Volkswagen frena sus inversiones en Cataluña a causa del plan secesionista promovido por la Generalidad

La fábrica que la multinacional tiene en Martorell está considerada la más moderna del Grupo Volkswagen en Europa. Cuenta con 11.500 empleados directos y otros 46.000 indirectos, repartidos por toda España. En lo que va de año, ha ampliado esta plantilla con 550 trabajadores temporales, que se han necesitado para reforzar las líneas de los Seat Ibiza, León y Audi Q3.

2 min
Redacción
Lunes, 24.11.2014 10:51

Ante la incertidumbre política que se vive en Cataluña a causa del proceso independentista, la compañía automovilística Volkswagen ha determinado frenar provisionalmente sus inversiones en la planta que tiene situada en Martorell.

Como informa El Mundo, la planta de Martorell continuará con la producción que tiene planificada hasta el momento pero, aunque el grupo alemán no ha querido informar aún sobre sus inversiones futuras, de momento ya ha destinado la producción del todocamino que estaba basado en la plataforma de Seat León a la República Checa, en detrimento de Martorell.

Ha sido precisamente esta pérdida del todocamino, para el que en Martorell había capacidad instalada disponible, lo que ha disparado todas las alarmas de que podría haber sido una decisión tomada a causa de la coyuntura política en Cataluña.

Además de esta pérdida, se le suma ahora la decisión de prolongar la vida del modelo Ibiza actual hasta 2017. Una vida más prolongada que la del Skoda Fabia, lanzado en 2007, un año antes que el modelo de la marca española, y que acaba de ser renovado. Para el Seat sólo habrá una renovación superficial para 2015, lo que no supone una gran inversión.

Asimismo, tampoco hay seguridad sobre la continuidad de la producción del Audi Q3 una vez concluya la vida comercial de la actual generación. Unas declaraciones del presidente del comité de empresa, Matías Carnero, asegurando que la segunda generación del modelo seguiría en Barcelona, fue rápidamente desmentida por el grupo.

Futuro incierto

La fábrica que la multinacional tiene en Martorell está considerada la más moderna del Grupo Volkswagen en Europa. Cuenta con 11.500 empleados directos y otros 46.000 indirectos, repartidos por toda España. En lo que va de año, ha ampliado esta plantilla con 550 trabajadores temporales, que se han necesitado para reforzar las líneas de los Seat Ibiza, León y Audi Q3.

A día de hoy, Martorell sigue siendo una planta con un buen nivel de carga de trabajo, pero con un futuro incierto.

Comentar