El alcalde de Solsona justifica el alegato violento contra "los españoles" porque el carnaval es "una fiesta transgresora"

El edil ataca para defenderse con una supuesta campaña orquestrada para desprestigiar a Cataluña: “Se utiliza para desmerecer el hecho catalán y todo lo que está ocurriendo en Cataluña”. Se limita a acusar sin aportar nombres: “Hay mala voluntad por parte de alguien”.

3 min
Imágenes del Carnaval de Solsona
Redacción
Martes, 24.02.2015 12:03

A raíz de la decisión de la Fiscalía de Lérida de abrir diligencias de investigación penal por un posible delito de incitación al odio en el Carnaval de Solsona, el edil de la localidad se ha visto obligado a pronunciarse sobre lo ocurrido durante la celebración del pasado 14 de febrero.

El alcalde de ERC, David Rodríguez, no ha pedido disculpas por la responsabilidad que le pertoca como máximo cargo del municipio sino que ha tirado balones fueras expresando estar “muy sorprendido” por la polémica generada, la cual considera “desproporcionada”.

Rodríguez se ha escudado diciendo que el Ayuntamiento “no organiza el Carnaval” -aunque sí que lo financia- y que la polémica les “supera”.

“Fiesta transgresora”

En su empeño para justificar las amenazas a “los españoles” el alcalde ha querido recordar que el Carnaval “es una fiesta transgresora y absolutamente grotesca donde los primeros a cobrar somos los miembros del consistorios y los partidos que lo componemos”.

El alcalde de ERC ha insistido en que “no hace falta sacar las cosas de contexto” porque no hay “voluntad de ofender ni dañar a nadie”.

Cabe recordar que durante el acto central de la fiesta se difundieron proclamas de estilo "a ver si nos cargamos a los españoles”, acompañadas por una retransmisión a través de La Xarxa -la red de televisiones locales coordinada por la Diputación de Barcelona- en la que un comentarista -el escritor y ex miembro de la Junta del Carnaval de Solsona Valentí Vilagines- tildó de "terroristas" a un grupo de personas que simulaban ser militares españoles y se despidió anunciando: "Voy a repartir unas garrotadas a algún otro del PP que me encuentre o a algún español por el camino".

“Mala voluntad por parte de alguien”

Rodríguez también ha denunciado que esta polémica ha sido “intencionada” y que detrás de todo hay “mala voluntad”: “Se están mezclando cosas de forma intencionada”. El edil ha continuado con su teoría de un ataque orquestrado alegando a que “hay mala voluntad por parte de alguien”.

No obstante, el alcalde no ha dado nombres que pudieran confirmar su teoría de que existiría alguien interesado en dañar la imagen del municipio y de su partido, y se ha limitado a atacar para defenderse: “Se utiliza para desmerecer el hecho catalán y todo lo que está ocurriendo en Cataluña”.

Dice que no es el cartel oficial

Asimismo, ha negado que el cartel que ha circulado por las redes sea el oficial. Según Rodríguez el Carnaval es “fiesta y libertinaje” y su cartel “solo hace alusión a elementos folkloricos que salen de la fiesta”.

El edil ha querido recordar que el año pasado también se generó cierta polémica con el cartel, donde se hacía una parodia del obispo Xavier Novell.

Comentar