Izquierda alternativa secesionista

Capgirem Barcelona: la apuesta de la CUP para competir con Colau

La candidatura agrupa a la izquierda antisistema abiertamente secesionista. Rehúyen hablar de nombres propios, aunque David Fernández estuvo sonando como posible alcaldable.

3 min
Presentación de la candidatura CUP-Capgirem Barcelona
Redacción
Lunes, 9.02.2015 18:40

La CUP ya ha dado forma a la candidatura con la que concurrirá a las elecciones municipales en Barcelona. Una lista de la izquierda alternativa que, como tal, competirá directamente con el Guanyem Barcelona de Ada Colau, ICV y Podemos. Con los matices de que la candidatura que lidera la CUP está más claramente decantada a la izquierda antisistema y al secesionismo. Y con un alcaldable aun por decidir, puesto para el que ha estado sonando insistentemente el diputado cupaire David Fernández. Aunque desde la propia candidatura se haya enfriado esta posibilidad.

La Candidatura, bajo el nombre Capgirem Barcelona, agrupará a la CUP y a diversas formaciones minoritarias de la izquierda anticapitalista claramente secesionista -con diversos matices propios-, como Lluita Internacionalista -que ya pidió el voto para la CUP en las autonómicas de 2012- En Lluita, Endavant o Arran; a sindicatos de tendencia análoga, como la Coordinadora Obrera Sindical (Cos), o el Sindicat d'Estudiants, y a formaciones como Pirates de Catalunya y els Verds-Alternativa Verda.

Según ha explicado este lunes en rueda de prensa en la Plaza de Cataluña de la ciudad Pep Castelltort, portavoz de las Trobades Populars Municipalistes -marca blanca impulsada por la CUP para las municipales- y de la propia candidatura, esta pretende ejercer la "radicalización democrática" en la ciudad, tomando sus decisiones "en los barrios", desde fuera del Consistorio, con el objetivo de "descentralizar la política".

Economía cooperativa y solidaria

Castelltort ha afirmado que la lista apuesta por potenciar el sector público, el pequeño comercio y la economía cooperativa y solidaria, así como que reivindica un uso de la calle como espacio público -con especial mención a la celebración de fiestas populares alejadas de los "grandes patrocinios"-, el derecho a la vivienda y la lucha contra las desigualdades.

El portavoz de la lista también ha desvelado las principales diferencias con la otra gran lista de la izquierda alternativa, Guanyem Barcelona, que se centran en torno a los códigos éticos respectivos. Así, Capgirem fija un máximo de dos mandatos consecutivos para los miembros de su lista, mientras la candidatura de Ada Colau contempla un tercero; el tope salarial de Capgirem es también más ajustado -1.800 euros al mes-, y el uso de los ingresos que reciba la candidatura también es diferente: "Se propuso que el destino de los ingresos fuera para fortalecer la autoorganización popular y no para repartirse entre las fuerzas y perpetuarse", ha argumentado Castelltort.

Aunque el portavoz de la lista no ha incidido especialmente en ello, desde hace meses se conoce la oposición de la CUP a integrarse en una lista en la que participe ICV-EUiA, a quienes no consideran como parte de la izquierda antisistema, sino más bien como parte del sistema -especialmente, en el Ayuntamiento de Barcelona-. "Consideramos que lo que necesita Barcelona no es un cambio de modelo, no es una operación de maquillaje, sino una ruptura", ha afirmado Castelltort.

Rehúyen hablar de nombres

El portavoz ha explicado igualmente que el cabeza de lista se elegirá el 28 de febrero, cuando se culminará un proceso de "asambleas abiertas" en los barrios. Castellort ha precisado que en estas asambleas "la gente no se propone", sino que "es propuesta". Lo que mantiene abierta la puerta a que, como se ha especulado últimamente, David Fernández pueda ser el alcaldable de la candidatura. Pero Castelltort no ha querido alimentar esta posibilidad.

Así, el portavoz ha recordado que el alcaldable se decidirá en un "proceso asambleario abierto", que "no está contemplado" que Fernández deje su acta de diputado autonómico -requisito previo para formar parte de la candidatura- y que, para Capgirem Barcelona, "lo más importante es el proyecto colectivo, y no tanto los cabezas de lista".

Comentar