La 'número dos' de Antifraude otorgó contratos a la empresa de su ex jefe

Estas adjudicaciones presuntamente irregulares, realizadas cuando Maite Masià era la responsable del ICAEN, se suman a las que efectúo a empresarios cercanos a CDC.

2 min
La nueva 'número dos' de la Oficina Antifraude, Maite Masià, junto al Consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig
Redacción
Viernes, 30.01.2015 11:05

La nueva directora adjunta de la Oficina Anifraude de Cataluña (OAC), Maite Masià, adjudicó contratos a su ex jefe en la empresa privada donde trabajaba antes de ser contratada en el organismo fiscalizador.

Como directora del Instituto Catalán de la Energía (ICAEN), y según ha informado El Mundo, Masià encargó trabajos valorados en más de 100.000 euros a una consultora administrada por Jaime Beleta, su superior cuando coincidieron en la patronal de las empresas dedicadas al tratamiento de purines ADAP.

Masià adjudicó el primero de los contratos a NOVATEC en junio de 2011, sólo tres meses después de que iniciara su aventura profesional en el ICAEN. La empresa de Beleta recibiría 41.300 euros para asesorar a Masià sobre cómo reorganizar el personal del ente público en el marco de los recortes impuestos de la Generalidad. En 2012, la consultora ingresó otros 59.000 euros a mediante un nuevo contrato del ICAEN para idear un plan estratégico relativo al funcionamiento del organismo.

Sospechas dentro del ICAEN por los contratos de Masià

Estos dos contratos levantaron suspicacias dentro del ICAEN, lo que obligó a Masià a tener que justificar con sendos "informes de idoneidad" las adjudicaciones a la empresa del que fuera su jefe. En estos informes, la número dos de Antifraude destaca como aval profesional de Beleta los "tres años que pasó como presidente en la asociación patronal de las empresas dedicadas al tratamiento de purines".

Masià también adjudicó otros tres contratos valorados en 84.637 euros a Xavier Gallardo, el socio de Beleta en la asesora NOVATEC y que se convertiría en administrador único de la empresa en noviembre de 2014. Todas estas contrataciones se suman a las que Masià efectuó a empresarios cercanos al entorno de CDC, aprovechando también su cargo en el ICAEN.