Por desobediencia y prevaricación

La Fiscalía se querellará contra Mas por organizar el 9N pese a la prohibición del TC

Según fuentes judiciales, la querella estaría practicamente terminada, y podría presentarse este mismo miércoles. La vicepresidenta autonómica, Joana Ortega, también sería querellada, y se duda sobre Rigau y Espadaler.

2 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, y la vicepresidenta autonómica y consejera de Gobernación y Relaciones Institucionales, Joana Ortega
Redacción
Martes, 11.11.2014 18:43

La Fiscalía no actuó de forma contundente para impedir el sucedáneo de consulta secesionista celebrado este domingo, y prohibido por el Tribunal Constitucional (TC). Pero sí va a hacerlo a posteriori contra sus organizadores. Y al más alto nivel, empezando por el presidente de la Generalidad, Artur Mas.

Según informan diversos medios, a partir de fuentes judiciales, la Fiscalia Superior de Cataluña tiene ya prácticamente a punto una querella contra Mas y contra su vicepresidenta, Joana Ortega, por los presuntos delitos de desobediencia y prevaricación, por haber organizado el simulacro de consulta de este domingo, en contra de la prohibición del TC.

En concreto, el delito de desobediencia estaría motivado por la desobediencia a la orden expresa del Alto Tribunal, que no solo suspendió el sucedáneo de consulta, sino que también prohibió cualquier acción destinada a su preparación. El delito de prevaricación -dictar resoluciones a sabiendas de que son injustas- se explicaría por organizar el TC conociendo perfectamente la prohibición dictada por el TC.

Este mismo miércoles

Según estas mismas fuentes judiciales la querella podría presentarse este mismo miércoles, y también podría alcanzar a los dos miembros del Gobierno autonómico más directamente implicados en la organización del 9N: el consejero de Interior, Ramon Espadaler, a cargo del dispositivo de seguridad y de los Mossos, y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, de quien dependen los centros públicos en los que se votó el 9N.

La querella la habría redactado inicialmente la Fiscalía General de Estado, en forma de borrador, y la habría remitido posteriormente a la Fiscalía General de Cataluña para que elaborara la versión final.

En un principio, parece que la querella de la Fiscalía se limitará a estos máximos responsables políticos del 9N, y no se ampliará a los directores de institutos que abrieron sus puertas el domingo, ni a otros funcionarios o particulares.

Comentar