CiU se queda sola

Un presupuesto más maquillado y falsario que nunca

El martes, Mas pone en marcha una nueva demagogia. No para. Querrá hacer creer que su proyecto de Presupuesto de la Generalidad para 2015 tiene que servir para defender una candidatura unitaria. En realidad, ya es visto, incluso por parte de CDC, como papel mojado, cínico y falsario. Supera en maldad a todos los anteriores. No tiene, ni parece que pueda tener, ningún apoyo.

6 min
Los consejeros de Salud, Boi Ruiz, y de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, escuchan una intervención de Artur Mas en el Parlamento autonómico
Alfons Quintà
Lunes, 1.12.2014 03:23

El martes se presentará el proyecto de Presupuesto de la Generalidad para 2015. Una fuente que ha tenido el raro privilegio de conocer datos me dice: "Es el más falso, increíble e insolente que nunca haya osado presentar ninguna institución. No hay por dónde cogerlo. Todo está maquillado. Los ingresos están superinflados y los gastos también han sido manipulados, como lo fueron en el presupuesto de 2014. Literalmente, no hay derecho a que la actual Generalidad sea tan malvada".

Hablo con otras fuentes que me hacen comentarios similares. Una de ellas me dice: "El lema de esta semana podría ser: 'Señoras y señores: vean un nuevo número de circo. Contemplen el presupuesto con menos vergüenza del mundo'".

Cambiar el panorama político

La misma fuente me dice: "Si la oposición y el Gobierno plantean bien la deshonestidad inherente al proyecto de presupuesto, puede cambiar mucho el panorama político general. No se puede tener ninguna confianza en un Mas capaz de estas jugadas sucias. Si se le muestra como lo que es, creo que todo su aventurismo independentista quedará muy desinflado. Hay que ir a un debate de temas y de políticas concretas. Si esto se impone, todo puede cambiar".

La intriga durará poco. El martes por la mañana lo aprobará el Consejo Ejecutivo. A continuación se entregará al Parlamento autonómico, que dará copias a los grupos parlamentarios, mientras que el Ejecutivo autonómico también lo expondrá en rueda de prensa.

ERC no puede aceptarlo

Una singularidad de este año consiste en que CiU no tiene una mayoría para su aprobación. Inicialmente, esperaba que lo aceptara ERC, pero anoche parecía improbable, tanto por razones políticas como por las intrínsecas a un presupuesto catastrófico, irrealista y cínico.

Una de las fuentes consultadas me dice que el propio Mas-Colell le ha reconocido que, en realidad, la Generalidad "a día de hoy no puede saber cómo pagar los sueldos de su personal a partir de marzo". En efecto, la desviación que se ha optado por camuflar es de miles de millones de euros, me dice más de una fuente.

El año pasado, el presupuesto hizo una estimación de venta de activos que no se ha cumplido, ni de lejos. Se han vendido edificios de la Generalidad a precios ridículos, con la condición de seguir siendo ocupados por la propia Generalidad, pagando un alquiler muy alto. Los compradores recuperarán su inversión en poco tiempo. Esto ha ido así.

La indemnización por Aguas Ter-Llobregat

El martes también habrá que ver cómo imputan la indemnización que la Generalidad tiene que pagar a Acciona por su atribución, declarada judicialmente contraria a derecho, de la empresa Aguas Ter-Llobregat. Será del orden de 300 millones de euros. La Generalidad convirtió en una chapuza la privatización más importante de la historia de Cataluña.

Otra filigrana inefable puede ser computar como ingresos pendientes lo que la Generalidad diga que le debe el Estado. Una singularidad más sería saltarse las normas de déficit público establecidas para todo el gasto público. El Estado se vería obligado a cortarle la grifo. Como es bien sabido, la Generalidad no puede recurrir al crédito bancario ni al empréstito por su nula credibilidad.

Más maquillaje y trampas que nunca

El maquillaje, o las trampas descaradas, pueden ser superiores a las efectuadas en el pasado. Una fuente parlamentaria me dice: "Las engaños de este año se verán a la legua. Lo que hace falta es que todos los partidos lo quieran ver y tengan la energía para denunciarlo, haciendo entender lo que representa una maniobra de este tipo. Quiere decir que Mas se mofa de los problemas reales de la gente, que necesitan un tratamiento presupuestario".

Ninguna fuente ha considerado la posibilidad de que ERC pueda aceptar el proyecto de presupuesto, a pesar de que, como siempre, Mas dirá que la culpa de todo es de "Madrit". Las fuentes me dicen que Mas no ha querido hablar del contenido del proyecto de Presupuesto de 2015 con ningún partido, ni con ERC, ni tampoco con el Gobierno central.

Estrategia de confrontación

"Queda claro que Mas tiene sólo una estrategia de confrontación, como siempre ha sido. No le interesa ningún problema real y concreto, sino poder continuar con su demagogia. No quiere arreglar nada, sino culpar a 'Madrit'", añade una fuente.

En cuanto al PSC, su principal dirigente, Miquel Iceta, le pidió hace semanas, en sede parlamentaria, que le mostrara los datos generales para poder efectuar una negociación detallada. Mas no le ha contestado todavía, ni lo hará.

Liquidar la sanidad pública

A partir del martes habrá que analizar partida por partida. Ahora ya puedo adelantar que, respecto al primer borrador de proyecto de presupuesto, ha habido otro recorte en la partida del Instituto Catalán de la Salud (ICS). Ha sido de 139 millones de euros. Esta cantidad ha ido a pagar a la sanidad privada concertada. Veremos quién lo destaca y cómo lo hace.

Mas sólo juega al todo o nada. Como siempre, cree que le basta con envolverse con la estelada. Como único punto concreto, dice que su proyecto de presupuesto permitiría a los funcionarios de la Generalidad recuperar en el año 2015 la paga extraordinaria que él mismo les retiró. Creyó que esto haría que este estamento le preferiría a él y, por tanto, recibiría sus doscientos mil votos largos.

Promesas vagas y oportunismos reales

Fue una cuenta muy primitiva, mientras que la promesa de una paga extra dentro de un año, con las piruetas que va generando el propio Mas, parece muy hipotética.

En síntesis, la hipótesis hoy dominante es que Mas se verá obligado a prorrogar el presupuesto del año anterior, es decir el actual. Ahora bien, será muy interesante y revelador el posicionamiento de los grupos parlamentarios.

¿Qué más pasará a partir del martes? ¿Carme Forcadell, entusiasmada por el hecho de poder ser diputada autonómica -sólo ha sido una invisible concejal de Sabadell- continuará clamando por una candidatura unitaria, aunque esto implicase asumir un presupuesto impresentable? En todo caso, que nadie dude de que es capaz de ello. Es poco inteligente para entender que el revolucionarismo de ruptura es una forma de reaccionarismo.

Comentar