Revista de prensa

Grecia se baja del carro de la austeridad y refuerza a Podemos

Las elecciones helenas tapan la corrupción en Cataluña. La fiscalía detecta la mediación Mas en los negocios de Oriol Pujol con las deslocalizaciones de multinacionales. Iglesias, Pablo, sigue con Tania.

12 min
Pablo Planas
Lunes, 26.01.2015 10:33

Syriza ha ganado las elecciones en Grecia, lo que para La Razón es una "desgrecia" y para los demás periódicos una noticia difícil de encajar en el discurso de la recuperación. Tsipras es el líder los podemistas helenos, de ahí que Pablo Iglesias fuera la estrella invitada del último mitin de campaña en Atenas. No debiera parecer posible que un país con once millones de habitantes pueda alterar la agenda reformista de Bruselas y Berlín, pero la clave no era el enfrentamiento entre Tsipras y Samaras, el conservador, sino un referéndum sobre Europa y Grecia, y los griegos, como era de suponer, han votado a favor de su pequeño país, a favor de eliminar la palabra austeridad del diccionario de sus miserias, a favor de un poco de dignidad, de dejar de ser mirados como una molestia en una Europa que no despega.

Los titulares de la prensa de Madrid y los de la Barcelona inciden en lo mismo. Abc: "El populismo se apropia de Grecia"; El País: "La victoria de Syriza anticipa un periodo de agitación en Europa"; El Mundo: "Grecia desafía a la troika"; La Vanguardia: "Grecia desafía a Merkel"; El Periódico: "Grecia se planta"; Ara: "Grecia dice basta" y en El Punt-Avui: "Mensaje a Europa". La unanimidad en los titulares muestra a las claras que la agenda política española queda bajo los efectos de los comicios griegos, pendiente de las alianzas para formar gobierno y de las inevitables negociaciones sobre la deuda, las reformas y el rescate griegos.

En El Mundo, Federico Jiménez Losantos titula su artículo "Syriza, fiebre y vacuna" y sostiene: "El triunfo de Syriza en Grecia provocará, inevitablemente, la subida de la ya altísima fiebre podemista en España. Si en Grecia pueden, se dirán los antisistema de cualquier esquina, ¿por qué no vamos a poder nosotros? Y tal vez puedan. Sin embargo, el primer año de Syriza en el Gobierno, debería producir un efecto contrario: el de la vacuna tras un experimento novedoso que elige el alcohol de quemar dinero y no la gaseosa retórica. A corto plazo, Grecia inflamará el Frente Popular Revolucionario que en torno a Pablo Iglesias y buena parte de Izquierda Unida se está gestando en España. A medio plazo, los previsibles desastres en el Gobierno griego de un partido comunista y contrario a la Unión Europea, pero que depende de ella para vivir, siquiera de prestado, pueden favorecer el «voto del miedo», pero, sobre todo, el «voto de izquierdas, sin exagerar». O sea, al PSOE".

En el Abc, Bieto Rubido, su director, ha estrenado carta diaria a los lectores y en la de hoy se acerca al inevitable asunto de Podemos con una carga de profundidad contra las televiones españolas: "A Pablo Iglesias le van montando fiestas de plató en plató. Ese es a día de hoy su único secreto... y mérito. Porque si alguien se detiene a analizar lo que dice, le resulta difícil entender la razón última de su capacidad para fascinar a determinados sectores de la población. El populismo, hay que recordarlo una y mil veces, es el opio del pueblo crispado, dialéctica temeraria y efectista sin cálculo de consecuencias ni responsabilidad. Pues bien, bajo la matriz venezolana e iraní, este nuevo profeta del apocalipsis español salta de la Cuatro a la Sexta como de oca en oca. La semana pasada estuvo una mañana entera en la Cuatro de Berlusconi, azote del comunismo italiano. La noche de este sábado anduvo como Perico por su casa en la Sexta de Lara. Los responsables de esa proyección gratuita, e incluso a veces compensada con estipendios generosos, tienen nombres y apellidos. Ya quisieran el mismo trato los de Vox, Ciudadanos o UPyD".

La crónica principal del diario monárquico corre a cargo de Hermann Terstch, enviado especial a Atenas, que escribe: "Grecia votó ayer de forma rotunda en contra de la política de austeridad y reformas de la Unión Europea y en favor del programa de extrema izquierda del joven partido Syriza. Alexis Tsipras, un ingeniero de 40 años, procedente del partido comunista, será el próximo jefe de Gobierno en Atenas tras derrotar a su principal rival, el actual primer ministro Antoni Samarás, líder del partido conservador Nueva Democracia. Sin mayoría absoluta, Syriza (con 149 escaños al cierre de esta edición) podría descargar sobre sus aliados la responsabilidad de los incumplimientos que sin duda han de llegar dadas sus promesas irrealizables dentro de la Unión Europea. Después de Syriza y Nueva Democracia quedó situado «Amanecer Dorado», un partido abiertamente neonazi, antes de otro partido, el centrista «El Río» que quedó cuarto, antes de los comunistas ortodoxos y del Pasok, el partido socialista que marcó durante décadas la política griega. Hace un lustro aún tenía una mayoría absoluta y apenas supera el 4 por ciento. El resultado de ayer es una victoria histórica de un partido de extrema izquierda y cuadros comunistas en unas elecciones libres en una democracia europea, 25 años después de la caída del Muro de Berlín y de los regímenes comunistas. Es también la primera llegada al poder de uno de los muchos partidos populistas extremistas que han surgido en numerosos países de la Unión Europea. Con postulados que en muchos casos violan los principios de la comunidad política de derecho que es la Unión Europea".

Continúa Terstch: "Se rompe así también la regla no escrita de la moderación y lucha en el centro entre izquierda y derecha en la política de las democracias europeas desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La polarización que pueda resultar de ello, del auge derechista en el norte e izquierdista en los países pobres del sur, supondría un nuevo y serio desafío para la cohesión europea. También surgen problemas para la política de defensa común. La dirección de Syriza está compuesta por enemigos acérrimos de la OTAN. Solo había dos cosas ciertas ayer, la victoria de Syriza y que se abre para Europa un periodo de gran incertidumbre".

En este nuevo contexto, la presidenta de la Junta de Andalucía ha roto con Izquierda Unida y convoca elecciones para el 22 de marzo. Quien no ha roto con nadie es Pablo Iglesias, que desmiente la ruptura con su novia, la dirigente de IU Tania Sánchez. En La Vanguardia aborda este expediente político-sentimental Juan Carlos Merino, que desde Madrid, escribe: "Tania Sánchez ha cometido el pecado de ser mi novia!”, clama el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Diversas informaciones periodísticas aseguraron que Iglesias había roto su relación sentimental con Sánchez, diputada en la Asamblea de Madrid y candidata de IU a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones de mayo. E Iglesias explotó, en una entrevista en la noche del sábado en La Sexta, al tiempo que desmentía la ruptura. “Esta mañana estábamos desayunando y veíamos en un periódico que, por lo visto, nuestra relación se había roto, y nos echábamos unas risas”, dijo. Algunos amigos de la pareja les llamaron, sorprendidos: “Oye, ¿es verdad?”. No, no era verdad, aseguró. Pero esa, a su juicio, no es la cuestión. “El problema no es que no sea verdad, eso es lo de menos, el problema es que alguien sea tan miserable de intentar utilizar la relación personal de alguien para hacer daño”. Es decir, que la vida privada entre en campaña".

Y prosigue: "En medio de las convulsiones internas de la federación madrileña de IU, profundamente fracturada, Sánchez está en el disparadero: en febrero, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidirá si admite a trámite o archiva la querella que el PP de Rivas-Vaciamadrid presentó en su contra, por los presuntos delitos de malversación, prevaricación y tráfico de influencias. En caso de ser imputada, Sánchez habría de renunciar a su candidatura electoral en cumplimiento del código ético de IU".

Cataluña tiene su propio clima político, por lo que el triunfo de los radicales griegos no afecta al día a día del proceso y de la corrupción. En este caso, Oriol Pujol, el ex futuro presidente de la Generalidad, es quien asume el protagonismo del clan con un escrito de la fiscalía que abarca al propio Artur Mas, de quien se dice que estuvo al corriente de las deslocalizaciones empresariales que engordaron la fortuna Pujol.

Àlex Gubern lo cuenta así en Abc: "Llamado a serlo todo en CDC, durante años ejerciendo de delfín de Artur Mas, Oriol Pujol, el benjamín del clan, estaba llamado a dar continuidad política a la saga Pujol. Ahora se ahoga judicialmente, sobrepasado por la ola de evidencias que le retratan como un comisionista, aprovechándose de su posición privilegiada para ejercer de intermediario entre empresarios afines y el presidente catalán. Esta es la tesis de la fiscalía y del juez que instruye el llamado caso ITV, en el que nuevas evidencias en forma de SMS y de conversaciones telefónicas confirman que el presidente catalán accedió a las peticiones de Oriol Pujol, en ese momento portavoz del grupo de CiU en el Parlamento catalán. En este sentido, los pinchazos, incorporados al sumario de las ITV, vienen a confirmar que Oriol Pujol habría cobrado comisiones ilegales –se estima que sobre el medio millón de euros, 499.060 euros, concretamente– a cambio de hacer gestiones políticas a favor del empresario y amigo suyo Sergi Alsina, que actuaba como asesor en el proceso de deslocalización de varias empresas instaladas en Cataluña como Yamaha o Sharp. Según se desprende de las conversaciones y mensajes intervenidos, las gestiones de Pujol fructificaron, ya que el propio presidente Mas tuvo un papel relevante en las negociaciones".

Continúa la pieza: "Se trataba, en el caso concreto de Sharp, de encontrar otra empresa que se quedase con los activos y no perder así actividad industrial. Se piensa en Cirsa, propiedad de Manel Lao, a quien Oriol Pujol pone en contacto con el presidente Mas. En un SMS del 5 de enero, Pujol le dice a su amigo Alsina: «Sergi, ya he hablado con Manel Lao hijo. También he hablado con Mas y podría ser que llame a alguno de los dos». Casi dos semanas más tarde, el 17 de enero, Pujol y Alsina hablan por teléfono, confirmando el contacto: «A ver, Artur habló con Manel», le cuenta el empresario al político, y «Manel padre le transmitió la sensación de que les podría interesar». En el escrito en el que la Fiscalia hace una ampliación de la imputación, se sostiene que Oriol Pujol participó «directa e indirectamente en las negociaciones», siendo su intervención «intensa y decisiva y claramente beneficiosa para los tres implicados (Alsina, Pujol y su esposa) gracias a los relevantes cargos políticos que ostentaba». El papel de Oriol Pujol, remacha la Fiscalía, facilitar el «acceso» al presidente de la Generalitat: «Gracias a su labor fundamental», la operación «tuvo el éxito esperado»".

En El País, Jesús García, incide en la participación de Mas: "El 5 de enero de 2011, Pujol envía un mensaje de texto a Alsina: "Sergi, ya he hablado con Manel Lao hijo. También he hablado con Mas y puede que llame a alguno de los dos Laos". Apenas doce días más tarde, la gestión -según se desprende de otro mensaje de Pujol- ha llegado a buen puerto: "A ver, Artur habló con Manel padre, ¿vale? Manel le transmitió la sensación de que bueno, de que sí, que les podría interesar... Que podían ver incluso alguna complementariedad con el tema industrial", señala. Artur Mas le explicó, siempre según Pujol, que tenían "interés como gobierno" de que la operación "se materializase"".

De tal manera que Artur Mas aparece en el centro de una trama de chanchullos, comisiones y apaños que lo deja a los pies de los caballos. O no, porque el presidente de la Generalidad se crece ante las adversidades y va por ahí presumiendo de las denuncias por el 9N.

Con Grecia, Andalucía y Cataluña, la convención del PP pasa prácticamente desaparecida. Baños de muchedumbres, optimismo y fuerza, pero no de la de Bárcenas. Rajoy se ha referido a Podemos, convertido inevitablemente una alternativa tan real como consistente, al menos en el plano catódico. La idea es que Rajoy promete bajar impuestos y alerta contra las "conjuras caribeñas" y la "ruleta rusa del populismo". Tal vez ya sea tarde.

26 de enero, Memoria de los santos Timoteo y Tito.