Trias se gasta medio millón de euros en viajes oficiales por todo el mundo

En lo que lleva de mandato, Trias ha realizado 19 viajes oficiales. El coste de 18 de ellos está contabilizado y asciende a 583.657 euros públicos, siendo la gira de 11 días a Miami, Medellín, Bogotá y Río de Janeiro que el edil hizo en abril de 2014 la más cara. Un total de 189.665 euros abonó el Consistorio para trasladar y alojar a la comitiva formada por 18 personas.

2 min
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, en el Saló de Cent del Ayuntamiento
Redacción
Lunes, 24.11.2014 11:58

Los viajes institucionales del alcalde de Barcelona en el extranjero suman un gasto de medio millón de euros de las arcas públicas del Ayuntamiento de la capital catalana.

El rotativo El Mundo hace públicas estas cifras, además de aportar datos que certifican los viajes de Xavier Trias en multitud de foros internacionales acompañado siempre de un amplio y costoso séquito de altos cargos y periodistas.

En lo que lleva de mandato, Trias ha realizado 19 viajes oficiales. El coste de 18 de ellos está contabilizado y asciende a 583.657 euros públicos, siendo la gira de 11 días a Miami, Medellín, Bogotá y Río de Janeiro que el edil hizo en abril de 2014 la más cara. Un total de 189.665 euros abonó el Consistorio para trasladar y alojar a la comitiva formada por 18 personas.

Los viajes no han supuesto ningún retorno para Barcelona

La propensión del alcalde de Barcelona de hacer acto de presencia en el extranjero ha despertado las suspicacias de la oposición municipal. Todos las fuerzas políticas salvo sus socios nacionalistas de ERC han criticado que los viajes de Trias son demasiado costosos y no suponen un retorno tangible para los intereses de la ciudad.

A modo de ejemplo, el viaje que Trias y una comitiva de 14 personas realizaron a China en julio de 2012 representó un gasto de 108.400 euros; o la gira por EEUU de mayo de 2013 con 17 acompañantes que implicó el gasto de 109.000 euros.

Por su parte, el Gobierno municipal ha alegado que el objetivo de sus salidas al extranjero es “profundizar la proyección exterior de la ciudad” y “atraer nueva actividad económica”.

Además, el Ayuntamiento de Barcelona no tiene habilitado ningún mecanismo de transparencia como el que hace poco impulsó el Congreso de los Diputados para supervisar el coste de los viajes oficiales de sus cargos electos y dar cuenta de que no haya dispendios excesivos o injustificados.

Comentar