Ya pactó con el PSC

Trias obtiene la abstención de ERC y podrá aprobar los presupuestos

El alcalde 'convergente' de Barcelona se asegura aprobar las cuentas municipales de 2015, aunque tendrá que recurrir a su voto de calidad.

2 min
Xavier Trias y Jordi Portabella
Redacción
Martes, 9.12.2014 15:35
La facilidad para llegar a acuerdos es muy diferente a lado y lado de la plaza de San Jaime de Barcelona. Cuando el presidente de la Generalidad, Artur Mas, aun ni ha empezado a negociar los presupuestos de 2015 con sus únicos dos posibles aliados, ERC y el PSC, su correligionario en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, ya ha llegado a un pacto con ambos que le garantiza aprobar las cuentas de inmediato.

Así ha sucedido después de que el líder de UpB (ERC, RCat y la DC de Joan Laporta) en el Ayuntamiento, Jordi Portabella, haya anunciado que se abstendrá en el pleno municipal del día 19 que votará las cuentas de Trias para 2015, al haber cerrado un acuerdo con este que garantiza nuevas inversiones en educación y vivienda.

La abstención de los dos concejales de UpB -el propio Portabella y Laporta-, sumada a la de los 11 representantes del PSC que ya anunció el alcaldable socialista, Jaume Collboni, la semana pasada -tras lograr un pacto con Trias para bajar el precio de la T-10-, garantiza que el Gobierno municipal pueda aprobar las cuentas en solitario, aunque sea por los pelos.

Trías deberá tirar de voto de calidad

Así, en el pleno municipal del día 19, los 14 votos a favor de las presupuestos de los concejales de CiU empatarán con los 14 en contra que ya han anunciado tanto el PP catalán (9 concejales) como ICV-EUiA (5). Un empate que se resolverá recurriendo al voto de calidad del propio alcalde Trias, como ya hizo por ejemplo en octubre, al aprobar la liquidación de las cuentas de 2012.

Según ha explicado Portabella, el acuerdo cerrado con CiU garantiza una inversión adicional de 8,5 millones de euros en 2015 para centros de Primaria y Secundaria, de los cuales 3,5 se destinarán a nuevas tecnologías, algo que, para Portabella, permitirá "romper en cierta forma la brecha digital en algunos distritos de la ciudad".

Portabella también ha explicado que ha obtenido de Trias el compromiso de crear un programa de ayuda para familias que no puedan pagar la totalidad del alquiler -"pero sí una parte"-, del cual se podrán beneficiar 1.300 familias en 2015, con una inversión de seis millones. Se prevé continuar con el plan después de las elecciones, con una inversión de 10 millones, para subvencionar el alquiler de 2.300 familias, los años 2016 y 2017.