bajo la lupa de los medios.

En 2009, la situación era otra. Hotel Encanto y una revista de Acapulco, "Quién.com". Hay una colección de 109 fotos de la fiesta de inauguración del establecimiento.

El carajal fiscal viene de la mano de Ana Magaldi, la fiscal jefe provincial de Barcelona, que ayer puso los puntos sobre las jotas y negó las claves "insurreccionales". Santiago Tarín traza su esbozo en La Vanguardia: "Natural de Girona y de ascendencia italiana, Ana Magaldi lleva tres décadas como fiscal. En diciembre del 2012 accedió al cargo de fiscal jefe provincial de Barcelona en sustitución de Martín Rodríguez Sol, quien a su vez había ascendido a fiscal jefe del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya. Antes de asumir ese puesto, Ana Magaldi había llevado los contenciosos administrativos de la Fiscalía Provincial, pero anteriormente tuvo un papel principal en dos casos que tuvieron repercusión mediática. Uno fue el primer juicio que se desarrolló en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, en 1991. No actuó como fiscal, pero fue la que inició el proceso contra el diputado de IU Jaume Nualart, al que se acusó por una actuación como abogado de oficio. En concreto, se le llevó al banquillo por no atender debidamente a un cliente. Magaldi denunció la mala praxis. Fue absuelto".

Por si se lo preguntan, en el segundo caso también perdió. Claro que después de treinta años como fiscal algún expediente habrá sacado adelante la señora Magaldi.

En El Periódico se aporta la encuesta que refleja la ventaja de Mas sobre Junqueras tras el 9-N. El subrayado está que Mas camina dos palmos por encima de la alfombra, levita y casi le cuesta mantener el equlibrio ante la aspiración ascendente. Es John Wayne en estado desatado y va diciendo por ahí que el Esado "da pena". Se queja de la querella, lo que nos conduce inevitablemente a la conclusión de que Mas es un desagradecido que en lugar de dar las gracias a Rajoy y Torres-Dulce por incrementar sus expectativas electorales los desprecia con un "fa pena" que es como decir "pobres desgraciados". Dice el "president" que "este no es el país que queremos". Lo mismo que Messi, que está agobiado con Hacienda y medita mudarse a Londres o a Manchester. En el Inglaterra-Argentina del otro día, jugado en Manchester, precisamente, la silbatina contra el astro austral fue de órdago.

La prensa deportiva atisba una operación Castor tras las angustias del musitante. El coste de fichar a Messi, sueldo e iva incluido, rondaría los cuatrocientos millones de euros. Según mercado, como las merluzas de anzuelo (a las que llaman salvajes en los restaurantes de concepto pese a lo pacíficas que son). Los 400 kilos son lo que va detrás del punto del mil, o sea, ni un tercio de la indemnización recibida por ACS, la constructora que preside Florentino Pérez, que a su vez preside el Real Madrid de Ancelotti. Messi en el Madrid es la reposición del caso Figo, del expediente Ronaldo y el affaire Zamora, entre otros.

En el Abc, Paloma Cervilla desvela que Rajoy cenará en Barcelona el próximo día 28: "No será una cena solo con presidentes autonómicos, como sucedió en Cáceres, sino con todos los barones del Partido Popular, incluidos los presidentes regionales. La cita de los populares en Barcelona los próximos días 28 y 29 va tomando forma y el presidente del Gobierno quiere rodearse de todos los suyos en su esperado regreso a Cataluña, después de la consulta soberanista del pasado día 9". Así que todos a capítulo (¿vendrá Monago?) en Barcelona.

Sin salir del decano de la prensa madrileña, Carlos Herrera escribe sobre uno de los frentes dispersos de la Guerra de Sucesión, el asedio municipal de Barcelona contra la estatua madrileña de Blas de Lezo, "Mediohombre", "Patapalo" y azote de los ingleses: "Dos perfectos necios de nombre Laporta y Portabella, conocidos por coleccionar estupideces en alud, han conseguido que el consistorio barcelonés eleve a oficial la petición al madrileño de la retirada de la estatua, como si no tuvieran otra cosa que hacer en Madrid que responder a los caprichos de niñatos indocumentados faltos de otras ideas y presos de aburrimiento generalizado. Lógicamente han motivado más la risa que el lamento".

Toni Bolaño, en La Razón, titula su artículo "Las ratas", una aproximación al comportamiento antiecológico de los roedores y una descripción pormenorizada de los "méritos" de Marina Geli en el derrumbe de la sanidad en Cataluña, de Antoni Castells en las telarañas de la caja de la Generalidad, o de Montserrat Tura en general. Dice que no se sabe aún si acabarán en IC o en ERC, a cuyas tripulaciones recomienda la ingesta de cítricos para evitar la aparición del escorbuto. El capitán Ahab estaría de acuerdo.

21 de noviembre, Presentación de Santa María Virgen, Basilio, Romeo y Rufo.