Enmiendas a la totalidad

PP y C's rechazan unos presupuestos "engañosos" y "ficticios"

Ambas formaciones coinciden en que el gobierno autonómico cuenta con unos ingresos extra, los que exige al Gobierno, que no pueden garantizarse.

2 min
La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, en su intervención en el Debate de Política General en el Parlamento autonómico.
Redacción
Martes, 2.12.2014 20:58

Los dos partidos del Parlamento autonómico que rechazan el denominado "derecho a decidir", PP y C's, han coincidido también en rechazar con casi idéntico énfasis el proyecto de presupuestos de la Generalidad para 2015 que ha presentado este martes el consejero de Economía y Competititvidad, Andreu Mas-Colell. Ambas formaciones han anunciado que presentarán enmiendas a la totalidad al proyecto.

Desde el PP catalán, su presidenta, Alicia Sánchez-Camacho, ha tildado los presupuestos de "ficticios, irreales y engañosos". Y se ha detenido especialmente en el "capítulo de ingresos falseado, en el que no son capaces de generar ingresos", refiriéndose a la pretensión del Gobierno autonómico de obtener más de 2.000 millones extra en transferencias inexigibles del Gobierno.

"Artur Mas ha demostrado que es un gran organizador de manifestaciones y de simulacros antidemocráticos pero es un pésimo gestor que es incapaz de hacer presupuestos reales", ha cargado Sánchez-Camacho, que considera que el presidente autonómico pretende que el Gobierno le "salve" los presupuestos porque "es incapaz de gestionar y de resolver los problemas de los catalanes".

"Ingresos que nadie puede garantizar"

Por parte de C's, su portavoz parlamentaria, Carina Mejías, se ha expresado en términos parecidos. Ha considerado estos presupuestos "ficticios", porque, según ha indicado, "están fiados a negociaciones e ingresos que nadie puede garantizar y no tienen ningún tipo de apoyo".

La dirigente de la formación naranja ha afirmado que las cuentas presentadas por el gobierno autonómico "no tienen ningún tipo de credibilidad". Y ha añadido que, además, "quedarían en papel mojado" en caso de un inmediato adelanto electoral.