"No votar la independencia sería peor que perder la votación. Si ahora no llegamos al final, nada habrá tenido sentido. Tendremos que dar la razón a España y aceptar que no somos nada"

Quim Torra, director del Borne Centro Cultural, en un artículo publicado este jueves en El Singular Digital:

"[...] Ha llegado un punto en que soy de los que afirmo que no votar la independencia sería peor que perder la votación. Si ahora no llegamos al final, nada habrá tenido sentido. Dicho de otra forma, tendremos que dar la razón a España y aceptar que no somos nada. Hemos de ser conscientes del punto de no retorno en el que nos movemos. El independentismo no es una excusa, ni un pasatiempo, ni un sueño, ni una vaguedad delicuescente, ni un eslogan, ni un as en la manga, ni, mucho menos, un deporte que se practica los fines de semana. La independencia de Cataluña es un mandamiento del pueblo, expresado democráticamente. El hecho es de una trascendencia absoluta, capital.

Las últimas sentencias [del Tribunal Constitucional tumbando la Ley de Consultas y el 9N] deberían de suponer también un cambio de denominación de la Mesa por el Derecho a Decidir. Se debería llamar Mesa por el Deber de Decidir. Se ha acabado, por tanto, esperar el reconocimiento de ningún derecho por parte de nadie, que nunca llegará; lo que hemos de hacer es exigirnos el deber a la autodeterminación. Y exigírnoslo diariamente, insistentemente, sin desfallecer, hasta el 27S, que votaremos y desvotaremos. ¿Por qué seremos independientes? Muy sencillo, porque ya no podemos ser otra cosa. ¿Por qué ganaremos? Porque queremos ser".

Comentar