Cese de gerentes hospitalarios del ICS

Enmascarar la destrucción sanitaria ante los votantes

Cambiarlo todo para no cambiar nada, dijo un personaje de 'El Gatopardo', del Príncipe de Lampedusa. Ahora se quiere hacer ver que a la sanidad pública catalana no le ha pasado nada, cuando ha sido destrozada deliberadamente. Está en curso una limpieza injusta de gerentes para poder mentir más y mejor. Por eso se cesa al director gerente del Hospital del Valle de Hebrón, el mejor de Cataluña y el que mejor ha resistido.

7 min
El consejero de Salud, Boi Ruiz, y el presidente de la Generalidad, Artur Mas
Alfons Quintà
Viernes, 16.01.2015 20:36

El consejero de Salud, Boi Ruiz, está cesando de manera fulminante a destacados gerentes del Instituto Catalán de la Salud (ICS). El afectado más insólito y sorprendente ha sido el doctor José Navas, director gerente del Hospital del Vall de Hebrón (HVH), el más importante de Cataluña. Su presupuesto para 2014 fue de entre 400 y 440 millones (según cómo se cuente la medicación hospitalaria obligatoria), mientras que en 2010 había sido de 560. El doctor Navas siempre había intentado que los recortes no implicaran cambios brutales en la atención médica. Ha sabido mantener al HVH como el mejor de Cataluña.

Navas, de 66 años, es catedrático de Anatomía Patológica de la Universidad Autónoma de Barcelona y tiene detrás una trayectoria médica y hospitalaria de primera categoría, bajo gobiernos de signo diverso. En el terreno académico fue profesor de la Northwestern University de Chicago, de la Complutense de Madrid y director general del Instituto de Salud Carlos III, el más importante de España. En cuanto al HVH hay que recordar que es el principal referente de Cataluña en muchas patologías.

Más gerentes cesados

Otros cesados son Pilar Solans, hasta ahora gerente del Ámbito de Atención Primaria de Barcelona Ciudad, y Pere Montserrat, gerente territorial del ICS de Tarragona y de las Tierras del Ebro. Algunas fuentes también hablaban del posible cese del director gerente del Hospital de Bellvitge, pero no supe nada concreto al respecto.

En todos el casos han sido cesados por sorpresa, sin exposición de los motivos. Algunas fuentes destacan que se trata de profesionales que a menudo han querido atenuar los brutales recortes efectuados por decisión de Artur Mas, Andreu Mas-Colell y Boi Ruiz.

Criterios sólo contables

Uno de los aspectos más alucinantes de los recortes sanitarios consiste en la consideración exclusiva de criterios contables, olvidando las necesidades médicas y, aunque parezca increíble, el ahorro real. He escrito mucho de ello en este diario y en otros.

No he hablado nunca con el doctor Navas, ni por teléfono, pero infinidad de fuentes sanitarias me dijeron, a lo largo de los últimos años, que fue el gerente hospitalario que más había intentado reducir despidos y mantener el gasto farmacéutico necesario. En esto se distinguía de otros gerentes políticamente muy cercanos a Boi Ruiz. Entre estos hay comportamientos dignos de un guion de película de terror.

De acuerdo con el acreditado autoritarismo de Ruiz, los ceses se han efectuado por teléfono. Será el jueves cuando serán acordados por el Consejo de Administración del ICS.

Operación política

Por supuesto, se trata de una operación política, si bien todavía es difícil de situar. Algunas fuentes de la Generalidad indican que hay diferentes valoraciones, en el seno de CDC y de ERC, respecto a cómo obrar en el terreno de la sanidad. Esto es un hecho nuevo, dado que la aprobación de los recortes, y la de otras vilezas complementarias, ha sido posible gracias al constante voto favorable de ERC en el Parlamento autonómico y dende ha hecho falta. En realidad, ERC ha firmado todos los cheques en blanco que Ruiz ha deseado.

Incluso a principios de esta semana, ERC creía que no habría ninguna entente entre CDC y ERC y que, por lo tanto, el partido de Junqueras tendría que atacar a CDC por la destrucción de la sanidad pública, situándola en el marco que le corresponde, el del sistema corrupto generalizado creado por el pujolismo. Pero la semi entente de última hora llevó a Junqueras a decir a Mas que quizás sería una solución mejor solo cesar a Boi Ruiz.

Ruiz, reunido a solas con Mas

Mas habló con Ruiz de este tema ayer mismo por la noche, en el Palacio de la Generalidad. La llegada tan tardía de Ruiz a la Plaza de San Jaime sorprendió a muchos periodistas.

No está claro si finalmente Ruiz continuará (hipótesis probable) o si este intenta sobrevivir a base de encontrar falsos culpables para salvarse él. Una tercera hipótesis sería la de dejar en segundos niveles a gerentes de la CDC pura y dura, en el supuesto de que un miembro de ERC pasara a ser consejero. Estaría muy rodeado de miembros de CDC, dado que sanidad es el principal capítulo del presupuesto de la Generalidad y estar cerca puede ayudar a personas y partidos. Nada nuevo ni específico.

Consejeros en peligro

Ayer perduraban los niveles de secretismo y opacidad inherentes a la Generalidad de Mas. En un primer nivel la pregunta era: ¿habrá retoques en el gobierno? La respuesta: quizás sí, pero mínimos. Los nombres que bailaban eran los del consejero Ruiz, por razones obvias. El de Felip Puig, en función de, digamos, negocios familiares. El de Irene Rigau, consejera de Enseñanza, nada afortunada en su gestión, y el del consejero de Justicia, Germà Gordó, responsable de la chapuza de la privatización de Aguas Ter-Llobregat y también ex gerente del bien embargado partido CDC.

Con diferencia, el consejero más en la cuerda floja es Ruiz, para quien ayer ya se le estaban encontrando hipotéticos sustitutos. Uno sería Elena Ris, hoy dirigente de la Patronal Unión Catalana de Hospitales, donde ocupa, ay, el mismo cargo que dejó Ruiz. O bien Cristina Iniesta, discretísima ex diputada de CDC en el Parlamento autonómico (nadie se enteró) y presidenta de la Agencia de Salud Pública de Barcelona.

Manuel Balcells, candidato de ERC

En la sombra, pero asomando cada día más la nariz, está el candidato de ERC, el antiguo consejero de Universidades por ERC Manuel Balcells. Durante 24 días fue consejero de Universidades, siempre por ERC, bajo el tripartito. Todos los posibles sustitutos de Ruiz son médicos, con poco años de ejercicio real.

El vals de nombres tendría que corresponder a una estrategia, o al menos así suele pasar en los países que no sufren a un Mas. La primera pregunta sería saber si se quiere detener la devastación de la sanidad prácticamente consumado por la tríada Mas, Mas-Colell y Ruiz. Personalmente no lo creo. Lo que quizás se quiere lograr es hacer ver que todo va bien y que los ciudadanos están bien atendidos. Es una tarea imposible, que con el cese de Navas y otros gerentes aun lo será más.

Desgobierno en el Hospital Clínic

Por otro lado, hay que destacar hechos básicos a menudo olvidados. Uno concreto es el desgobierno radical que sufre el Hospital Clínico de Barcelona. Hizo aguas el delirante plan de privatización gratuita (y en beneficio de un grupo de médicos) que anunció reiteradamente su director general Josep M. Piqué. Se acordó que se crearía un consorcio público y una nueva gestión a partir del 30 de julio. Pero desde entonces no se ha oído ni mu. Todo el centro está en más absoluto vacío jurídico, administrativo y de gestión. Nadie dice nada. Como tampoco nadie dice que numerosos hospitales no tienen ni idea de cuál será su presupuesto para 2015.

A pesar de esta incertidumbre, y muchas más, veremos si se atreven a acusar a los gerentes cesados de haberse desviado demasiado de sus presupuestos. El del ICS de 2014 (unos 2.500 millones, me dicen) tendría una desviación de unos 200 millones.