Apunta a Rosell

Bartomeu se lava las manos en el 'caso Neymar' y apunta a Rosell

El máximo mandatario del F.C. Barcelona argumenta ante el juez que las negociaciones para el fichaje del brasileño las lideró Sandro Rosell, entonces presidente azulgrana. Sobre los hechos por los que está imputado, Bartomeu se refugia en los asesores fiscales del club.

2 min
El ex presidente del F.C. Barcelona Sandro Rosell, tras dimitir de su cargo, recibe el abrazo de su sucesor, Josep Maria Bartomeu.
Redacción
Viernes, 13.02.2015 17:01

El presidente del F.C. Barcelona, Josep Maria Bartomeu, no ha asumido ante el juez ninguna responsabilidad en el fichaje del delantero brasileño Neymar Jr., en relación al cual están imputados él mismo, su predecesor en el cargo, Sandro Rosell, y el propio club azulgrana. El argumento de Bartomeu, descargar cualquier posible culpa en Rosell.

Bartomeu, en su declaración este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que ha durado más de tres horas, ha negado tener nada que ver en la negociación para el fichaje de Neymar, y ha asegurado que el "liderazgo" de las conversaciones lo ejerció Rosell, entonces presidente azulgrana. En esa época, Bartomeu era vicepresidente deportivo de la entidad.

De hecho Bartomeu, que llegó al cargo después de que dimitiera Rosell, justamente por el escándalo del caso Neymar, no está imputado directamente por el fichaje del brasileño, sino porque el club no abonó 2,8 millones de euros al fisco en 2014, en concepto de retenciones al jugador, al haber tributado al 24,7% de los no residentes en España, en lugar de al 52,% de residentes.

Habla de "discrepancia tributaria"

Sobre estos hechos, Bartomeu también ha descargado en otros -aunque parcialmente- cualquier posible culpa. Ha explicado que los asesores fiscales del club recomendaron imputar ese pago al ejercicio 2013, cuando Neymar aun no se había incorporado a la disciplina azulgrana y residía en Brasil. No obstante, ha dicho que compartía esa decisión, y que no existe delito fiscal, sino "discrepancia tributaria" con Hacienda.

Bartomeu y el club azulgrana -como persona jurídica- están imputados por un presunto delito fiscal, en una pieza separada del caso Neymar. En la pieza principal del caso, los imputados son de nuevo el club y Rosell, por presuntos delitos fiscales de 2,4 millones en el ejercicio 2011, y de 6,9 en 2013.

Rosell, por su parte, está imputado por un delito societario, por presuntamente "ocultar" las cifras reales del fichaje de Neymar a la Asamblea General de socios de octubre de 2013, que aprobó las cuentas anuales del club con las cantidades que proporcionó la junta directiva. Según la Fiscalía, Neymar costó al club 95 millones de euros -82,7 millones por el fichaje en si, más 12,1 millones en impuestos-, mientras el ex presidente azulgrana dio la cantidad de 57,1 millones.

Comentar