Deja el grupo del PSC

Geli se aferra a su escaño

La diputada ya ex socialista no renuncia a su escaño, para no dejar "huérfano" al socialismo soberanista, según argumenta. Dice que Iceta le ofreció seguir en el grupo del PSC en el Parlamento autonómico, como diputada independiente.

3 min
La diputada ex socialista Marina Geli, en un pleno del Parlamento autonómico.
Redacción
Jueves, 29.01.2015 15:19

Marina Geli culmina su defección. La dirigente de Moviment d'Esquerres (MES), ex consejera de Salud y ex integrante destacada de los sectores críticos soberanistas del PSC, será ahora también ex diputada autonómica del PSC. Pero no ex diputada, porque continuará manteniendo el escaño que obtuvo en las listas de los socialistas catalanes. Desde ahora, como diputada no adscrita.

En declaraciones este jueves a la prensa en los pasillos del Parlamento autonómico, Geli ha anunciado que ha decidido abandonar el Grupo Socialista en la Cámara, pero sin renunciar al escaño. Geli ha argumentado que, como diputada no adscrita, dará voz a un socialismo soberanista que considera que ahora está "huérfano" en el Parlamento autonómico.

Geli ya abandonó el martes formalmente la militancia en el PSC, dos meses después de anunciar que lo haría, y tras ser una de las fundadoras destacadas de MES, la nueva formación que integra a buena parte de los críticos nacionalistas e independentistas que han abandonado recientemente el PSC.

Iceta le habría ofrecido seguir

En el momento de anunciar anticipadamente su renuncia, Geli explicó que permanecería en el Grupo Socialista del Parlamento autonómico por un tiempo, y la dirección del PSC estuvo de acuerdo con esta opción, si bien precisó que, en caso de que no se celebraran elecciones autonómicas en primavera, revisaría esta decisión.

Y no parece que Nicaragua la haya revisado, sino la propia Geli. Al menos, según las palabras de la ex socialista, que ha asegurado que el líder del partido, Miquel Iceta, le había ofrecido permanecer en el grupo del PSC como diputada independiente. Geli ha dicho que ha rechazado la propuesta porque su camino y el del PSC "se han bifurcado".

Con esta decisión, los tres diputados díscolos del PSC que hace un año desobedecieron la disciplina de partido y votaron junto a CiU, ERC y ICV-EUiA para pedir al Congreso que transfiriera temporalmente a la Generalidad la potestad de convocar referendos -con la idea de celebrar de esta forma un referéndum independentista-, han tomado opciones diferentes en cada caso.

Tres díscolos, tres opciones

Así, Joan Ignasi Elena, el primero de los tres díscolos en abandonar el partido, dejó el grupo del PSC en el Parlamento autonómico en septiembre del año pasado -también tras anunciarlo dos meses antes-, y si bien en un primer momento continuó como diputado no adscrito, renunció finalmente a su escaño solo cinco días después.

La tercera díscola, Núria Ventura, pese a acercarse a MES como Geli, no ha dejado la militancia socialista, y además continua en el grupo del PSC en el Parlamento autonómico.

Con la marcha de Geli, el PSC pasa a tener 19 diputados, uno menos de los que obtuvo en las elecciones autonómicas de 2012, y se ve igualado en número por el PP catalán, empatando con los populares como tercer grupo más numeroso de la Cámara, por detrás de los 21 de ERC y los 50 de CiU.

El portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, ha explicado que el partido "lamenta" la decisión de Geli, y que le hubiera gustado que esta continuara "hasta el final de la legislatura" en el grupo del PSC. Pero también ha añadido que, ya que ha decidido abandonar la disciplina socialista, lo "más coherente" sería que renunciara también al escaño.

Comentar