Rajoy critica los "delirios" de Mas y le advierte de que su hoja de ruta secesionista son "18 meses de viaje a ninguna parte"

El presidente del Gobierno responde al líder nacionalista asegurando que "nunca he negociado ni negociaré sobre la igualdad de los españoles ni sobre su derecho a decidir lo que es su país". En un acto en Barcelona, Rajoy le reprocha a Mas que "nunca un gobernante había generado tanta confusión e inestabilidad"; defiende su inacción ante el secesionismo asegurando que "los delirios se calman con tranquilidad, y no con más alborotos"; asegura que el 9N fue un "fracaso" del independentismo; se compromete a no dejar "tirado" a ningún "ciudadano español" en Cataluña; muestra su desconfianza ante la reforma constitucional del PSOE; y traslada su agradecimiento a la labor del PP catalán.

10 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Barcelona
Redacción
Sábado, 29.11.2014 13:48

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este sábado de que la hoja de ruta independentista planteada por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, son "18 meses de viaje a ninguna parte" y le ha mandado un mensaje: "Para buscar soluciones o evitar nuevos problemas siempre estaré dispuesto a hablar, pero nunca he negociado ni negociaré sobre la igualdad de los españoles ni sobre su derecho a decidir lo que es su país, y desde luego, tampoco he negociado ni lo haré sobre el cumplimiento de las leyes ni las resoluciones del TC. Ni lo he hecho ni lo haré".

Así se ha pronunciado durante unas jornadas municipalistas celebradas por el PP en Barcelona, a las que ha asistido la plana mayor del partido, y que se ha interpretado como un apoyo a la labor del PP catalán y como una respuesta al plan secesionsita que Mas ha planteado esta semana.

"Nunca un gobernante había generado tanta confusión e inestabilidad"

En su intervención -de 53 minutos- Rajoy ha criticado duramente a Mas por su "desgobierno" y por generar una situación de tensión innecesaria. "Nunca, es imposible encontrarlo, en la historia un gobernante había perdido tanto el tiempo, ni se lo había hecho perder a los ciudadanos. Nunca un gobernante había generado tanta confusión y provocado tanta inestabilidad", ha señalado.

Y ha acusado al dirigente nacionalista de que "en lugar de trabajar para el bienestar de los catalanes, en lugar de dedicar su tiempo a relanzar la economía, a sostener los servicios sociales, a mejorar la educación o la sanidad, ha estado obsesivamente entregado a fomentar la división de los catalanes, propagando falsos mitos históricos y políticos, engañando a la gente sobre la realidad económica y fiscal de Cataluña y de España, agitando la ensoñación de la independencia como la Arcadia feliz, y mientras tanto la casa sin barrer".

"Los delirios se calman con tranquilidad, y no con más alborotos"

El presidente del Gobierno ha justificado su inacción frente a las actuaciones rupturistas de Mas: "No hemos jugado a la tensión, ni al enfrentamiento. Yo soy de los que piensan que los delirios se calman con tranquilidad y no con más alborotos. Siempre hemos defendido el diálogo dentro de la ley, pero el diálogo".

Aunque ha asegurado que "siempre hemos dicho lo que se puede hacer, y lo que no se puede hacer; y he sido especialmente claro con el señor Mas". Insistiendo en que "no hemos pactado ninguna concesión que fuera en contra de los derecho y de los intereses de los españoles".

El 9N, un "fracaso" del independentismo

Rajoy ha ironizado con que "es posible que no seamos tan astutos como otros", pero "no hemos dejado que en el resto del mundo tuvieran una impresión errónea de Cataluña". "Es cierto que no llegamos al nivel de inteligencia y sofisticación de otros, pero el hecho cierto es que la gran operación de propaganda internacional que algunos tenían preparada para el pasado día 9, y que yo conocía porque es mi obligación conocerla, se vino abajo sin ruido y sin estrépito. Y ese fue el gran fracaso de la operación del día 9", ha añadido.

En ese sentido ha reiterado en que la consulta secesionista del 9N fue una "huida hacia adelante" que se celebró "sin censo, sin garantías y bajo una escandalosa parcialidad de la Generalidad y de sus medios" y que solo sirvió para dejar claro que el independentisme es minoritario:

"El resultado, el de verdad, fue que más de dos de cada tres catalanes rechazaron participar en ese simulacro. Si lo que pretendía era genera tensión, dividir a la sociedad, saltarse la ley, entonces hay que reconocer que eso objetivos los ha conseguido. Si lo que pretendía era arañarle unos votos en las encuestas a una ERC que él hizo predominante, eso puede que también lo haya conseguido. Si lo que pretendía era presentar una Cataluña independentista, ha fracasado en toda regla y ateniéndonos a sus propias cifras".

"¿Cómo se atreven a hablar en nombre de Cataluña?"

Por ello, el presidente del PP se ha preguntado: "¿Cómo se atreven a hablar en nombre de Cataluña a la hora de pregonar la independencia? ¿Dónde deja el señor Mas a toda esa gente que lleva 30 años diciendo que no quiere romper con España? ¿Qué papel ocupa toda esa gente en sus prioridades?".

Rajoy ha apelado a que "Cataluña es muy plural". "Por lo tanto, lo primero que quiero decir hoy aquí es que nadie tiene derecho a hablar en nombre de toda Cataluña. Y menos que nadie un gobernante que ha decidido ignorar a dos de cada tres catalanes. Ese, menos que nadie", ha subrayado.

"Cataluña no puede ser un país de listas únicas, de partidos únicos"

El presidente del Gobierno también ha cargado contra la lista única independentista que ha propuesto Mas: "Cataluña no puede ser, porque no lo ha sido nunca, un país de listas únicas, de partidos únicos, y de políticas únicas al servicio de una única causa. Por favor, un poco de respeto a Cataluña".

"El problema de Cataluña es que lleva cuatro años con déficit de gobierno, por no hablar lisa y llanamente de desgobierno. Elecciones catalanas en el 10, en el 12, un simulacro de consulta en 2014, y ahora nuevas elecciones en 2015 y en 2016. Entre medias también dos elecciones municipales en 2011 y en 2015, y generales en 2011 y en 2015. Lo que Cataluña necesita en estos momentos por encima de todo es que alguien se ocupe de gobernar. Necesita a alguien que se lo tome en serio y se dedique a gobernar", ha añadido.

"No voy a dejar tirado, mientras pueda, a ningún ciudadano español"

Rajoy ha recordado algunas de las medidas implementadas por el Gobierno para mejorar la situación de Cataluña y de la Generalidad:

"Cuando la Generalidad no puede financiarse en los mercados, ¿cómo se ha solucionado el problema, con los plebiscitos del señor Mas? Pues no, con el FLA que creó el Gobierno que presido. ¿Cuando vencían los bonos patrióticos que endosaron a los catalanes y podían devolverlos, cómo se solución el problema? Con el Tesoro de España. ¿Cuando los farmacéuticos no cobraban de la Generalidad, quién hizo frente a los pagos? El Gobierno de España a través del fondo de pagos a los proveedores. ¿Cuando tenían que mantenerse mes a mes los servicios públicos, pagar las nóminas porque no podían hacer frente al descomunal déficit público y había que sanear las cajas de ahorro, quién ha estado siempre ahí? El Gobierno de España".

"Hemos colaborado y ya anuncio, y me es igual lo que piense quien lo piense, que voy a seguir haciéndolo por varias razones. La primera, porque es nuestra obligación. La segunda, porque tenemos un compromiso con siete millones de catalanes y una lealtad debida a sus instituciones, y me es igual lo que piensen, no voy a dejar tirado, mientras pueda, a ningún ciudadano español, piense lo que piense, a ninguno", ha insistido.

Desconfía de la reforma constitucional del PSOE

El presidente del Gobierno también ha tenido palabras para el PSOE y para su propuesta de reforma federal de la Constitución. Rajoy ha instado a tener "fuerza, coraje y determinación" frente al "populismo" y al "extremismo", evitando el "aplauso fácil diciéndole a cada uno lo que quiere oír para desdecirse al minuto siguiente".

"Hemos visto cómo los socialistas ahora dicen que se equivocaron en bloque cuando propuesieron llevar a la Constitución la estabilidad presupuestaria. ¿Cómo se puede pactar una reforma de la Constitución con alguien que dos años después de haber pactado una dice exactamente lo contrario? ¿Qué credibilidad hay para pedir eso?", se ha preguntado.

Agradecimiento al PP catalán y a su presidenta

Finalmente, Rajoy ha felicitado al PP catalán y a su presidenta -Alicia Sánchez-Camacho, que ha abierto el acto- por su labor, "dedicación", "sacrificio", "fortaleza" y "valentía". "Una valentía que otros no han tenido", ha señalado. "Las mujeres y los hombres del PP de Cataluña nunca lo habéis tenido fácil, y sabemos que ahora menos que nunca. Por eso es tan importante para todos nosotros estar hoy aquí con vosotros. Por eso es tan importante deciros que estamos orgullosos de vuestro trabajo, de vuestra infatigable dedicación a la Cataluña plural y española que algunos se empeñan en ignorar", ha añadido.

Les ha reiterado que son "imprescindibles en el futuro de Cataluña y nadie os va a separar de él". "Os habéis convertido en un bastión del sentido común y coherencia frente a la sinrazón de unos y la ambigüedad de otros", ha insistido, y les ha pedido que sigan sin "arrugarse".

Presencia de los principales líderes nacionales y territoriales del PP

Entre los dirigentes populares que han asistido al acto destacaba la presencia de los ministros Luis de Guindos (Economía y Competitividad), Ana Pastor (Fomento), Fátima Báñez (Empleo y Seguridad Social), Jorge Fernández Díaz (Interior) y José Manuel Soria (Industria, Energía y Turismo); la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; el vicesecretario general de Organización del partido, Carlos Floriano; el portavoz popular en el Congreso, Alfonso Alonso; el vicesecretario general de Política Autonómica, Javier Arenas, y el eurodiputado Esteban González Pons.

También estaban presentes la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; la de Valencia, Rita Barberá; el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra; el de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la presidenta del PP del País Vasco, Arantza Quiroga. Todos ellos han querido arropar a los dirigentes del PP catalán, que han acudido a la convención sin ninguna ausencia remarcable.

Comentar