Podemos evita apoyar la consulta independentista alternativa del 9N

La formación liderada por Pablo Iglesias se desmarca de la votación que Artur Mas pretende celebrar el próximo domingo, aunque se ha mostrado a favor de la autodeterminación de las CCAA. En Cataluña, las posiciones están enfrentadas.

4 min
Asamblea de Podemos en Rubí
Redacción
Domingo, 2.11.2014 19:59

Podemos pasa de la consulta independentista alternativa del 9N. A pesar de que la formación liderada por Pablo Iglesias se ha posicionado en más de una ocasión (entre ellas, con cierta ambigüedad, en las pasadas elecciones europeas) a favor del derecho a la autodeterminacion de las CCAA, no apoyarán la votación para la secesión de Cataluña que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, pretende celebrar el próximo domingo.

El partido se encuentra en pleno proceso de constitución a nivel nacional. Hace una semana se aprobaron las líneas programáticas generales en la Asamblea Ciudadana Sí Se Puede. Y la semana que viene elegirán a los miembros de los principales órganos de dirección: la Secretaría General, el Consejo Ciudadano, y la Comisión de Garantías Democráticas. Posteriormente, está previsto que se constituyan los órganos autonómicos correspondientes.

Tercera asamblea en Cataluña

Sin embargo, el desafío independentista del nacionalismo catalán y la posibilidad de un adelanto electoral han hecho que los movimientos en Cataluña se hayan intensificado de forma especial en las últimas semanas.

Este domingo, alrededor de 500 representantes de casi un centenar de círculos -así es como se denominan las agrupaciones sectoriales o locales del partido- han celebrado una asamblea en Rubí. Es la tercera asamblea que Podemos ha celebrado en Cataluña.

El 9N, en segundo plano

En este encuentro, una representante de la dirección nacional provisional ha explicado los mecanismos establecidos para la constitución de la delegación territorial de Cataluña, y algunos de los asistentes han planteado sus propuestas, aunque no se ha aprobado ninguna resolución.

Los asuntos debatidos han sido fundamentalmente de carácter social, mientras que la consulta independentista del 9N ha quedado en un segundo plano. Está previsto que las estructuras locales y autonómicas se definan a principios de año, pero un adelanto electoral les obligaría a anticipar ese calendario.

Expectativas electorales favorables

Aunque en las elecciones europeas Cataluña fue la Comunidad en la que Podemos cosechó menos apoyo, con solo el 4,66% de los votos, la última encuesta del CEO eleva esa cifra a casi el doble, y estima que podrían obtener diez u once escaños en caso de que ahora se celebrasen unas elecciones autonómicas. Estas cifras están lejos de los sondeos a nivel nacional -que les sitúan como primera fuerza-, pero no son nada despreciables.

Así las cosas, en las últimas semanas se han multiplicado los rumores sobre posibles alianzas de caras a las próximas citas electorales. Entre los posibles socios se encontrarían Guanyem (la plataforma creada por Ada Colau para las municipales por Barcelona), ICV o incluso la CUP.

Un tema incómodo para Podemos

Lo cierto es que la cuestión del independentismo catalán incomoda a Podemos, y hasta ahora han tratado de evitar posicionarse con claridad al respecto para esquivar divisiones internas o evitar ahuyentar a los partidarios de una u otra opción.

De hecho, hace una semana en la Asamblea Ciudadana se presentaron diversas resoluciones relativas al "derecho a decidir" o al "derecho a la autoderminación" en ambos sentidos, pero ninguna de ellas terminó entre las más votadas.

Diferentes posicionamientos frente al "derecho a la autodeterminación"

En Cataluña, las declaraciones de los portavoces de diversos círculos tampoco han sido homogéneas, pero sí han coincidido en que se trata de un tema espinoso para la joven formación.

Marc Bertomeu, del círculo Podem Barcelona, ha criticado el 9N por no tener "ningún tipo de garantías", pero se ha mostrado partidario de la celebración de un referéndum independentista en Cataluña.

En cambio, Enric Martínez Herrera, del círculo Podemos Intercultural, ha rechazado la celebración de un referéndum independentista en Cataluña al considerar que el derecho a la autodeterminación solo es aplicable a pueblos colonizados, Estados soberanos injustamente anexionados por otro, o a minorías etnoculturales que sufren graves y persistentes violaciones de los derechos humanos por parte del Estado al que están sujetas. Unas circunstancias que no se dan en el caso de Cataluña.