En la "opinión pública catalana"

Borrell ve "falta de formación" en la "opinión pública catalana" sobre la independencia

El ex dirigente socialista admite que "quizá" la secesión deba decidirse votando, pero precisa que "este voto tiene que estar educado, formado, informado, y no es el caso".

2 min
El ex ministro Josep Borell, firmando en el libro de visitas del Parlamento autonómico de Canarias
Redacción
Viernes, 5.12.2014 16:20

El ex ministro de Hacienda y ex presidente del Parlamento europeo Josep Borrell constata que la "opinión pública catalana" no está "ni formada ni educada" sobre lo que significa la independencia. Además, considera que los partidos piensan a corto plazo, y que deben ser los ciudadanos los que, con su voto, privilegien las políticas que vayan "más allá".

Así se ha expresado Borrell -que en diversas ocasiones se ha posicionado en contra de la posibilidad de que Cataluña se separe del resto de España- en un coloquio con estudiantes en el Parlamento autonómico de Canarias, tras impartir una conferencia sobre energía.

Borrell ha lamentado que la ciudadanía en Cataluña no está "formada ni educada" sobre lo que "significan" las opciones que se plantean con una hipotética secesión. Una observación que ha lanzado ante la posibilidad de un referéndum secesionista, ya que, según ha valorado, la independencia "quizá se debe resolver con el voto, pero este voto tiene que estar educado, formado, informado". "Y no es el caso", ha añadido.

Los partidos y el corto plazo

El ex ministro no sólo ha tenido críticas para la opinión pública, sino que también las ha extendido a los partidos, que, en su opinión, evitan algunas actuaciones necesarias cuyos efectos positivos solo se percibirían a largo plazo, al pensar en términos electorales.

En este sentido, Borrell ha apelado a los votantes. Esta vez, en clave positiva, al pedir que los ciudadanos den su voto a políticas que vayan "más allá" de las elecciones. Como ejemplo, ha citado la lucha contra el cambio climático, que necesita, según ha expresado, una "democracia madura", que sea capaz de "valorar el coste-beneficio".

En una línea parecida, Borrell ha criticado que los partidos tiendan "cada vez más" a centrarse en "la demanda local", y ha puesto como ejemplo que, en su época de ministro, el PP de Murcia apoyaba el trasvase del Tajo, mientras el de Castilla-La Mancha lo rechazaba. Por lo que ha pedido "un partido nacional que tenga una idea clara del bien común".

Comentar