TV3 equipara a España con un maltratador para promover la secesión de Cataluña

La televisión de la Generalidad emite en prime time el documental 'L'endemà' ('El día después'), en el que medio centenar de personalidades del mundo político, económico, cultural y social tratan de vender una Cataluña independiente idílica. Para ello, apelan a los principales tópicos creados por el nacionalismo. La cinta, dirigida por la activista independentista Isona Passola, compara a España con un maltratador de mujeres, y la presenta como "el Estado más nacionalista de Europa occidental", que expolia a Cataluña y la tiene sometida. No aparece ni una sola voz discrepante.

19 min
Redacción
Viernes, 19.12.2014 06:01

Cuando parecía que todo ya estaba visto en la práctica de la propaganda política partidista financiada con fondos públicos, TV3 ha vuelto a sorprender a propios y a extraños superándose a sí misma.

Esto es lo que ocurrió el pasado miércoles, con la emisión por parte de la televisión de la Generalidad en prime time del documental 'L'endemà' ('El día después', en castellano), dirigido por la activista independentista Isona Passola y coproducido por la propia TV3.

Ni una sola voz contraria a la secesión

La cinta se presenta con el objetivo de "aclarar las numerosas dudas de los indecisos" ante una posible independencia de Cataluña, tratando de "analizar la realidad desde una mirada abierta, crítica y nada convencional".

Pero lo cierto es que la película, desde el primer minuto hasta el último (y dura 96), es una suerte de publirreportaje en defensa de la secesión, en el que la imparcialidad brilla por su ausencia, hasta el punto de que ni uno solo del medio centenar de entrevistados que aparece expresa su oposición a la ruptura o advierte de la más mínima consecuencia negativa que esta pudiera generar. Un contenido que ha recibod todo tipo de críticas en las redes sociales.

El resto de España, representado como un maltratador a Cataluña

Por otra parte, las entrevistas se intercalan con representaciones en las que se compara la relación entre Cataluña y el resto de España con diversas situaciones. En una de ellas se identifica al resto de España con una prostituta, y en otra con un corrupto.

La más sangrante de todas ellas es la que equipara a Cataluña con una mujer maltratada por su pareja, que representa que es el resto de España. "Me ahogas, estoy anulada, no puedo más", dice ella, antes de anunciarle que se separa. "Tú no te vas a ninguna parte, ¿te ha quedado claro? Tú no te vas a ninguna parte, ¡me cago en la puta!", responde él a gritos mientras deshace la maleta que estaba preparando la mujer y rompe un libro lanzando los trozos al aire. "Tienes derecho a decidir sobre ti, no sobre mí", añade ella, a lo que él sigue respondiendo con gritos: "¡Que tú no te vas!".

"España es seguramente el Estado más nacionalista de Europa occidental"

El primero de los entrevistados que aparece en el documental es el economista Xavier Sala i Martín, quien critica las "mentiras" que se utilizan para argumentar contra la secesión de Cataluña porque "dan miedo". Y asegura que "los españoles, de aquí a diez años, serán nuestros grandes aliados en las Naciones Unidas, en Europa", pero advierte de que "una cosa es la amistad y otra la sumisión".

El economista Germà Bel señala: "El Estado español es un Estado de construcción ultranacionalista que ha forzado la identificación entre el Estado y la nación; es seguramente el Estado más nacionalista de Europa occidental".

"Voy a luchar por esta tierra que nos dio lo que en Andalucía no podíamos tener"

Por su parte, el periodista Jordi Basté tilda el proyecto secesionista de histórico. Mientras que el presidente de Súmate -la entidad de castellanohablantes independentistas- añade para justificar su apoyo a la secesión: "Tengo una hija y dos nietos por los que voy a luchar y por esta tierra que nos acogió y nos dio lo que allí [en Andalucía] no podíamos tener".

El escritor y periodista Vicenç Villatoro destaca que "nosotros [por Cataluña] hemos sido históricamente Nueva York, hemos sido el espacio donde llegaba la gente y se encontraba un horizonte más grande".

"Estaremos mejor pero sin perder nada"

Para tratar la cuestión de la lengua, el ex consejero de Cultura y Medios de Comunicación durante el tripartito Joan Manuel Tresserras (ERC) señala que "la lengua castellana tendrá también un papel importante en Cataluña [tras una supuesta secesión], no por ser la lengua del Estado que ha perseguido la cultura catalana, sino porque es la lengua materna y de origen de muchos de nuestros conciudadanos".

Basté augura que, tras la independencia, se podrán seguir viendo y oyendo todas las televisiones y radios que se recibe ahora porque "estaremos mejor pero sin perder nada". Tresserras añade que, además, se realizará "un periodismo más plural, más independiente, más libre y más abierto".

"Hace falta la independencia"

Un técnico en medio ambiente asegura que "no variaría la gestión del Ebro aunque Cataluña fuese un Estado" porque "el Danubio pasa por 14 países" y no hay ningún problema.

El biólogo y sociólogo Ramon Folch también tranquoliza sobre el suministro de energía, una cuestión que, en su opinión, ya se decidirá tras la secesión: "Eso en definitiva es la política: la construcción de la realidad de cada momento, por eso hace falta la independencia".

El ejército catalán no tendrá "voluntad agresiva"

El director de Fundipau, Jordi Armadans, interviene para indicar que "es impensable que Europa dejase hacer una posible intervención militar de España sobre Cataluña" en caso de proclamar unilateralmente la independencia. Y considera que, tras la secesión, "Cataluña podría dotarse de una estructura de ejército dimensionadamente pequeña, que no tuviese voluntad agresiva, de ataque al exterior".

En ese punto, el ex eurodiputado de ICV Raül Romeva apunta que "si el Gobierno español sacase los tanques el día de la consulta [el documental se filmó antes del 9N], sería su sentencia".

El Barça y el Espanyol jugarán donde quieran

Tampoco habrá ningún problema con los clubes deportivos tras la secesión. Así lo indica Gerard Esteva, presidente de la Unión de Federaciones Deportivas Catalanas:

"El Barça y el Espanyol tendrán que decidir si quieren participar en la liga catalana, si quieren pactar con la Liga española y seguir jugando en la Liga española, o pactar con otra liga de Europa (la francesa, la inglesa...). De hecho, hay casos como el del Mónaco, en fútbol, pero también en otros deportes. Hay muchos clubes andorranos que participan en Cataluña hoy en día y no hay ningún problema".

"Cada año 15.000 millones de euros van hacia fuera de Cataluña"

No menos sorprendente es la intervención de Xavier Martínez-Celorrio, profesor de sociología de la educación en la UB: "Cataluña invierte poco, relativamente (en términos de PIB), en política educativa, pero, claro, si cada año 15.000 millones de euros van hacia fuera de Cataluña, nuestros hijos pobres no tienen ni un ordenador personal en la escuela, hay problemas con las becas comedor, hay cantidad de recursos que no los tenemos pero, eso sí, en otras regiones de España sí se tienen".

Villatoro vuelve a aparecer para hablar sobre cultura. "Nuestro problema ha sido que España decidió en algún momento no ser el Estado de los catalanes, decidió no ser el Estado de la lengua catalana; decidió no ser el Estado del Liceo, sino del Teatro Real; no ser el del MNAC, sino del Reina Sofía. Cuando tengamos un Estado simplemente que no moleste, la vida cambiará", augura.

La inversión en sanidad aumentaría en 300 euros por habitante "de una tacada"

En el ámbito de la sanidad, el jefe del servicio de Calidad Médica del Hospital Clínico de Barcelona, Antoni Trilla, asegura que "con los impuestos que se generan actualmente en Cataluña, podríamos aumentar en 200 ó 300 euros de una tacada lo que invertimos en cada ciudadano catalán al año".

Bel también vuelve a dejar su testimonio en el apartado de las infraestructuras: "Las infraestructuras han permitido entender muy bien algunas de las pautas de construcción nacional española que perjudican de una forma especial a Cataluña".

"Sistemáticamente el Gobierno está invirtiendo mucho menos de lo que debería"

El profesor de política económica de la UB Daniel Albalate aparece brevemente para denunciar "discriminación" contra Cataluña, y lo ilustra señalando que "en España hay regiones donde las autopistas se pagan con peaje y en otras son gratuitas".

En ese punto, Sala i Martín denuncia que "sistemáticamente el Gobierno está invirtiendo mucho menos de lo que debería" en Cataluña.

Descartan una caída de ventas al resto de España

Otro de los apartado del documental se refiere a un presunto boicot del resto de España contra los productos catalanes en caso de secesión. "Mantener una campaña de boicot permanentemente es prácticamente imposible porque eso hace que el consumidor tenga que tomar decisiones de compra producto a producto mirando el etiquetado", indica el presidente del Cercle Català de Negocis, Albert Pont.

Y el coordinador nacional de Unió de Pagesos, Joan Caball, añade: "Aprendimos mucho con el boicot que hicieron de los productos catalanes en el resto del Estado; todo el mundo entendió que era un mensaje de que se tenían que buscar nuevos mercado fuera".

Las pensiones aumentarían un 10%

Sala i Martín vuelve a aparecer para asegurar que las pensiones se subirían tras la secesión: "Como los catalanes la tasa de paro es inferior y los salarios son superirores, las pensiones en Cataluña, si fuera independiente, serían un 10% superiores".

El ex diputado autonómico del PSC Antoni Comín augura que "con un Estado propio, Cataluña podrá tener un Estado del bienestar, una sociedad del bienestar, tan potente como las mejores de Europa".

"El 8,5% del PIB desaparece, se queda en los profundos bolsillos de alguien"

Otro de los puntos del documental se centra en el déficit fiscal. Y Passola echa mano de nuevo de Sala i Martín:

"Los recortes que ha hecho la Generalidad de gasto social, que tanto daño nos han hecho, han sido recortes de 4.000 millones; 16.000 millones de euros desaparecen de Cataluña cada año. El 8,5% del PIB desaparece, se queda en los profundos bolsillos de alguien. Si esos 16.000 millones no se hubieran ido cada año, no solo no haría falta hacer recortes, sino que tendríamos cuatro veces más de lo que hemos recortado cada año. Y esto el Gobierno de España ha demostrado que no lo quiere cambiar, y llevamos 30 años con estos números".

El inspector de la Agencia Tributaria de Cataluña Xavier Martínez Gil lo explica de otra forma, por si no había quedado claro: "El déficit fiscal es como si yo a un amigo le presto dinero porque no tiene para comer y me entero de que con este dinero se va de vacaciones, y yo mientras tanto me he de quedar el fin de semana en casa porque voy justito; estas son las consecuencias del déficit fiscal para Cataluña".

Los catalanes tendrán "doble nacionalidad"

En el ámbito de la justicia, el principal referente en el documental es el magistrado Santiago Vidal, que está preparando una Constitución para una hipotética Cataluña independiente.

El profesor de derecho internacional Eduard Sagarra asegura que, tras la secesión, "los catalanes podrán seguir siendo españoles y no podrá modificarse la nacionalidad porque es de origen, y podrán tener la doble nacionalidad".

"Actores internacionales de segunda categoría" por estar en España

La profesora de economía Clara Ponsatí se pregunta: "¿Cómo nos sacarán de Europa? ¿podrán Guardias Civiles en el Ebro? ¿Francia hará bajar a los gendarmes a la Junquera? ¿interrumpirán las transacciones financieras? ¿nos pedirán que vayamos a devolver el pasaporte?".

El presidente de Linguapax Internacional, Fèlix Martí, añade que "en el escenario internacional, el hecho de formar parte del Estado español nos ha convertido en actores de segunda categoría; en el marco de la UNESCO, de la UE, de la ONU muchos de los criterios defendidos por los españoles no coinciden con los criterios que habríamos defendido los catalanes".

Sala i Martín aparece de nuevo para descartar que la secesión deje a Cataluña fuera de la UE: "¿Cómo va a explicar Europa al mundo: hemos quitado la ciudadanía a siete millones y medio de personas porque votaron y al mismo tiempo estamos aceptando a los serbios, que hicieron masacres en Bosnia, en Kosovo, asesinaron a todo el mundo? ¿Estos sí pueden venir a Europa, pero los catalanes, que votaron, [no]?".

La pérdida de las subvenciones agrarias de la UE, tampoco sería un problema

El documental también insta a no preocuparse por las subvenciones agrarias de la UE. En ese sentido, el presidente de la Associació de Ramaders del Ripollés, Ramon Carbonell, asegura que "Cataluña anticipó el dinero que tenía que poner España".

Caball reaparece para señalar que "por cada euro que recibimos [en subvenciones] pagamos más de cuatro", por lo que "tendríamos suficientes recursos para hacer frente a esto" en caso de secesión.

Y el eurodiputado de CiU Ramon Tremosa remata: "La parte más importante de la agricultura catalana hace treinta años que compite sin protección ni ayudas en un mundo de libre comercio y con gran éxito internacional".

"Los catalanes estamos en disposición de comprar nuestra libertad"

Tampoco habría problemas de liquidez tras la secesión porque, según Modest Guinjoan, socio director de Barcelona Economia, "está demostrado que la economía catalana podría ser financieramente solvente".  A lo que Tremosa añade como ejemplo el caso de Noruega, que no es miembro de la UE, y subraya que "las 5.000 multinacionales que hay en Cataluña nunca se dejarían expulsar".

Por su parte, Sala i Martín señala que "si nosotros nos vamos y ellos se quedan con la deuda, los primeros interesados van a ser ellos mismos" por lo que habrá una negociación para que la Cataluña independiente entre en la UE a cambio de aceptar una parte de la deuda de España. Un escenario que el profesor de ciencias políticas de la UPF Jaume López resume afirmando que "los catalanes estamos en disposición de comprar nuestra libertad".

La secesión no es "una tarea titánica, casi imposible"

Comín reaparece en el documental para señalar que "un federalismo aceptable por Cataluña es un federalismo que incluya la independencia como una posibilidad futura y como una condición previa del pacto federal". Aunque López matiza señalando que "cualquier oferta negociadora por parte del Estado ya no resulta creíble de ninguna manera".

El juez Vidal subraya que la secesión no es "una tarea titánica, casi imposible" como algunos creen. En este punto, Martínez Gil advierte de que es fundamental crear una administración tributaria catalana potente porque "la recaudación de los impuestos es la clave para poder construir un Estado"

Y Pont indica que "la administración pública catalana necesitará entre 80.000 y 100.000 trabajadores para asumir funciones que ahora tiene el Estado español en Madrid".

"Ya no es posible la marcha atrás, el proceso ya ha empezado"

El siguiente paso del "proceso" lo señala Jaume López, y presenta una sorprendente coincidencia con el plan anunciado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, hace unas semanas: "Entre la consulta, el referéndum o las elecciones [en clave plebiscitaria] y la declaración de independencia acostumbra a pasar unos mesos, un año y medio, unos 18 meses, en que hace falta que la Generalidad y el Gobierno de España negocien los términos de esa separación".

El profesor de sociología de la UB Salvador Cardús apunta que habrá "mediación internacional" para que la independencia se consolide. Y el juez Vidal introduce su particular visión del Estado de derecho: "Las cosas se hacen siempre de acuerdo a la ley, aquí lo que se está discutiendo es qué ley: la estatal -la Española- o las leyes catalanas e internacionales".

En todo caso, López concluye asegurando que "ya no es posible la marcha atrás, el proceso de la independencia ya ha empezado, ya estamos en un proceso de transición".

En Cataluña hay "un mejor capital humano y social" que en el resto de España

Respecto a la virtual Cataluña independiente todo son buenos augurios. Guillem López Casasnovas (catedrático de Economía de la UPF y consejero del Banco de España) asegura que en Cataluña hay "un mejor capital humano y social" que en el resto de España, por lo que no hay "dudas sobre la viabilidad económica" de un Estado catalán.

El investigador Manel Esteller considera que una Cataluña independiente "podría ser la California de Europa". Basté subraya que con la independencia "se habrá acabado con un tipo de independentista que es fundamentalista". Y la monja Lucía Caram añade que "los catalanes han dicho basta, y yo estoy en esta tierra que me ha acogido, y mi corazón late al ritmo de este pueblo que tiene vocación de libertad".

"La gente puede estar bien tranquila porque hay incertidumbre en todas partes"

Folch insiste en que la secesión "no es ninguna utopía" sino que "es perfectamente posible". Sala i Martín augura que, si el "proceso" es "pacífico y democrático","los EEUU serán los primeros que nos darán apoyo, y los segundos serán los europeos". "La partida está abierta pero creo que ganaremos", remacha Ponsató.

El documental termina con una reflexión de Germà Bel:

"Estamos en un camino de incertidumbre, pero creo la gente puede estar bien tranquila porque hay incertidumbre en todas partes y la incertidumbre es la marca característica del siglo XXI. La única seguridad que existe es la de los cementerios; y las sociedades que quieren mucha seguridad se han de cerrar dentro y han de ser tan rígidas que no vale la pena vivirlas. Estamos en un proceso en que la gente tendrá que combinar riesgo y ganancia, sin riesgo no hay ganancia. Es lo que define una inversión, que es algo que para los catalanes siempre ha tenido una connotación positiva".

Con el apoyo de la Generalidad y el Ayuntamiento de Barcelona

Pero las proclamas independentistas no terminan ahí. El documental aprovecha los títulos de crédito para recoger las opiniones de algunos de los actores que aparecen en la cinta. "Hay muchas más cosas a ganar que a perder [con la independencia]", indica uno de ello. "Durante muchos años hemos sido muy solidarios con el resto de España, pero ha llegado un punto que no se aguanta y no recibimos los mínimos para subsistir, y creo que la única forma de salir de aquí es a través de la independencia", añade otro. "Nos están apretando tanto que [la independencia] es la única salida para respirar aire libre", indica otro. "Somos muy pacíficos y no habrá ningún problema ni desembocará en ninguna guerra como dicen a veces las abuelas que puede pasar", destaca otro. Y finaliza con un mensaje final: "El día siguiente es esta tierra, este espacio, este tiempo que nos permite hacer todo lo que nosotros como ciudadanos queremos, como forma de vida, como forma de buscar nuestra felicidad".

Además de estar coproducido por TV3, el documental ha contado con la colaboración de la Consejería de Cultura de la Generalidad, la Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de Barcelona. En los créditos también aparece "el apoyo" del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, sin embargo, diversas fuentes han informado a CRÓNICA GLOBAL de que la ayuda ha sido solicitada pero no ha sido concedida.

Comentar