Tragedia en el mundo del críquet

Muere el bateador que recibió un golpe con una pelota de críquet en Australia

Phillip Hughes murió por una rara lesión, la sección de una arteria vertebral.

2 min
Redacción
Jueves, 27.11.2014 10:49
Phillip Hugues, el bateador que recibió un golpe con una pelota de críquet en Australia hace dos días, ha muerto con 25 años. Perdió la consciencia tras recibir un pelotazo en la parte superior del cuello y ya no ha vuelto a recobrarla según el doctor jefe del equipo médico, Peter Bruckner, que ha tratado a Hughes en el Hospital St. Vincent.

Pese a llevar casco y ser operado durante 90 minutos para liberar presión sobre el cerebro de Hughes, el golpe en el cuello de la pelota fue fatal al seccionar una arteria vertebral. Esta sección causó una sangría masiva en el cerebro del jugador.

Bruckner señaló que el motivo de la muerte de Hughes es rarísimo y apuntó que solo se conocen 100 muertes por sección de arteria vertebral y solo existe otro caso previo en el mundo del críquet.

Miembros del equipo nacional australiano de críquet visitaron a Hughes en el hospital y ha sido su capitán, Michael Clarke, el encargado de leer, profundamente emocionado, un comunicado en nombre de la familia del fallecido en el que agradecía la labor de médicos y enfermeras del hospital y expresaba el profundo dolor de los padres de Hughes por la pérdida de su hijo.

El Primer Ministro australiano Tony Abbot ha rendido homenaje a Hughes describiéndolo como "un joven viviendo sus sueños" y señalando que esta muerte "ha tocado el corazón de millones de australianos". Los equipos nacionales de Inglaterra, Nueva Zelanda o Pakistán entre otros países han expresado sus condolencias.