Por séptima vez

Manos Limpias amplía su querella contra Mas por el 9N

El sindicato incluye ahora a Ortega, Espadaler, Rigau y Homs. Les acusa de los delitos de desobediencia, malversación de fondos públicos, prevaricación y sedición.

2 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, y la vicepresidenta autonómica y consejera de Gobernación y Relaciones Institucionales, Joana Ortega
Redacción
Martes, 18.11.2014 15:31

El sindicato ultraderechista Manos Limpias ha vuelto a ampliar su querella contra el presidente de la Generalidad, Artur Mas, por haber organizado el simulacro de consulta secesionista del 9 de noviembre vulnerando la prohibición expresa del Tribunal Constitucional (TC). En esta ampliación de la querella, la séptima, Manos Limpias incluye a otros cuatro miembros del Gobierno autonómico, los que intervinieron más directamente en el operativo del 9N: la vicepresidenta y consejera de Gobernación, Joana Ortega, y los consejeros de Interior, Ramon Espadaler; Enseñanza, Irene Rigau, y Presidencia, Francesc Homs.

La ofensiva de Manos Limpias en los juzgados contra Mas por el 9N empezó el 1 de octubre, cuando el presidente autonómico y los líderes de los partidos pro consulta aun planeaban celebrar el referéndum original, suspendido inmediatamente por el TC. El sindicato fue ampliando sucesivamente la querella los días 6, 7, 15 y 22 de octubre y el 5 de noviembre. En esta nueva ampliación, acusa a Mas, Ortega, Espadaler, Rigau y Homs de los delitos de desobediencia, malversación de fondos públicos, prevaricación y sedición.

"Se puso al frente"

El sindicato argumenta, en su querella, que el sucedáneo de consulta se llevó a cabo pese a las dos suspensiones previas del Constitucional, y que Mas "se puso al frente del 9N", aunque delegara "parte del operativo" en voluntarios. También destaca que Mas se "autoinculpó", al declararse públicamente como responsable de haber sacado las urnas.

La nueva ampliación incluye a los consejeros más directamente involucrados en la organización del 9N. Ortega, como consejera de Gobernación, se encargó del operativo material y de anunciar los resultados. Espadaler estuvo a cargo del dispositivo de seguridad de los Mossos d'Esquadra. Rigau puso a disposición de la seudoconsulta las escuelas de titularidad autonómica, y Homs protagonizó la parcela comunicativa, como portavoz autonómico, en los días previos al 9N.

Comentar