Entrevista a Montserrat Cutando, cabeza de lista de 'Podemos por la dignidad'

Cutando, candidata 'no oficialista' de Podemos: "El proceso independentista viene impuesto por CiU de la mano de ERC"

Montserrat Cutando (Barcelona, 1967) es la cabeza de lista de la candidatura 'Podemos por la dignidad' al Consejo Ciudadano de Podemos en la ciudad de Barcelona. Esta administrativa natural de Nou Barris pretende convencer a la mayoría de 8.500 simpatizantes con derecho a voto con un programa "de izquierdas y transversal". Se define como "no nacionalista". Lamenta que Pablo Iglesias haya apadrinado una de las cuatro listas que se presentan, la encabezada por Marc Bertomeu -de marcado perfil nacionalista-, porque "el secretario general de todos" debería "escuchar a todos los que se presentan".

10 min
Montserrat Cutando, cabeza de lista de la candidatura 'Podemos por la dignidad' al Consejo Ciudadano de Podemos en la ciudad de Barcelona
Sergio Fidalgo
Sábado, 27.12.2014 06:00

Este viernes ha empezado el proceso participativo que escogerá al Consejo Ciudadano de Podemos en Barcelona. El secretario general de la formación, Pablo Iglesias, estuvo hace unos días en la ciudad para participar en diversos actos. ¿Se ha reunido con su candidatura?

No, no lo ha hecho. De hecho, vino para el mitin que se hizo en el Pabellón de la Vall d'Hebron, ha participado en diversos actos y no se ha reunido con nosotros ni nos ha llamado.

Si lo hubiera hecho, ¿qué le habrían dicho?

Me hubiera gustado decirle a Pablo Iglesias que es el secretario general y no veo muy correcto que él haya avalado a una lista, que es 'Claro que podemos'. Es el secretario general de todas las bases de Podemos y creo que se debería haber sentado con todos nosotros, con las cuatro candidaturas que se presentan en Barcelona, para escucharnos.

¿Cómo se define la candidatura que usted encabeza?

Somos una candidatura que prefiere intentar mejorar las cosas. No somos ni crítica ni alternativa al programa de Podemos, porque Podemos es nuestro programa.

¿Entonces en qué se diferencian de las otras listas?

La diferencia básica es que entendemos que los círculos, que es la estructura básica del partido, han de tener capacidad de intervención dentro del Consejo Ciudadano, que no puede ser un órgano piramidal, la transversalidad ha de estar por encima. Cada círculo ha de participar en la medida que deba cada uno, porcentualmente o con otros baremos que acordemos entre todos.

Una de las propuestas de su candidatura es crear una especie de 'comité intercírculos' para que todos los círculos tengan representación a la hora de decidir las políticas de Podemos Barcelona. ¿Es así?

Desde el inicio nace un cierto distanciamiento entre el círculo que se autodenomina 'Círculo Barcelona' y el resto de círculos, ya que nosotros entendemos que no representa a toda la ciudad. En Barcelona hay muchos otros círculos, en muchos barrios, por eso proponemos la creación de un 'intercírculos' que los agrupe a todos. Entendemos que el 'Círculo Barcelona' debería desaparecer porque pensamos que cada persona debería estar adscrita al círculo que por territorio le corresponda. Hasta ahora no hemos conseguido que se cree este órgano y da la sensación que nunca se va a lograr, porque si se va a constituir un Consejo Ciudadano, algunos dirán: ¿para qué queremos un intercírculos? Pero creemos que sí es necesario. Son dos maneras de ver las cosas.

Pablo Iglesias defendió en el mitin de Barcelona, el "derecho a decidir", aunque en un sentido amplio. ¿Qué le parece esta postura?

Nosotros entendemos el "derecho a decidir" como lo puede entender cualquier persona de izquierdas. Un internacionalista nunca lo entendería como algo impuesto, y sobre todo algo impuesto por la "casta", por la casta más podrida que tanto daño nos ha hecho en esta vida. Lo entendemos como algo que nace de las bases, y que por mayoría lo llevan a cabo. El "derecho a decidir" no es compatible con la internacionalidad, es algo que no nos lleva a ningún sitio.

Por lo tanto, ¿os consideráis antinacionalistas?

Sí, antinacionalistas pero en todos los sentidos. A cualquier tipo de nacionalismo. No nos gustan. Somos esa gente que quiere quitar fronteras del mundo, que entendemos que nuestros hermanos y amigos que vienen de África o de Sudamérica tienen tanto derecho a vivir como cualquier otro. No puede haber una frontera que les coarte esa libertad para vivir.

¿El proceso independentista que está viviendo Cataluña viene de "arriba" o de "abajo"?

Viene impuesto por CiU, unido de la mano de ERC. Y nosotros nos definimos como no independentistas, no somos nacionalistas.

¿Ha servido el proceso independentista para tapar la política de recortes y de precarización que se ha producido en Cataluña?

Evidentemente. Cualquier movimiento del establishment, de las grandes capas políticas, está dirigido a ocultar sus propias miserias. El político de hoy en día tiene un problema, y es que ya no va a perder las elecciones, va a perder su posición porque va a ir a la cárcel. Porque no hay nadie que no esté corrupto. Y como lo saben y son conocedores de esta situación harán lo que sea. En este momento utilizaron una fórmula magistral que les ha funcionado que era erigirse como portavoces de la democracia "porque somos independentistas". Perdonen, la democracia no es eso. Demócratas somos los que pensamos que no hay fronteras. El que lo pone fronteras al mundo no es demócrata.

Jiménez Villarejo ha apoyado su candidatura, y ha colaborado en la redacción del programa, ¿no?

Si, Carlos Jiménez Villarejo ha contribuido en parte de nuestro programa, ya que ha aportado la directiva europea que lleva su nombre a nuestras propuestas. Y la asumimos como propia. Consiste básicamente en que no puede haber gente que se lucre a través de la política, de los lobbies de poder, a partir de las puertas giratorias. Hay que acabar con que haya políticos en España que después de toda una carrera en las instituciones públicas acaben en grandes empresas. No puede haber empresas en este país que nos estén exigiendo al Estado que rescindamos los derechos de la gente para su beneficio propio. No puede haber empresas que estén apostando por el TTIP, el Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y los Estados Unidos. No puede haber empresas que acumulen riquezas tales que suponga que el setenta por ciento de las personas sean pobres y un treinta por ciento sean ricas porque forman parte de esas empresas. Los políticos no pueden hacer eso, se tienen que dedicar a servir al pueblo. Ni más, ni menos. Lo demás es corrupción y corruptelas.

El Consejo Ciudadano de Barcelona cuenta con veinticinco puestos, pero su lista solo lleva dieciocho personas. ¿Por qué?

Pensamos que no hay que cerrar una lista a veinticinco porque en el caso que nuestra candidatura consiguiera ganar, podríamos incorporar, y de hecho nos gustaría hacerlo, a personas de otras listas.

¿Cree que si gana la candidatura 'oficialista' que encabeza Marc Bertomeu hará lo mismo?

No. Su lista va a veinticinco, la han cerrado, es imposible.

¿No tienen interés en integrar al resto de sectores?

No.

En su lista priman que la gente que forma parte de ella tenga cierta trayectoria de activismo social. ¿Por qué?

Entendemos que en esa meritocracia en que se ha convertido Podemos, el mérito no puede ser solo académico, que también, es bueno que haya gente con formación. Pero necesitamos méritos sociales, de lucha diaria en la calle. Gente que nos aporte la experiencia necesaria para hacer una política real frente a este Ayuntamiento. El académico puede ser un buen físico nuclear, pero a lo mejor no sabe nada de política.

Marc Bertomeu es muy joven, tiene veintidós años, parece una crítica a su trayectoria como activista.

Por eso lo decimos, entendemos a Podemos y a nuestros líderes como una herramienta. La herramienta no puede nunca separarse del yunque, tienen que ir de la mano. Si este partido nuestro no entiende que su crecimiento fundamental ha sido gracias al movimiento de los activistas durante este año, perderá un potencial enorme.

Usted ha participado en el movimiento okupa...

Sí, el de la ocupación de la masía de Can Masdeu.

¿Cómo ve este movimiento en Barcelona, con casos como el de Can Vies?

El problema en Barcelona es que todos los espacios tendrían que ser de gestión pública, y hoy en día se tiende a que todo esté gestionado por entidades privadas. Tenemos que luchar por los espacios de autogestión vecinal, llámese eso a Can Vies o hace diecisiete años a la ocupación de Can Masdeu. A estos últimos no los han podido desalojar y siguen trabajando. Y recuerdo que fue la primera sentencia de un juez que dijo "los chicos no salen de aquí, interactúan muy bien con el barrio de Canyelles". Hay que luchar por esto.

Los líderes de Podemos a nivel nacional últimamente utilizan mucho el concepto "transversal". ¿Qué le parece?

La transversalidad es completamente necesaria.

Pero Podemos comenzó como un movimiento de izquierdas, y ahora parece que se está convirtiendo en otra cosa.

No creo que sea otra cosa, sigue siendo transversal, como siempre, con la inmediatez que requiere y necesita el momento actual. Estamos a un año vista de las elecciones generales, y habrá que hacer todos los movimientos necesarios para que esto funcione y tire hacia adelante, y después llegará la transversalidad.

Pero su candidatura al Consejo Ciudadano se considera de izquierdas, no transversal...

Nuestra candidatura es de izquierdas, pero como la izquierda es transversal, y siempre lo ha sido, nos continuaremos proponiendo como una lista de izquierdas y transversal.

Su candidatura ha adoptado el nombre de 'Por la dignidad'. ¿Por qué?

Por la dignidad de las personas. Por la dignidad de todo lo que nos han quitado a los ciudadanos. La dignidad del ser humano es todo lo que teníamos, tanto a nivel social como laboral, y ya no lo tenemos. La dignidad en el entorno laboral, recordando que la primera reforma laboral, brutal, ya la hizo Felipe González. Pero esta del PP es que nos ha quitado todos los derechos laborales, la clase de despidos que se están haciendo llegan al extremo que se aplican despidos disciplinarios en los que el trabajador se va sin un céntimo de indemnización, se va con una carta de despido con una serie de mentiras que acaban tocando psicológicamente a las personas. Clamamos por la dignidad del ser humano, porque ya no la tenemos, somos auténticas colillas, nos fuman y nos tiran.

Usted es de Nou Barris, uno de los distritos que más han sufrido la crisis.

Es que Nou Barris está en el primer puesto a nivel estatal de desahucios, a veces hay cinco diarios. Es una brutalidad. Yo también participo, en la medida que puedo, cuando consigo cogerme un día personal, intento colaborar en pararlos. En Nou Barris está Ciutat Meridiana que ya es conocida como 'Villa desahucios'. Puedo asegurar que en el último que participé, con setenta personas, lo paralizamos. Sí es que es posible. Necesitamos la unidad de la gente. Porque dignidad es no tener que ir sobre jeringuillas por un barrio. La dignidad es no tener que nacer en un vertedero como le pasó a mi compañero sentimental. La dignidad es que a mis padres todo por lo que pelearon durante su vida, no se lo quiten ahora. La dignidad es que mis hijos tengan todos los derechos que tienen que tener, por los que he luchado durante toda mi vida. Eso es dignidad.

Comentar