El Instituto Catalán de la Salud reduce su personal en 5.659 personas en cuatro años

El ICS recorta su plantilla en un 13,6% entre los meses de diciembre de 2010 y de 2014. Esta reducción ha afectado tanto a personal fijo como a personal interino, eventual y de sustitución. Sindicatos y médicos denuncian las ineficiencias que ha generado en el sistema.

5 min
Edificio del Institut Català de Salut
Martes, 10.02.2015 11:18

A raíz de las negociaciones del Plan de Ordenación de Recursos Humanos 2015-2020, el Instituto Catalán de la Salud (ICS) redujo su plantilla en un 13,6% entre los meses de diciembre de 2010 y de 2014. De este modo, y como informa el diario El País, el número de trabajadores pasó de 41.729 a 36.070 empleados; es decir 5.659 trabajadores menos en tan solo cuatro años. 

Esta reducción ha afectado tanto a personal fijo como a personal interino, eventual y de sustitución. En concreto, este último tipo de contratación ha sido el más perjudicado por los recortes y se ha visto reducida en más de la mitad: de 2.797 a 1.353 en los últimos cuatro años.

El ICS es la compañía pública responsable de ocho hospitales y de 288 centros de atención primaria (CAP) y sus trabajadores denuncian que se ha reducido también al mínimo la cobertura de bajas y que, en el caso de los CAP, “prácticamente ya no existe”.

Los empleados con contrato de sustitutos en los CAP disminuyeron de 1.153 en 2010 a solo 123 en 2014, casi un 90% menos. “Solo se están cubriendo las necesidades imprescindibles y a la mayoría de interinos se les están negando los permisos”, ha denunciado el responsable de sanidad de UGT, Juan Cobacho. “Los resultados son listas de espera más largas, sobrecarga de trabajo al personal y usuarios que cuando tienen un problema hoy reciben cita para dentro de cinco días”, ha asegurado.

Contratos precarios de 25 horas

La secretaria de sanidad de CCOO en las comarcas del Baix Llobregat, Alt Penedès, Anoia y Garraf ha añadido que los únicos contratos que se están llevando a cabo actualmente son contratos de 25 horas y de “forma precaria”: “Si se contrata a alguien, se hace de forma precaria, con contratos de 25 horas en vez de a tiempo completo”.

Sevillano también ha alertado de que estas contrataciones parciales no ayudan al funcionamiento del equipo médico y puede tener repercusiones en los pacientes: “Los contratados por 25 horas solo hacen funciones asistenciales y al resto de actividades, si pueden, van pero sin cobrar. El profesional corre el riesgo de quedar desfasado y desvinculado del equipo, y esto puede tener repercusiones en el usuario”.

Demoras de 20 días en la asistencia primaria

Una médica de cabecera de la provincia de Barcelona que ha preferido mantenerse en el anonimato ha explicado en primera mano lo que denuncian los sindicatos: “Vamos todos más cargados y con demoras. En mi centro tenemos un cupo de 28 personas cada día, que pueden elevarse a 35 con las que se presenten por urgencias. Cuando alguien se da de baja, solo dan hora a 20 de nuestros pacientes y nos ponen a ocho de otro médico. Si uno de mis pacientes pide cita para verme, no lo podrá hacer hasta dentro de una semana. El tiempo de espera ha llegado a ser de 20 días”.

Además del recorte en las sustituciones se encuentran también con la disminución del personal fijo: el ICS perdió 1.234 puestos de trabajo estables desde diciembre de 2010. La empresa pública se defiende alegando al “contexto de contención económica, el aumento de las horas de la jornada laboral para todo el personal en un 4% y al elevado número de jubilaciones”.

La empresa, que ha respondido por email a las informaciones de El País, esgrime que ha respondido en los últimos años con “una política de consolidación de la plantilla” a la congelación de convocatorias de concursos de oposición impuesta en 2010.

No obstante, esta “consolidación” no se aprecia en la información que la empresa presentó a la Mesa Sectorial de Negociación de la Sanidad. La compañía expusó que el personal interino se redujo de 10.367 a 8.451 (un 18,5% menos) durante esto últimos lustro. Los eventuales también cayeron de 4.662 a 3.597 (un 22,8%).

360 puestos de trabajo destruidos

Una portavoz del ICS asegura que la nueva dirección que tomó las riendas en enero del año pasado comportó un “cambio de rumbo”. La compañía destaca que entre enero y octubre de 2014 contrató como interinos a 1.638 empleados y que durante el primer trimestre de 2015 prevé hacer lo mismo con otros 1.323.

Un delegado del sindicato Catac-CTS, Jesús Frías, ha recordado que el ICS no cuenta la plantilla en base a personas, sino “a equivalencias a jornada completa”: “Cuando dice que hay un trabajador más o menos, puede estar hablando de dos a media jornada”.

A pesar de que los recortes más duros se efectuaron entre 2010 y 2013 y en los cuales se perdieron el 96% de empleados, la reducción de personal no ha cesado y continuó el año pasado. Se destruyeron 360 puestos de trabajo, sin tener en cuenta a los sustitutos ni a los residentes en este cálculo. Entre ellos había 166 médicos.

Comentar