CiU, ERC y la CUP, contra la compañía catalana

El boicot del independentismo a Freixenet fracasa por las ventas en el resto de España

Bonet reconoce el boicot puesto en marcha por el independentismo contra la compañía que preside, señalando que incluso hay gente que se lo dice "a la cara". Pero cree que el ataque no tendrá "una gran incidencia" porque la campaña "va bien" en el resto del país.

3 min
El presidente de Freixenet, José Luis Bonet (en el centro)
Redacción
Miércoles, 24.12.2014 01:43

El boicot puesto en marcha por el independentismo catalán contra Freixenet por no apoyar el plan secesionista no está consiguiendo el efecto deseado. Según ha asegurado el presidente de la compañía catalana, José Luis Bonet, los intentos por perjudicar las ventas del cava en Cataluña se están viendo compensados por las ventas en el resto de España.

Durante un contacto con los medios de comunicación en Murcia, Bonet, que también es presidente de la Cámara de Comercio de España, ha reconocido que su compañía está sufriendo un boicot en Cataluña, y que incluso hay gente que se lo dice "a la cara", pero ha considerado que no tendrá "una gran incidencia" porque la campaña "van bien" en el resto del país.

Bonet ha añadido que estamos en "un primer momento de recuperación", por lo que la incidencia de cualquier cuestión de este tipo "es menor".

Bonet insta a "tender puentes" para superar el independentismo

El presidente de Freixenet también ha aprovechado la ocasión para instar a resolver el problema del independentismo catalán "de la mejor manera posible", con "mucha paciencia y prudencia", para lo que ha recomendado "hablar y llegar a consensos". "Yo no veo otra manera de solucionarlo que tendiendo puentes", ha insistido.

En relación a la querella contra el presidente de la Generalidad, Artur Mas, por desobedecer al Tribunal Constitucional y organizar la consulta independentista del 9N, Bonet lo ha calificado de "incidente" y ha declinado entrar a valorarlo. Sí ha reiterado, en cambio, su posición respecto a Podemos, al indicar que cree que "su ideario no le conviene a España".

CiU, ERC y la CUP, contra Freixenet

El boicot contra Freixenet lo puso en marcha el pasado 26 de noviembre la diputada autonómica de CiU Elena Ribera. Ese mismo día, la compañía de cava presentó su tradicional anuncio de Navidad, que terminaba con un mensaje: "Por los próximos cien años juntos".

Ribera no tardó en lanzar un tuit criticándolo: "Freixenet buscando no perder cuota de mercado brinda por cien años juntos. Acaba de perder dos millones de consumidores catalanes... potenciales". Aunque posteriormente aseguró que su intención no era animar a ningún boicot.

Al día siguente, las juventudes de ERC en Sant Sadurní desplegaron una pancarta ante la sede de Freixenet en la que se podía leer: "Bonet no nos representa. Brindamos por 100 años libres". Y emitieron un comunicado en el cargaban contra el "sentimiento españolista" de Bonet.

Este mismo martes, el cantante, activista independentista y concejal de la CUP Francesc Ribera Titot, desde su cuenta de Twitter, animaba a seguir boicoteando a la compañía catalana: "Cualquier cava menos Freixenet".

Comentar