Ni lista única, ni Constitución única

Soberanistas preparan una 'Constitución-trampa' para captar no independentistas

Tras el fracaso del proyecto de lista única que promovió el presidente de la Generalidad, Artur Mas, hasta tres proyectos de Carta Magna de una hipotética República catalana están en marcha. El autodenominado El Grupo Promotor para la Convención Constitucional Catalana (GPCC), encabezado por Jaume López -uno de los creadores del término "derecho a decidir"-, entrega al Parlamento autonómico un guión con los pasos a seguir para elaborar la Constitución del Estado catalán.

3 min
El Grupo Promotor para la Convención Constitucional Catalana, junto a la presidenta el Parlamento autonómico de Cataluña, Núria de Gispert
Sergio Fidalgo
Miércoles, 28.01.2015 13:52

Con las elecciones del 27 de septiembre en el horizonte, los proyectos de 'Constitución catalana' se multiplican en un contexto en el que parece resquebrajarse la unidad del soberanismo. Tras el fracaso del proyecto de lista única que promovió el presidente de la Generalidad, Artur Mas, hasta tres proyectos de Carta Magna de una hipotética República catalana están en marcha.

A la conocida propuesta del juez Santiago Vidal y la que está elaborando la sectorial de Juristas por la Independencia de la ANC, que se harán públicas en un acto que se celebrará este sábado en el Ateneo Barcelonès, se une la que un grupo de profesores universitarios y dirigentes de diferentes entidades sociales ha presentado este mediodía ante la presidenta del Parlamento autonómico, Núria de Gispert.

Captar a los no independentistas

El Grupo Promotor para la Convención Constitucional Catalana (GPCC) ha entregado a De Gispert un primer documento de intenciones en el que se marcan los pasos que, según este colectivo, se debería seguir para la elaboración de una Carta Magna independentista. El proceso que propugna ha de ser, a su parecer "participativo desde el origen hasta el final si se quiere legitimar socialmente el nuevo texto constitucional y ensanchar la base social favorable a la nueva República".

Una de las claves del colectivo que encabeza el politólogo Jaume López -uno de los creadores del término "derecho a decidir"- es intentar seducir a los millones de catalanes que hasta ahora no han mostrado su apoyo a la secesión, ya que buscan incorporar "también a aquellos que, de entrada, no se han manifestado a favor de la independencia pero que se pueden sentir interpelados y llamados a participar en un proceso de definición de un nuevo país desde la base social".

Recomiendan "un papel activo" de la ciudadanía

Una de las novedades del primer documento es la posibilidad de veto parcial del texto por parte de la ciudadanía en el referéndum final: "Para que no se pueda plantear como una opción de todo o nada, sería conveniente introducir la posibilidad de que la ciudadanía pueda expresar su apoyo, por separado, y de forma simultánea o consecutiva, en las diversas partes que componen este texto final".

Tras la reunión con De Gispert, Jaume López ha asegurado que la intención de su colectivo es "promover la participación de los ciudadanos en la redacción de la Constitución de un futuro Estado catalán y coordinar las diversas propuestas. Los ciudadanos han de tener un papel activo cuando el debate llegue al Parlamento" autonómico.

La delegación que ha acudido a la Cámara autonómica estaba formada, además de por Jaume López, por el ingeniero industrial Jordi Rich; Isabel-Helena Martín (Plataforma Sobirania i Justícia); Jordi Pacheco, miembro de la junta del Colegio de Politólogos y Sociólogos de Cataluña, y Martí Olivella, presidente de Nueva Innovación social.

Comentar