ERC e ICV, en contra

PP y C's defienden el museo del ejército en Barcelona

Sánchez-Camacho recuerda que la idea partió del partido. Barcelona ya dispuso de un museo militar, que fue cerrado por el ayuntamiento en 2009, tras recibir del ejército el castillo de Montjuïc.

4 min
Ejército español
Redacción
Miércoles, 7.01.2015 16:41

La creación de un nuevo museo no suele traer ningún tipo de quejas ni de polémicas, sino, más bien, elogios unánimes. Pero este no es el caso del proyecto de museo militar que contempla abrir el Ejército en Barcelona, en el edificio del Gobierno Militar, según se anunció ayer martes, durante la celebración de la Pascua Militar en Barcelona. Un proyecto que solo ha sido aplaudido por PP y C's, mientras los partidos nacionalistas han reclamado no solo que no se cree tal museo, sino que los edificios del Ejército en Barcelona sean cedidos a la ciudad, como sucedió en su día -lo aprobó en 2007 el Gobierno Zapatero- con el castillo de Montjuïc.

El principal defensor de la iniciativa ha sido el PP catalán, hasta el punto que la presidenta de la formación, Alicia Sánchez-Camacho, ha recordado que el proyecto de museo militar en Barcelona fue una idea de su partido, y más concretamente, del líder del PP catalán en el Ayuntamiento, Alberto Fernández Díaz, tras el cierre del antiguo museo militar en el castillo de Montjuïc.

La dirigente popular ha considerado que un museo de estas características sería "muy positivo" para la ciudad, ha asegurado que los ciudadanos barceloneses "respetan y valoran" al ejército y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y ha anunciado que presentará al Gobierno una propuesta para que el Ejército tenga "más presencia" en Cataluña.

El militar Alonso lo celebra

También entusiasta ha sido la valoración de Ciudadanos -junto con el PP, los dos únicos partidos del Parlamento autonómico que se oponen al denominado "derecho a decidir"-. El secretario general y portavoz del partido, Matías Alonso, ha defendido que se erija este nuevo museo "patrimonio de todos" en Barcelona.

Alonso ha recordado que ya existió un museo militar en el castillo de Montjuïc, que fue cerrado después de que el ejército cediera el edificio a la ciudad, y ha señalado que los bienes de aquel museo siguen existiendo, pero sin estar expuestos "al alcance de todos". Se da la circunstancia de que Alonso es militar de profesión, y fue oficial del Ejército durante dos décadas.

Muy diferentes han sido las reacciones desde los independentistas de ERC. El alcaldable de la formación en Barcelona -y actualmente líder parlamentario en el Congreso-, Alfred Bosch, ha considerado que un museo militar representaría un gasto innecesario, y ha abogado, en cambio por "ceder a la ciudad", para equipamientos, los edificios propiedad del Ministerio de Defensa donde se estudia instalar el museo.

"Estoy seguro que la gente de Barcelona agradecería mucho más que el Ejercito cediera estos espacios en lugar de abrir un nuevo museo militar", ha dicho Bosch. El dirigente independentista también ha recordado, como Camacho y Alonso, que ya existió un museo militar en el castillo de Montjuïc. Pero lo ha hecho para añadir que era un museo poco visitado por los barceloneses.

ICV y el "ADN de la ciudad"

En una línea parecida se ha manifestado ICV-EUiA. Su líder en el Ayuntamiento, Enric Gomà, ha opinado que "el exhibicionismo armamentista no está en el ADN de nuestra ciudad", y ha prometido trabajar para que el proyecto "no tenga viabilidad". Gomà ha recordado también el antiguo museo militar de Montjuïc, clausurado hace cinco años. Y ha celebrado justamente que la cesión del edificio al Ayuntamiento permitió "cerrar" ese museo, que ha considerado un "vestigio franquista innecesario".

El coordinador nacional de ICV Joan Herrera, por su parte, ha pedido igualmente la cesión del edificio del Gobierno Militar al Ayuntamiento, y el líder de EUiA, Joan Josep Nuet, aun ha añadido que si el Ejército "se ha dado cuenta de que no necesita el edificio", debería cederlo y no "hacer el espectáculo de querer hacer un museo militar solo para mostrar musculatura".

A medio camino entre ambos bandos se ha situado el PSC. Su portavoz, Esther Niubó, ha considerado "legítimo" que el Ejército quiera abrir nuevamente un museo militar en Barcelona. Pero no lo ha juzgado una prioridad. "Puestos a acercar instituciones a la ciudadanía, a los catalanes, se me ocurren muchas otras antes que la del Ejército", ha expresado Niubó, recalcando que hacía estas valoraciones a título personal.

Comentar