Revista de prensa

El PSOE de Pedro Sánchez y la vuelta de los almogávares

La disidencia catalana presenta el "Centro Libre. Arte y Cultura" (CLAC). Algo se cuece en las catacumbas. Máxima tensión entre Rajoy y Tsipras. Sánchez ejecuta una "venganza catalana" entre Callao y Ferraz.

15 min
Pablo Planas
Viernes, 13.02.2015 10:46

Mariano Rajoy y Alexis Tsipras andan por Europa lanzándose chinitas y granos de arroz con el tubo del bic a modo de cerbatana. Son como niños pero representan dos maneras de entender la situación. Rajoy es el alumno aventajado que lleva los deberes al día o incluso adelantados. Tsipras, en cambio, ni se abotona la bata ni tiene los cuadernos en regla. El primero se ha quejado del trato de favor hacia el segundo. Dijo Rajoy que en España no sobra el dinero, en alusión a los 26.000 millones de euros de aquí que han ido hacia allí. Tsipras le espetó que no "extrapolara" los "problemas internos", que es exactamente lo que ha hecho el Gobierno de Syriza al europeizar su catástrofe.

La última guerra entre España y Grecia se remonta a la época de los Almogávares de Roger de Flor allá por el 1300. La huella de las tropas de la Gran Compañía formada por aragoneses, catalanes y valencianos (además de catorce sevillanos, dos madrileños y un propio de Motilla del Palancar) en tierras grecoturcas fue tan devastadora que ha dejado para la historia el concepto "venganza catalana" y la singular prohibición, vigente hasta el año 2000, que impedía el acceso al monte Athos de ciudadanos catalanes y/o de Motilla del Palancar. Los periodistas Rafael Nadal y Arturo San Agustín fueron los primeros íberos en visitar el monasterio setecientos años después del último raid de los almogávares. Tsipras, estás avisado.

El método almogávar es directo, tajante y escasamente contemplativo. Si levanta la mano, baja el mazo, o sea, que no amenaza, actúa. Pedro Sánchez, el lider del PSOE, apunta maneras en esa dirección. Parece el amo de una multinacional. Despide al personal por burofax y cambia las cerraduras de los despachos de los ejecutivos. No tiene piedad.

El País apoya la maniobra de Ferraz. En esas páginas, Anabel Díaz habla con Simancas, el que declaró que sólo tenía a su nombre una play station y un chalet: "Rafael Simancas, presidente de la gestora del PSOE madrileño tras la destitución de Tomás Gómez, justifica la drástica decisión en las malas perspectivas electorales del secretario general relevado. “Nos llevaba a una derrota inmensa y segura”, sostiene. Tomás Gómez está de retirada. Centrado, durante sus ocho años como secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), en el control interno del partido, su soledad quedó de manifiesto ayer, tan solo un día después de ser destituido al frente de la federación madrileña. Su decisión de no acudir al pleno semanal de la Asamblea de Madrid, el Parlamento autonómico, ni ejercer como portavoz reforzó a los partidarios del golpe de autoridad que dio la víspera Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE, según interpretaron todos los socialistas consultados por este periódico, tanto en las agrupaciones locales como dentro del grupo parlamentario madrileño. Su propio equipo confirmó que Gómez renunciará a su escaño en la Asamblea la semana próxima, algo que ya hizo ayer su número dos, Maru Menéndez. (...) “La mayoría de parlamentarios se está reorientando si no lo estaba ya. Eran recuperables. Solo queda un grupúsculo de fieles incondicionales a Tomás”, resumió un miembro de la ejecutiva de Gómez crítico con su estilo y su gestión."

Toni Bolaño y Paula Poveda explican en La Razón que Gómez no sólo salía en la foto sino que ya tenía impreso el cartel electoral: "Quién se lo iba a decir a Tomás Gómez. Casi al mismo tiempo de enterarse de su destitución como secretario general del Partido Socialista de Madrid, en un correo de la sede del partido en Callao se recibían las fotos de Tomás Gómez como futuro candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid. No le ha dado tiempo de verlas. Ni tan siquiera de recogerlas. Una vez levantado el atrincheramiento en el Palacio de la Prensa al que se sometió el pasado martes tras conocer la «sentencia» de Ferraz, la gestora que ya dirige el PSM se ha hecho con las llaves del cuartel general y con todo lo que contienen. Como muchos candidatos, el madrileño acudió la pasada semana, el miércoles, apuntan algunas fuentes, a realizar la sesión fotográfica".

La panorámica socialista es objeto de comentarios y columnas, como la de Carlos Herrera en Abc, que muestra su sorpresa ante los procedimientos ejecutivos de Sánchez: "No resulta sencillo de entender. A buen seguro hay infiernos desconocidos en la estupefaciente portada de «El País», en las declaraciones del «establishment» socialista, en las ocultas maniobras de los herederos del «rubalcabismo», en todo este proceso confuso mediante el cual un núcleo dirigente destituye una dirección provincial al completo. Pero el asalto es inaudito, poco habitual. Las explicaciones oficiales no son, por de pronto, desechables: un candidato no garantiza una campaña electoral triunfal y es sustituido por otro que no muestre tanta adversidad teórica. Con todo, reconozcamos que eso se suele hacer antes y no a tres meses vista de los comicios; pero aceptemos ese pulpo: el candidato no es el ideal y quién sabe si en algún momento previo a las votaciones podría desencadenarse la adversidad en forma de acciones judiciales o de revelaciones incómodas. Aún en ese caso, sorprende el grado de violencia institucional que ha albergado el proceso mediante el cual se ha desalojado a Tomás Gómez de su despacho en Madrid".

Herrera plantea las dos opciones posibles tras la defenestración: "Enviar un cerrajero a las dependencias de un cesado es como enviarle matones a un «okupa»: no digo yo que no sea la última alternativa, pero sí digo que es de una violencia indebida. (...) Puede salirle bien: pasado mañana todos hemos olvidado al de Parla, el gasto del tranvía asciende a cien mil millones de euros, Susana Díaz se acogota, Gabilondo gana las elecciones, el PSOE vuelve a gobernar Madrid, él se pasea por las primarias... Pero también puede salirle mal: Tomás Gómez alcanza una visibilidad no conocida hasta ahora, se descarta cualquier imputación en el sobrecoste de las obras tranviarias, Susana Díaz se rebela, Gabilondo no remonta y queda colocado tercero teniendo que elegir si da la mayoría a populares o podemistas, la polémica descoloca al prometedor candidato a la alcaldía de Madrid, la señora Chacón entra en campaña en las primarias y hasta el periódico cómplice le da la espalda en el momento menos esperado... "

Federico Jiménez Losantos aborda el expediente político en El Mundo: "A sólo tres meses de unas elecciones que pueden ser las más importantes de las últimas décadas, ninguno de los partidos con opciones de triunfo tiene candidato. Al faraón del PP no le da la gana decir lo que «ya tiene pensado» que decidirá el comité electoral cuando él decida convocarlo. El PRISOE, tras la clásica liquidación del enemigo interno por Cebrián -Guerra, Borrell, Redondo Terreros, ahora Gómez- nombrará a quien hayan decidido Sánchez y Rubalcaba. La vencedora de las primarias en IU, Tania Sánchez, sospechosa de corrupción municipal, ha huido porque dice -ahora- que no soporta la corrupción del PCE. Al presunto de Podemos lo han pillado apaleando dinero negro de la dictadura venezolana. UPyD tiene candidatos, los de Ciudadanos están al caer y los de VOX al llegar, pero ninguno de los tres que desde hace 35 años se disputan el Poder en Madrid permite a los madrileños elegir a quién votar. La corrupción partitocrática viaja en tranvía. Pero no sólo el de Parla".

El artículo de Joaquim Coll en El Periódico fija similares plazos con otros interrogantes en la política barcelonesa: "A solo tres meses de las elecciones, hay muchas incógnitas. A no ser que se produzcan complejas alianzas postelectorales, obtendrá la alcaldía quién encabece la lista más votada. El resultado puede ser el de un alcalde elegido con menos votos que Trias en el 2011. Los cinco grupos que hoy hay en el consistorio se pueden convertir en siete, con la entrada casi segura de C's y la menos probable de la CUP. Un gobierno con mayoría estable va a exigir un acuerdo tripartito. Cualquier suma hacia la derecha o hacia la izquierda contendrá elementos extraños o directamente antinatura. Hasta después del 27-S, no parece que vayan a poder alcanzarse pactos".

Continúa Coll: "La segunda incógnita es quién va a liderar la izquierda municipal. En el punto álgido del proceso soberanista, y cuando muchos partidos todavía no tenían candidatos, las encuestas privilegiaban a ERC. Pero a Alfred Bosch no parece interesarle mucho la política local. Sigue de portavoz en Madrid y no se le escucha decir nada sobre Barcelona. El duelo queda reducido a Ada Colau, al frente de una candidatura que se enfrentará a complicados equilibrios, sobre todo si tiene que gobernar, y al socialista Jaume Collboni, que mejora su perfil tras meses de intensa dedicación y con el rédito mediático que le ha sabido sacar a la rebaja en el transporte".

Y concluye: "Pero las elecciones van a tener muchos otros temas. En la presentación, ayer, del Centre Lliure d'Art i Cultura (CLAC), Ramón de España reclamaba una ciudad que vaya más allá del relato nacionalista oficial. Además de la denuncia por la subordinación política y económica de Trias, la apuesta por una Barcelona abierta, cosmopolita, que quiera seguir siendo un referente en España, va a ser otro de los frentes".

¿Clac? Sergi Doria, en el Abc, traza una crónica con los pormenores de un acto organizado por Ana Nuño en las catacumbas de la disidencia catalana, la caverna a mano derecha, la cueva a la izquierda. Escribe Doria: "CLAC. Suena como el interruptor cuando damos la luz. No es la primera vez en que la cultura que no sigue los dictados del pensamiento único nacionalista deja oír su voz. El objetivo, en palabras de la editora Miriam Tey: «Construir un espacio de encuentro para realizar actividades culturales y educativas con una vocación global e independiente»".

Prosigue el texto: "Alfonso de Vilallonga le puso música a la presentación de este Centro Libre. Arte y Cultura que reivindica una Barcelona referente cultural de la España moderna. Junto a Míriam Tey, en el quinteto fundador: Manuel Cruz, Félix Ovejero, Francesc de Carreras e Ignacio Vidal-Folch. Les apoya una cuarentena de personalidades de la cultura: Félix de Azúa, Anna Caballé, Mercedes Monmany, Javier Cercas, Victoria Cirlot, Clara Usón, Jacobo Siruela, Juan Marsé, Pepe Ribas. Jordi Llovet, Valerie Miles, Xavier Pericay, Ignacio Martínez de Pisón, Arcadi Espada, Ramón de España, Rodrigo Fresán, Ricardo García Cárcel, Juan Goytisolo, Andreu Jaume, Luis y Claudio López de Lamadrid, Victoria Camps, Ignacio Echevarría, Aurelio Major, Ferran Toutain, Cristina Fernández Cubas, Enrique Lynch, Óscar Tusquets, Laura Freixas, Valentí Puig, Nuria Amat....".

Del evento en sí, la crónica destaca: "Como subrayó Francesc de Carreras en un video (no pudo asistir por motivos de salud), «el CLAC expresa lo que ha sido Barcelona: una ciudad abierta a los tiempos, a las ideas y a todas aquellas personas que tengan algo que decir». Una ciudad, remarcó Miriam Tey, «que hoy es muy aburrida y necesita de una cultura irreverente e insumisa».(...) «Si cambias una bandera por la otra, la cultura oficial nacionalista se parece a la franquista» , remató Ramón de España que aportó ejemplos pintorescos como el Institut Nova Història empeñado en catalanizar a Cervantes, Santa Teresa de Jesús o Américo Vespucio: «Pronto le tocará a Elvis Presley y dirán que Bob Dylan proviene de Manlleu…», comentó jocoso. En cuanto a la añorada Barcelona cosmopolita, matizó que «tampoco se trata de cultivar relatos heroicos, pero sí algo que vaya más allá de Santa Teresa de Pedralbes o esa obsesión por levantar un ‘castell’ en cuanto te descuidas» . El autor de « El manicomio catalán» lamentó que Barcelona se viera privada de la Biblioteca Provincial que había pagado el Estado en el Born «por preservar unos pedruscos del XVIII que sólo sirven para odiar al vecino»".

Los Reyes andaban ayer por tierras catalanas en la celebración del centenario de las bodegas de Bonet. Como siempre, Mas dio la nota al no asistir, lo que, por otra parte, facilitó sobremanera las tareas del personal de protocolo. Todo discurrió como la seda, según informa Mariángel Alcázar en La Vanguardia: "Un brindis muy conjuntado. La Reina lucía un vestido de color frambuesa y las copas estaban llenas de Elyssia Pinot Noir, un cava rosado con aromas de frutos rojos con el que ayer se brindó por el centenario de la salida al mercado de la primera botella con la marca Freixenet. Los Reyes visitaron las bodegas de Sant Sadurní d’Anoia para celebrar la efeméride de una empresa que, en palabras de don Felipe “con su corazón profundamente catalán” es un ejemplo del “mejor espíritu emprendedor español”. José Luis Bonet, presidente de la compañía, recordó la historia de Freixenet, con sus éxitos y también con sus “vicisitudes, esfuerzo y trabajo tenaz”. Bonet, que en repetidas ocasiones se ha mostrado contrario al proceso soberanista, reivindicó ayer el carácter español y catalán de la compañía que preside. “En este siglo”, dijo, “Freixenet ha llevado el cava catalán y español a ser líder en el mundo junto al champán francés y ello ha sido posible con trabajo, tenacidad y talento, el modelo que conviene al país”. Bonet propuso un brindis “por la alegría de haber repartido felicidad en todo el mundo” y por haber servido a “Catalunya y España”".

Sigue Alcázar con el trasunto político: "Un brindis que compartió con los Reyes en ausencia de Artur Mas, presidente de la Generalitat, quien hace dos días excusó su presencia en el acto alegando otros compromisos previos, aunque en su agenda oficial no constaba ayer ningún acto público. En su lugar, acudieron a la celebración el conseller de Empresa i Ocupaciò, Felip Puig, y el de Agricultura, Josep Maria Pelegrí. Con los Reyes viajó desde Madrid, como ministro de jornada, el titular de Industria, Energía y Comercio, José Manuel Soria. Completaban la comitiva oficial, la delegada del Gobierno en Catalunya, María Llanos de Luna, y la alcaldesa de Sant Sadurní, Maria Rosell".

13 de febrero. Santoral del Abc: "Santos Benigno de Todi, Cástor, Esteban de Lyon, Fulcrán, Gilberto, Gosberto, Guimera, Martiniano y Pablo Le-Van-Loc".