Para financiar las obras pendientes

Collboni propone la concesión de más estaciones de la L9 y que el Ayuntamiento aporte fondos

c

2 min
El alcaldable del PSC por Barcelona, Jaume Collboni, en una imagen de archivo
Redacción
Martes, 17.02.2015 15:42

El alcaldable del PSC en las próximas elecciones municipales en Barcelona, Jaume Collboni, se ha posicionado este martes sobre el debate en torno a las obras pendientes de la línea 9 del metro y su forma de financiación, después de que el día anterior el diario El Periódico informara de que la Generalidad está estudiando la posibilidad de entregar en concesión la explotación de la línea para pagar las obras pendientes. Una posibilidad que rechaza Collboni, quien ha propuesto otras alternativas.

"Estoy totalmente en contra de la privatización de la L9", ha proclamado este martes Collboni. "Basta de jugar con Barcelona, la L9 se ha de terminar, pero no se debe privatizar", ha añadido el alcaldable socialista, que también ha formulado su propuesta alternativa a la privatización -técnicamente, concesión durante 30 o 40 años- del servicio que barajaba la Generalidad. Y que también pasa por concesiones parciales.

Así, Collboni ha propuesto un "pacto entre administraciones" que implique al Gobierno, la Generalidad y el Ayuntamiento para acabar las obras pendientes de la línea 9, cuyo coste ha cifrado en 1.300 millones de euros. De esa cantidad, según ha propuesto Collboni, deberían conseguirse 550 millones en concesiones de las estaciones -y no del servicio de metro en si- del tramo central de la línea "como ya se ha hecho en otros tramos", según ha recordado el alcaldable socialista. Los 750 millones restantes deberían obtenerse en parte a través de ayudas del Plan Juncker de la UE, y en parte con aportación del Ayuntamiento.

Pide a Trias que pague

En este sentido, Collboni ha criticado al alcalde de la ciudad, el convergente Xavier Trias, que, según ha lamentado, "dice que Barcelona no tiene por qué pagar estaciones, pero no tiene ninguna manía a la hora de pagar cárceles", en referencia tanto a la aportación municipal para una nueva prisión de la Generalidad en la Zona Franca, como a "comprar techo edificable de la Generalidad" en los terrenos de la cárcel Modelo "por valor de 45 millones".

Collboni también ha insistido en dar prioridad al ramal de la L9 que llega a la Zona Franca, así como en pedir que el Ayuntamiento costee estaciones -no previstas en el plan de la Generalidad- los barrios de La Marina del Port y La Marina del Prat Vermell. Según el proyecto actual, en 2016 debe entrar en servicio el tramo principal de la L9 que va al aeropuerto, pero aun no el ramal de Zona Franca, que Collboni considera una "necesidad" para el barrio y un "eje vertebrador".