Susana Díaz rechaza "la trampa del derecho a decidir" y una reforma constitucional que pretenda satisfacer al nacionalismo

"No voy a permitir nunca que haya elementos de ninguna índole que provoquen que un ciudadano en La Coruña, en Zaragoza, en Sevilla o en Barcelona tenga circunstancias distintas, financiación diferente, derechos distintos o libertades distintas. Quien plantee en estos momentos una reforma de la Constitución para que unos ciudadanos tengan más que otros, me va a encontrar enfrente", advierte la presidenta de la Junta de Andalucía.

4 min
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz
Redacción
Miércoles, 28.01.2015 17:00

La presidenta de la Junta de Andalucía y líder del PSOE en esa Comunidad, Susana Díaz, ha rechazado el denominado "derecho a decidir", ha hecho un llamamiento a la unidad de España, y ha advertido de que no aceptará una reforma constitucional para satisfacer al nacionalismo catalán o para otorgar derechos diferentes a unos españoles.

"Si entendemos que la reforma de la Constitución tiene que ser para encajar un solo territorio [en referencia a Cataluña], entonces no estaremos entendiendo que lo que necesita España es vertebrarla para 20 años. En la que todos tenemos que estar cómodos. Quien plantee en estos momentos una reforma de la Constitución para que unos ciudadanos tengan más que otros, me va a encontrar enfrente", ha señalado durante una entrevista en Tele 5.

"El ser diferente no quiere decir que se sea desigual"

"El ser diferente no quiere decir que se sea desigual", ha subrayado en relación a una posible reforma constitucional. Y ha añadido: "Yo reconozco una lengua distinta en Cataluña, y que eso es riqueza para España. Y reconozco una estructura territorial distinta -sus comarcas-. He puesto ejemplos: ellos quieren los Mossos d'Esquadra, yo quiero la Guardia Civil en mis pueblos. Es decir, esas cosas son distintas, pero no nos hacen desiguales".

"Lo que no voy a permitir nunca es que haya elementos de ninguna índole que provoquen que un ciudadano en La Coruña, en Zaragoza, en Sevilla o en Barcelona tenga circunstancias distintas, financiación diferente, derechos distintos o libertades distintas", ha destacado.

"Siempre he defendido la soberanía nacional"

Díaz ha indicado que ella "nunca" ha sido "ambigua" en estas cuestiones. "Siempre he defendido la unidad de España, siempre he defendido la soberanía nacional, no estoy a favor del derecho a decidir, no lo he estado nunca, no me habrá escuchado ni una sola vez dudar porque sé en qué equipo juego. Y en esta batalla juego en el equipo que defiende la unidad de mi país. Y creo que eso es lo que tenemos que hacer los socialistas", ha añadido.

La presidenta de la Junta de Andalucía ha señalado que "defender" su Comunidad es su "responsabilidad", pero eso no quiere decir que sea nacionalista porque "los socialistas no somos nacionalistas". "Y estoy convencida de que los compañeros del PSC defenderán a Cataluña, pero dentro de España", ha considerado.

"El derecho a decidir es una trampa"

La dirigente socialista ha asegurado que "el derecho a decidir es una trampa, y eso habría que haberlo desmontado hace mucho tiempo". "Era la trampa de decidir dividir España, dividir la soberanía nacional. Y eso habría que haberlo desmontado entre todos", ha reiterado.

"En este país ha faltado liderazgo. Y se lo he dicho al presidente del Gobierno, en público y en privado. [Ha faltado] coger el toro por los cuernos, ponerse al frente y decirle a los catalanes que este proyecto que es España tiene presente y tiene futuro, y que tenemos que estar todos juntos. Eso es lo que creo que ha faltado. Estamos en un momento muy difícil en España y no tenemos a los dirigentes políticos que merecen los españoles", ha explicado.

Toque de atención al PSC

Díaz ha confesado que eso "también se lo he dicho a mis compañeros [del PSC] en público y en privado".

"No soy ambigua en casi nada, pero en esto especialmente todo el mundo sabe que defiendo mi país y la unidad de España porque creo en ella, y porque creo en el futuro de mi país", ha concluido. Previamente también le había reprochado a Podemos que "no me garantiza la unidad de España".

Comentar