Junqueras rechaza la candidatura unitaria independentista propuesta por Mas y aboga por listas separadas con un punto en común

El líder de ERC considera que presentando candidaturas independentistas separadas -y haciendo un acto común previo a las elecciones en el que se visualice la unidad- podrán conseguir más apoyos. Defiende la creación de un gobierno de concentración posterior para "ejercer" la independencia desde el primer día.

6 min
El líder de ERC, Oriol Junqueras, durante la conferencia de este martes
Redacción
Martes, 2.12.2014 19:40

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha rechazado este martes la candidatura unitaria independentista propuesta por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, para concurrir a unas elecciones autonómicas anticipadas que se utilizarían como un referéndum secesionista.

En una conferencia pronunciada ante más de 2.000 personas en el Palacio de Congresos de Cataluña, y en presencia del propio Mas, Junqueras se ha mostrado partidario de que los partidos independentistas se presenten con separado.

"La mejor forma de maximizar los votos independentistas y la respresentación de los independentistas en el futuro Parlamento [autonómico] y, por tanto, que la mayoría parlamentaria que apoye el proceso sea lo más amplia posible, es que ningún independentista se sienta excluido. Por tanto, todo el mundo ha de encontrar un referente de aquellos elementos políticos, culturales, económicos y sociales que le haga sentir cómodo en este tránsito hacia la independencia", ha explicado para justificar su portazo a la propuesta de Mas

Compartir parte del nombre de las candidaturas y un punto del programa

En contrapartida, Junqueras ha propuesto cinco "elementos de unidad" que darían "visualización" a la unidad del "proceso" independentista. En primer lugar, el líder de ERC apuesta por que "las diversas candidaturas que hubiesen en las próximas elecciones compartiesen, al menos, una parte del nombre de estas candidaturas", que podría ser el de "candidatura por la independencia", manteniendo las siglas de cada partido.

Además, todos los partidos deberían compartir un punto del programa, "tan destacado como fuese necesario para la tranquilidad de todo el mundo", defendiendo la independencia.

Un acto conjunto e inclusión de personalidades independentistas

Junqueras también ha planteado que todos los partidos independentistas hagan "un acto común" previo a las elecciones para que quede aún más clara su posición, y ha puesto como referencia la campaña Ara es l'hora, que organizaron la Assamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural para promocionar la consulta del 9N.

El cuarto punto de la propuesta del líder de ERC sería la inclusión de incluir en todas las listas "personas independientes" que sean "relevantes en diversos ámbitos de la economía, de la sociedad, etc.", y que actuarían como "correa de transmisión" o "elementos de conexión" de estas candidaturas, y que sería los "garantes de que estos objetivos compartidos se mantendrán".

Un gobierno de concentración para "ejercer" la independencia de forma inmediata

Finalmente, Junqueras ha señalado como imprescindible asumir el compromiso de que, si estos partidos consiguiesen la mayoría absoluta tras las elecciones, debe formarse "un gobierno de la máxima unidad posible" -"de unidad nacional" o "de concentración"- y que expresase "la pluralidad" del independentismo catalán.

Ese gobierno debería "ejercer" y "actuar" plenamente "como un Estado independiente" desde el primer momento, porque "las negociaciones con Estado que te niega tu derecho a ser Estado solo son posibles cuando son negociaciones entre iguales". "Es imposible negociar como parte con un todo que no te quiere reconocer ni como todo ni, frecuentemente, como parte", ha insistido para defender que será entonces cuando se puedan desarrollar las estructuras de Estado necesarias.

Solo un referéndum para ratificar la Constitución de la Cataluña independiente

Junqueras también ha marcado otra diferencia con el plan de Mas. El presidente de la Generalidad planteó la semana pasada que, tras un período constituyente de 18 meses, debía realizarse otro referéndum para confirmar la independencia.

El líder de ERC, en cambio, ha señalado que la independencia "solo se ha de ratificar una vez", tras las primeras elecciones con las candidaturas 'paraguas'. Posteriormente, solo aceptaría un referéndum de ratificación de la Constitución de la Cataluña independiente, una vez elaborada.

Rechazo a CiU por la corrupción, y advertencia sobre Podemos

Entre los argumentos esgrimidos para presentar listas separadas, Junqueras ha insistido en que "mucha gente necesita" que las ofertas independentistas tengan alguna diferencia, entre otras cosas, en lo relativo a "la lucha contra la corrupción", en clara referencia a CiU, sin citarles.

Y ha advertido que sería "una traición dejar la bandera de la justicia social a los que no quieren la independencia", en este caso, refiriéndose a Podemos, aunque también sin citarles expresamente.

"No dejemos a nuestros hijos en manos de un Estado que no nos quiere"

Junqueras ha aprovechado la ocasión para dejar caer todo tipo de frases hechas para ganarse a la audiencia: "Nunca habíamos estado tan contentos como ahora porque nunca habíamos llegado tan lejos, tantos ni tan juntos; en nuestro país [por Cataluña] hay muchos más demócratas que independentistas, porque todos los independentistas son demócratas pero no todos los demócratas son independentistas"; "hay una unidad, que es la unidad de todos, que nos parece más valiosa que la unidad de unos cuantos"; y "el futuro de nuestros hijos estará mejor garantizado si este futuro está en manos de nuestros hijos y no en manos de un Estado que no nos quiere; dejémosles en herencia un país independiente, justo y limpio".

El líder de ERC -que ha pronunciado su conferencia de 66 minutos sin papeles y sin atril- ha sido recibido y despedido con gritos de "independencia", y tanto al principio como al final se ha saludado con Mas, que ha seguido su intervención en primera fila, tomando notas, aunque ha declinado hacer valoraciones a los medios al final del acto.

Entre los asistentes se encontraban dirigentes de CDC (Josep Rull, Mercè Consea y Jordi Turull), del PSC (Maurici Lucena) y de ICV-EUiA (David Companyon), así como las presidentas de la ANC (Carme Forcadell) y Òmnium Cultural (Muriel Casals), representantes de las patronales y de los sindicatos, y todo tipo de personalidades del ámbito independentista, como Joan Rigol, Josep Maria Vila d'Abadal, Eduardo Reyes, Miquel Sellarès, Miquel Calçada 'Mikimoto', Joan Ignasi Elena, Salvador Alsius, Martí Anglada, Alfons López Tena, Joan Puigcercós, Joan Manuel Tresserras, Germà Bel, Montserrat Carulla, Màrius Serra, Joan Laporta, Toni Albà y Jordi Porta, entre otros.

Comentar