Revista de prensa

Almogávares, los Intocables de J. Fernández, en el 'Ara'

Turull comenta la "estética Pigem" aleccionado por el diácono Tururull, de Ignacio Vidal-Folch. La Vanguardia apela a la "política creativa" y la "positividad". Los hombres de Jorge Harrelson Fernández.

10 min
Pablo Planas
Lunes, 1.12.2014 10:54

Si Rajoy es una fábrica de independentistas, Jordi Turull es un agente del PP infiltrado en CiU. A Turull le tomó exactamente la medida Ignacio Vidal-Folch cuando en un celebrado artículo sobre la penúltima Diada y el Congreso Eucarístico de Barcelona de 1952 escribía: "Aquello fue una fabulosa comunión en los dogmas religiosos, en la que, por supuesto, no sólo participó la curia, sino también, espontánea, alegre, fervorosamente, la buena gente en general, dando ejemplo de civismo al mundo, la buena gente magníficamente representada por monjas seglares como las señoritas Muriel Casals, Carme Forcadell y monja Forcades, pues ya se sabe que las beatas siempre han tenido una gran tradición en la Iglesia católica. Con ellas los diáconos Rull, Turull y Tururull destacaron por su hiperactividad evangelizante, mientras los conversos Mas, Mas-Colell, Mascarell y Maragall, para hacer olvidar su tibieza pasada practicaban un entusiasmo apostólico impostado, manejando el cilicio con severidad implacable… sobre espaldas ajenas".

Se trata de un artículo publicado en CRÓNICA GLOBAL el 27 de septiembre del 2013 cuya relectura contribuye al sosiego de las almas perdidas en tierra de nadie.

La prensa del día resulta en general menos esclarecedora que el antecitado texto, pero al aventar las hojas salen sapos y culebras. En la recogida manual de paja es imprescindible lanzar al aire el forraje con un rastrillo para espantar a los bichos. Y del cribado se deduce que la frase del día se la dictó Turullull a Turull, quien acertó a vocalizar al respecto de Mercè Pigem, ya exvocal de CiU del CGPJ: "Ha estado un problema de estética". ¿Estética, estimado diácono? Ni ha estado ni se espera a la estética en el caso Pigem. Que la estética hace estragos es un lugar común en las revistas del corazón, un recurso barato y tramposo, pero eficaz y ligero. Ideal, por tanto, en términos de baja inversión y alto rendimiento. Pero ese no es el problema de la señora Pigem, sino uno muy diferente y afecto a la ética. A Pigem la han dimitido en su partido porque en esa casa embargada ya no cabe ni un billete más de dinero raro y porque la imagen de los convergentes Andorra va, Andorra viene es como lo de las tarjetas black multiplicado por cien.

Aturullado dijo también el portavoz que esto es otro episodio de la tan cacareada "guerra sucia" España-Cataluña. Alucinan en grupo. El señor que organizó la actual policía autonómica catalana dice que el CNI le sigue a todas partes. Mas también lo apunta cada vez que tiene ocasión y ahora Turull atribuye la torpeza de Pigem (y hermana) y la diligencia de la Guardia Civil (o Benemérita) a las cloacas del Estado. Corre el rumor en Convergencia y por la Generalidad de que Pujol confesó tras ser alcanzado por un dardo microscópico con suero de la verdad lanzado por un espía francotirador desde una azotea próxima al domicilio del prócer.

Todo cabe. En el Ara, por ejemplo, denuncian a todo trapo la existencia de un grupo de policías españoles con conocimiento de las lenguas cooficiales de España reclutados por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, para formar parte de una unidad "contraseparatista". Firma Pedro Águeda y en el texto se sostiene que la fracción fue creada en 2012 con la intención de dinamitar (esto no lo dice el autor, sino el suprafirmante) el proceso independentista. Una punta de lanza por encima de la UDEF, la UCO, los de Asuntos Internos y los chicos del CNI o La Casa.

Como saben hablar catalán les llaman los Almogávares (y también los Intocables) y rivalizan en agudeza y perspicacia con los Mortadelos de los Mossos, el germen de la central de inteligencia catalana (CIC).

En el Abc, David Gistau notifica la deserción de la capital del Reino: "Mientras en Madrid las conversaciones se vuelven cada vez más disparatadas y oscilan entre la rendición de la Constitución y el lanzamiento en paracaídas de la Legión –lo cual invalida Madrid como salvador exógeno–, cada vez tengo más arraigada la certeza de que Mas logrará limitar, con las elecciones plebiscitarias, la solución política a lo que exprese el votante catalán. Y que ya no queda sino traspasar toda la responsabilidad a esos supuestos cuatro millones que hicieron bien en no participar en la charlotada del 9-N, pero que pronto serán convocados a una decisión de futuro en la que estarán solos. Si ellos no evitan una mayoría independentista en el Parlamento catalán, que no esperen nada de Madrid, porque en Madrid, cuyo próximo Parlamento encima es imprevisible, todos los días a las ocho de la tarde no te dictan una conferencia, te explican una solución definitiva para Cataluña".

Solos, dispersos y rodeados, pero bien informados. María Jesús Cañizares, la delegada del Abc en Cataluña aporta detalles muy sugerentes sobre el medio ambiente catalán y el microclima policial: "Resultan injustas esas voces que sostienen que el Estado ha desaparecido en Cataluña. De Luna ha sido declarada persona «non grata» por ejercer su cargo y ha recibido algún que otro plante por parte del Gobierno catalán, al que le sobra las estructuras del Estado español. El último tuvo lugar la semana pasada, con ocasión de la entrega de premios a instituciones dedicadas a proteger a la mujer. El Gobierno premió a los Mossos d’Esquadra por su labor en la lucha contra la violencia doméstica. Los agentes que recogieron el galardón acudieron al acto a pelo, pues ningún alto cargo de la Consejería de Interior de la Generalitat les acompañó. Y eso que las relaciones entre el titular de este departamento, Ramon Espadaler, y De Luna son buenas".

También comenta el caso de un libro sobre la familia Pujol que se ha agotado dos veces en una librería de General Mitre, cerca del domicilio del expresidente catalán; un expediente X de afición a la lectura puesto que no parece plausible que el apelado se vaya a gastar un euro en retirar de los anaqueles el panfleto subversivo.

En La Razón entrevistan al ministro de Exteriores, García Margallo, que dice que en lo de Cataluña "se puede hablar de todo", menos de una "secesión unilateral", pero destaca sobremanera un artículo de J. Ors en las páginas de Cultura. "Yo me cago en vuestros derechos" se titula la pieza, que informa de la traducción al español de la primera novela de Eduard Limónov, "Soy yo, Édichka". Comenta Ors que fue Emmanuel Carrère quien alumbró en Occidente la figura de Limónov con la biografía de un personaje que fue chapero, proxeneta, poeta, mayordomo, periodista, guerrillero en los Balcanes, preso en Siberia y la intemereta. Cada vez es mayor la secta de admiradores del autor de la frase: "Mi vida ha sido una mierda". Limónov, que ni siquiera es apellido, sino apodo.

De surrealismo a surrealismo, el eterno retorno a la política catalana nos lleva a la pieza editorial de La Vanguardia, que se manifiesta sobre la visita de Rajoy a Barcelona. Dice así: "Es del todo comprensible que el presidente del Gobierno defienda la validez de la Constitución y mire por los intereses de su partido, pero ello no está reñido con el pactismo y la política creativa. Al Gobierno de España se le acumulan los problemas ante un año 2015 que se presenta no poco difícil. Estamos convencidos de que una posición de apertura respecto a Catalunya podría tener efectos positivos para esa cadena de dificultades, aunque los gurús electorales de toda la vida sostengan lo contrario. Los tiempos están cambiando, y la sociedad hoy exige innovación y positividad. Es por ello que nos mantenemos en la posición favorable al pacto y rechazamos que los caminos del entendimiento estén en la actualidad ya cerrados. Sólo los frívolos y los irresponsables pueden alegrarse hoy de que una tercera vía pueda parecer obturada".

Pactismo y política creativa, así como innovación y positividad es lo que rezuma el contenido de la crónica de Isabel Garcia Pagan, quien expone los próximos pasos del Gobierno de la Generalidad tras proclamar Mas un plan de Estado de excepción electoral para los meses venideros. Escribe: "Mariano Rajoy garantizó el sábado apoyo económico a la Generalitat por “compromiso con los catalanes y lealtad con sus instituciones” al margen del plan independentista de Artur Mas, y la Generalitat está dispuesta a poner a prueba esa oferta de colaboración desde el primer día. Pero su planteamiento va más allá de acudir al Fondo de Liquidez Autonómica para financiarse y atender el pago de facturas de proveedores. El proyecto de presupuestos de la Generalitat para el 2015 que Andreu Mas-Colell presentará mañana incluye como ingresos partidas que dependen de la negociación política con el Gobierno central y que el Ejecutivo catalán considera que le corresponden. Se trata de comprobar su “buena voluntad”, sostienen".

Así pues, estamos por una parte a las puertas de la independencia y por la otra con los presupuestos del año que viene, lo que demuestra a la perfección las ventajas de ser de aquí. En El Mundo, Federico Jiménez Losantos sintetiza el plan: "Lo que hay que encajar es la España constitucional en la Cataluña dictatorial, donde no hay libertad para rotular, estudiar o proclamarse español. Esta Cataluña no es capaz más que de corromper y, por ende, desencajar, a España en general y a su interior España en particular. Y ese es el reto político y legal. Lo demás, engañaconstituciones y engañabobos".

La tontería del fútbol. Ahí está, sólo un juego. Y un muerto.

1 de diciembre, Amancio, Eloy, Cándida, Lucio y Natalia.