"Podemos por sí misma no es alternativa"

ICV suspira por una coalición de izquierdas para las elecciones del 27S

Hererra pretende trasladar a las elecciones autonómicas un acuerdo similar al que ha cerrado para las municipales en Barcelona, donde ha pactado con el Guanyem de Ada Colau, Podemos y Procés Constituent.

3 min
El colíder de ICV Joan Herrera
Redacción
Viernes, 23.01.2015 18:16

El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, tiene muy clara su estrategia de buscar a toda costa una alianza con la izquierda alternativa en Cataluña. Si ya ha cerrado un pacto para las municipales de Barcelona con Colau, Podemos y Procés Constituent, ahora llama a lograr un acuerdo similar para las próximas elecciones autonómicas, anunciadas para el 27 de septiembre.

"Podemos en Catalunya por sí mismo no es alternativa, e ICV por sí misma tampoco", ha opinado el coordinador nacional de ICV, entrevistado este viernes en TV3, respondiendo a la pregunta de si se plantea acudir a las autonómicas en coalición con el partido de Pablo Iglesias. Herrera ha añadido un llamamiento a unir fuerzas para el 27S.

No es la primera vez que Herrera se muestra públicamente dispuesto a cerrar un pacto preelectoral con Podemos. En noviembre, y también en TV3, el dirigente ecosocialista se mostraba entusiasmado ante la posibilidad de una alianza con Guanyem, Podemos y Procés Constituent, como la que posteriormente se alcanzó en Barcelona. Y, refiriéndose en particular a Podemos, también fue muy expresivo.

"¿Seríamos capaces de definir un tercer espacio con Podemos? Ojalá", afirmó Herrera. A la pregunta de si contemplaba una alianza con Podemos, respondió: "Espero que sí. Lo intentaremos, nos dejaremos lo que haga falta para intentarlo".

La apuesta de Herrera por confluir con Podemos y otras formaciones de la izquierda alternativa se ha hecho clara en un momento en que las encuestas dibujaban un escenario no muy halagüeño para los ecosocialistas: un espectacular aumento de los de Pablo Iglesias, también en Cataluña, atrayendo voto de todas las formaciones, y muy especialmente de los socialistas, mientras ICV-EUiA -al igual que sus aliados de IU en el resto de España- se estanca o incluso retrocede, sin beneficiarse del mal momento socialista.

Una apuesta de doble filo

Para lograr esta alianza, ICV-EUiA no está reparando en gastos -literalmente-. En Barcelona, aportará a tres formaciones extraparlamentarias y creadas muy recientemente su estructura ya asentada, incluyendo espacio en informativos y tertulias y dinero para la campaña. Algo que podría repetirse en caso de un eventual pacto para las autonómicas.

Esta estrategia presenta para los ecosocialistas tanto riesgos como oportunidades. Por una parte, corren el peligro de verse diluidos en una alianza en la que un Podemos al alza en toda España podría hacerse con la posición preeminente. Pero también podría suceder todo lo contrario: que ICV-EUiA, con tradición e implantación en Cataluña, sea quien se haga con el 'mando' efectivo de este 'frente' de izquierdas en la Comunidad.

Quien permanece al margen de los cantos de sirena de Herrera es la CUP, que incluso se apartó de las conversaciones con Guanyem Barcelona ante la perspectiva de que participaran en la iniciativa los ecosocialistas. Preguntado por el rechazo de la CUP, Herrera ha exclamado: "No tendrán perpetuamente esa actitud".

Comentar