Sobre el fallecido por infarto en Tarragona

Sabaté (PSC): "El desgobierno de Mas y Junqueras mata"

El diputado autonómico socialista exige la reapertura las 24 horas del servicio de hemodinámica del Hospital Joan XXIII de la ciudad, tras la muerte de un vecino en su traslado en ambulancia a Barcelona.

3 min
El diputado autonómico y presidente de la federación del PSC en la provincia de Tarragona, Xavier Sabaté
Redacción
Jueves, 8.01.2015 16:39

La muerte por ataque al corazón de un ciudadano de Tarragona el día de Navidad, que no pudo ser atendido en el Hospital Joan XXIII de la ciudad porque su servicio de hemodinámica ya había cerrado, y que falleció en el traslado al Hospital de Bellvitge, sigue generando críticas a la gestión del Gobierno autonómico. Hoy ha sido el diputado autonómico del PSC Xavier Sabaté quien ha exigido que el polémico servicio reabra de nuevo 24 horas al día en Tarragona, a la vez que ha señalado que el "desgobierno" del Ejecutivo autonómico, avalado hasta ahora por ERC, "mata".

En rueda de prensa, Sabaté -elegido en la circunscripción de Tarragona y líder provincial del partido- ha apuntado este jueves que este no ha sido un caso "anecdótico", y ha criticado los recortes en sanidad llevados a cabo por el ejecutivo de CiU, con el apoyo de ERC, exclamando que "el desgobierno del señor Mas y del señor Junqueras mata".

Sabaté también ha explicado que su formación reclamará en el Parlamento autonómico que se lleve a cabo un estudio sobre la situación de la sanidad pública en la provincia de Tarragona. También ha exigido una investigación más amplia sobre este y otros posibles casos similares.

Las críticas vienen de lejos

Esta no es la primera vez que Sabaté carga contra los recortes en sanidad en su circunscripción. En agosto ya criticó lo que entendió que era un "intento" de CiU de "desmantelar" el Hospital Joan XXIII, al firmar un convenio en el centro con el sector privado concertado, que, según declaró entonces, servía "a unos intereses particulares que no son los de la ciudadanía". "Exigiremos a la Generalidad que el Hospital Joan XXIII no pierda actividad ni servicios", añadió entonces.

El caso de la polémica sucedió el pasado día de Navidad, cuando un vecino de Tarragona que había acudido al Joan XXIII a las siete de la tarde padeció un infarto, ya una vez atendido, dos horas después. Con la unidad de hemodinámica del centro ya cerrada, se decidió trasladarlo al Hospital de Bellvitge, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), pero el paciente falleció durante el trayecto en ambulancia.

A raíz de esta muerte, la Coordinadora d'Entitats de Tarragona (CET), que agrupa a unas 80 asociaciones de la ciudad, partidos y sindicatos han reclamado la reapertura las 24 horas del día de la unidad de hemodinámica del Joan XXIII. La CET, de hecho, anunció ayer miércoles que promovería movilizaciones de protesta si esta reapertura no se producía en 10 días.