Acto unitario en conmemoración de la Constitución en Barcelona

Sociedad Civil Catalana reúne a los principales dirigentes del PSC, PP, C's y UPyD en un debate sobre la Constitución, con motivo del 36 aniversario de la Carta Magna, que protagonizan una decena de juristas, politólogos, catedráticos universitarios y escritores.

9 min
El ex presidente de la Generalidad José Montilla; el presidente de SCC, Josep Ramon Bosch; la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho; el vicepresidente segundo de SCC, José Rosiñol; el ex primer secretario del PSC, Pere Navarro; y el secretario
Alejandro Tercero
Jueves, 4.12.2014 19:13

Sociedad Civil Catalana ha organizado este jueves un coloquio con motivo del 36 aniversario de la Constitución en el que una decena de juristas, politólogos, catedráticos universitarios y escritores han debatido en torno a la Carta Magna [ver aquí fotogalería del acto].

Bajo el título 'Constitución y democracia. Pasado, presente y futuro', han participado en el debate Manuel Ballbé, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB); Montserrat Baras, profesora titular de Ciencias Políticas de la UAB; Roberto Blanco, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela; Victoria Camps, catedrática de Ética de la UAB; Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB; Laura Freixas, escritora y feminista; Teresa Freixas, catedrática de Derecho Constitucional de la UAB; Ramón Punset, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo; Joan Botella, decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UAB y Sergio Vila-Sanjuan, periodista y escritor; bajo la moderación del periodista Manuel Campo Vidal.

La entidad contraria a la secesión ha reunido a alrededor de 750 personas en el Auditorio Axa de Barcelona, lo que les ha obligado a habilitar una sala anexa para poder dar cabida a todos los asistentes.

Miquel Iceta, Alicia Sánchez-Camacho, Matías Alonso y Ramon de Veciana

El acto ha reunido a las principales figuras de los partidos no nacionalistas en Cataluña. Así, han compartido las primeras filas el líder el PSC, Miquel Iceta; la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho; el secretario general de C's, Matías Alonso, y el portavoz de UPyD en Cataluña, Ramon de Veciana. Junto a ellos estaba el ex presidente de la Generalidad José Montilla, que ha sido recibido con pitos por parte de algunos asistentes, aunque inmediatamente han sido acallados por los aplausos de la mayoría del público.

También han asistido, entre otros, Pere Navarro, Maurici Lucena, Carles Martí, Assumpta Escarp, Esther Niubó, Gabriel Colomé y Joan Rangel, del PSC; Alberto Fernández Díaz, Enric Millo, Ángeles Esteller y Josep Llobet, del PP; Carmen de Rivera, Inés Arrimadas, José María Espejo, de Ciudadanos; Miguel del Amo, Carlos Silva y Montse Tonda, de UPyD; y Jordi Verdaguer, de UDC.

Con el lema "Convivencia, sí. Consenso, sí", el presidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, ha dado la bienvenida a todos los asistentes "a este acto por la convivencia de homenaje a la Constitución", que "cierra la trilogía de actos que SCC ha organizado el 11 de septiembre, en Tarragona, y el 12 de octubre, en Barcelona; y que pretende poner en valor el consenso de 1978, actitud que se ha de fortalecer y reivindicar, sobre todo en estos momentos de crisis política y social que vive España".

"A favor de un nuevo consenso político"

Por su parte, el vicepresidente primero de la entidad, Joaquim Coll, ha asegurado que el acto de este 4 de diciembre ha sido por un "doble sí: un sí a favor de la convivencia y un sí a favor del consenso. Sí a la convivencia enfrente del proyecto de ruptura social, económica, cultural, histórica y sentimental que proponen los secesionistas. Y un sí a favor de la convivencia entre los catalanes y entre los catalanes y el resto de españoles".

Coll ha añadido que ha sido "un acto a favor de un nuevo consenso político que antes o después ha de llegar sobre nuestro marco de convivencia que es necesario fortalecer después de 36 años" y ha destacado la importancia de "cambiar el eje del debate político en Cataluña para pasar de hablar de independencia y un quimérico futuro nuevo Estado a debatir y confrontar ideas de mejora y de reforma".

Bosch, que ha dado paso al debate, ha pedido "levantar la mirada y la ambición. De esta crisis saldremos de dos formas, con una España y una sociedad más débil o una España reformada y con un consenso político y social reforzado y actualizado".

"Sin la Constitución del 78, no nos habríamos insertado en el mundo occidental"

Las intervenciones de los ponentes han empezado con un reconocimiento hacia el ex presidente de la Generalidad José Montilla, del que Campo Vidal ha dicho "que trabajaba por la libertad y la democracia en Cornellà en los últimos años del franquismo", y ha relatado cómo "cuando el que aquí les habla convocaba a amigos que ahora son independentistas en los tiempos de la Asamblea de Cataluña, algunos de ellos no venían por si intervenía la Guardia Civil".

De la misma manera, el periodista y presentador del evento ha recordado el papel que jugaron hace 36 años Miquel Roca i Junyent y Jordi Solé Tura en la elaboración de la Constitución. Tras la presentación, se ha proyectado el vídeo '1812-1978. A la recerca d’un consens', en el que se ha repasado la historia constitucional de España.

Después, Campo Vidal ha introducido el primer bloque de debate, sobre "Constitucionalismo europeo y desarrollo", en el que Freixes ha defendido la Constitución española como un texto inmerso dentro de la tradición europea, con la que comparte el consenso en su elaboración y sus tres ejes básicos: "El Estado de derecho, la democracia y los derechos humanos". Y ha asegurado que "sin la Constitución del 78 no nos habríamos insertado en el mundo occidental. ¿Qué habría sido de España si no estuviéramos en el euro?".

"Para cambiar la Constitución no nos hemos de fijar en los que son desleales"

El segundo bloque ha estado dedicado a los cambios de la Constitución, la regeneración política y la organización territorial. Punset ha defendido que "lo primero que habría que reformar de la Carta Magna es el Título X, para facilitar las posteriores reformas. La Constitución es rígida".

Baras, por su parte, ha solicitado "observar si hay consenso para ver qué artículos y cuestiones se han de someter a modificación". Freixes ha sido más directa y ha pedido directamente su reforma. El catedrático Joan Botella, que ha participado mediante un vídeo grabado, ha puesto énfasis "en los problemas que han surgido que no existían en 1978, como el debate sobre la organización territorial del Estado; en ese momento no se reguló dicha organización, sino el proceso para desarrollarlo".

Carreras ha hecho un llamamiento para que los partidos políticos "se abran", dado que son "muy cerrados e impenetrables y presentan pocos alicientes para que puedan entrar personas preparadas”. Pero ha asegurado que “se ha de pedir a los ciudadanos conciencia cívica y que participen, de la misma manera que se han de mejorar los partidos, los sindicatos y los medios de comunicación". Y ha lamentado que "en España falta lealtad federal". Aspecto que ha compartido Punset: "A la hora de cambiar la Constitución no nos hemos de fijar en los que son desleales, sino en el conjunto de la población".

"Se ha de reivindicar la pluralidad lingüística en España"

El último bloque, dedicado a temas sectoriales, ha contado con una defensa de Ballbé de "los cuatro millones de catalanes que no participaron en el 9N". Freixes ha afirmado que "no hay legitimidad en una democracia fuera de la legalidad" y que "si no tenemos esto claro nos expulsarán de Europa, porque este es su fundamento". Por su parte, el escritor y periodista Vila-Sanjuan ha puesto sobre la mesa la cuestión de la pluralidad lingüística de España, y si las instituciones de la Administración General del Estado deberían garantizar la visibilidad de las lenguas oficiales en todo el territorio, en instituciones como los grandes museos nacionales, por ejemplo.

La escritora Laura Freixas ha asegurado que "todos los españoles conocen el Quijote" pero "en el resto de España no saben quién es Ramón Llull". Y ha pedido que este tipo de deficiencias se han de "resolver mediante la enseñanza". También ha solicitado más amplitud de miras a la hora de conceder galardones como el Premio Nacional de Narrativa, del que ha asegurado "que puede ser concedido a cualquier escritor que utilice cualquiera de las lenguas cooficiales", pero que "a la hora de la verdad de los últimos veinte, quince han sido para autores en lengua castellana" y ha pedido más "equidad" entre hombres y mujeres en este campo.

En este debate, Camps ha asegurado que "se ha de reivindicar la pluralidad lingüística en España", y también ha pedido "que en Cataluña se reconozca que es una comunidad bilingüe". Freixes también se ha mostrado a favor de esta posición afirmando que "un país bilingüe está muy bien" y que "no nos damos cuenta de la ventaja de pasarnos de una lengua a otra sin darnos cuenta". Ha concluido con una llamada a evitar el enfrentamiento: "No podemos permitirnos que la lengua se convierta en un problema político".

Finalmente, Campo Vidal ha cerrado el acto con una cita del histórico canciller alemán Bismarck: "España es una nación muy fuerte, la más fuerte, tanto que los españoles han tratado de autodestruirla, y no lo han conseguido".

Comentar