La operadora telefónica 'independentista' Parlem pincha en su lanzamiento

La nueva operadora de telefonía cierra 2014 únicamente con 1.500 clientes, lejos de los 10.000 que preveía. Ni su apuesta por presentarse como la compañía telefónica independentista y como "una estructura de país", ni su apoyo a entidades como la ANC y Òmnium Cultural reciben la respuesta que esperaban sus promotores.

4 min
La operadora telefónica 'independentista' Parlem pincha en su lanzamiento
Redacción
Miércoles, 7.01.2015 05:18

Parlem, la operadora telefónica 'independentista' recientemente creada, no ha alcanzado los objetivos que se había fijado para su primer mes de funcionamiento y ha cerrado el año únicamente con 1.500 clientes, lejos de los 10.000 que esperaba.

Las expectativas del proyecto son muy ambiciosas. Con los 4,2 millones de euros invertidos inicialmente, prevén llegar a 100.000 clientes a lo largo de 2015, y a unos 600.000 en tres años, con una facturación de 100 millones de euros y una cuota de mercado del 7%, situándose como la cuarta operadora de Cataluña.

La "catalanidad" como uno de sus "valores fundamentales"

Para ello, han apostado por identificar a la empresa con el nacionalismo y el independentismo catalán, destacando en todo momento la "catalanidad" como uno de sus "valores fundamentales".

En su manifiesto se comprometen a utilizar el catalán como "la lengua habitual de relación, de comunicación y de representación institucional", y expresan su voluntad de "implicarse y sentirse bien cerca de la sociedad catalana y de su latido". "Juntos construiremos un gran futuro", añaden.

Activistas independentistas para "una estructura de país"

La operadora lanzó una campaña publicitaria en la que se presentaba como "una estructura de país", un planteamiento similar al utilizado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, en su discurso independentista cuando hablar de crear "estructuras de Estado".

También ha echado mano de algunos de los principales activistas independentistas para promocionarse, entre los que destacan la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals; la directora del documental 'L'endemà', Isona Passola; el humorista Toni Albà; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), y el ex director de la Academia del Cine Catalá, Joel Joan.

El supermercado que custodió las urnas de la consulta de 2011 en Barcelona

Uno de sus principales accionistas es Ona Capital, propiedad de la familia Font, que a su vez son los dueños de los supermercados Bon Preu. Estos supermercados custodiaron las urnas -y los votos- durante la celebración de la consulta independentista organizada en Barcelona entre diciembre de 2010 y abril de 2011.

El presidente de Bon Preu, Joan Font Fabregó, es además miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), el grupo de 'sabios' creado por Mas para guiarle en su transición hacia la secesión de Cataluña.

Moritz, Ara y Time Out como empresas colaboradoras

Uno de los 'embajadores' de Parlem -que así denominan a los promotores de la operadora- es Albert Castellón, director de la empresa de cervezas Moritz, una de las marcas icónicas del independentismo catalán.

Además de Bon Preu y Moritz, pubicaciones de perfil marcadamente independentista, como Ara y Time Out, forman parte de las empresas colaboradoras de la operadora.

Apoyo a la Assemblea Nacional Catalana

Pese a su corta vida, Parlem ha tenido tiempo de apoyar a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) -con la que comparte color corporativo: el amarillo- en campañas como la de 'Ara és l'hora', ayudando a pintar murales independentistas.

Inicialmente la intención era salir al mercado la pasada Diada del 11 de septiembre pero problemas técnicos les llevaron a retrasar la fecha y eligieron el 9 de noviembre, coincidiendo con la consulta independentista organizada por la Generalidad. Finalmente no estuvieron operativos hasta finales de ese mes.

La idea surgió durante la manifestación independentista de la Diada de 2012

En una entrevista para el diario Ara, el consejero delegado, accionista y fundador de la compañía, Ernest Pérez-Mas, explicó que la idea de crear la operadora se le ocurrió durante la manifestación independentista del 11 de septiembre de 2012.

"Fui a la manifestación, que pasaba por debajo de mi casa, y pensé: aquí hay un fenómeno social sensacional", señaló. Sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos para mostrarse como la operadora de telefonía 'independentista', no parece que el independentismo haya respondido con el entusiasmo que su fundador esperaba.

Comentar