Guardia urbano con maceta en la cabeza

El alcaldable de CiU en Mataró se disculpa por el "condenable" disfraz de su hijo

Joaquim Fernàndez pide disculpas al cuerpo policial y a la familia del agente que quedó parapléjico por los hechos del 'caso 4F'.

2 min
Los cuatro jóvenes de Mataró, con el polémico disfraz sobre el 'caso 4F'. El hijo de Fernàndez es el segundo por la derecha
Redacción
Martes, 17.02.2015 16:34

Joaquim Fernàndez, primer teniente de alcalde de Mataró (Barcelona) y alcaldable de CiU en la localidad para las próximas elecciones, se ha visto envuelto en una desagradable polémica este carnaval. Y no por alguna acción suya, sino de su hijo, que eligió un disfraz alusivo al caso 4F que el propio alcaldable ha considerado "condenable".

El polémico disfraz, que lucieron cuatro vecinos de Mataró en el carnaval local, incluyendo al joven de 27 años Jordi Fernández, hijo del acaldable de CiU, representa a sendos guardias urbanos con una maceta en la cabeza. El disfraz es una obvia alusión al caso 4F, por el que cinco jóvenes recibieron duras condenas de cárcel -injustas, según parte de la opinión pública, y como asegura el documental Ciutat Morta- por la agresión a un agente de la Guardia Urbana de Barcelona, que quedó parapléjico a consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza.

Los polémicos disfraces incluyen un interrogante en las macetas, en referencia al hecho de que, según consideró como hecho probado el juicio del caso, la agresión al agente se produjo con una piedra lanzada a nivel de suelo por los condenados, mientras las tesis críticas sostienen aun que la causó una maceta lanzada desde un inmueble okupado.

Sea como fuere, el disfraz ocasionó una fuerte polémica. Y mas aun, al saberse que uno de los cuatro jóvenes era hijo de Fernández, que ha salido rápidamente al paso, expresando sus "más sinceras disculpas" a la familia del agente agredido, así como a los miembros del cuerpo de la Guardia Urbana de Barcelona, por el "condenable" disfraz de su hijo.

Comunicado de disculpa

En un comunicado, además, Fernández "lamenta" y "rechaza" los "hechos tan poco afortunados" protagonizados por su hijo, a quien exculpa en parte porque "su intención no era herir a nadie", aunque también remarca que "se ha equivocado".

El acaldable de CiU también explica que hablará con la familia del agente agredido, para manifestarle su "solidaridad" y expresarle sus "disculpas", y ha querido "desvincular" los hechos de la "acción política" y la gestión del Ayuntamiento.

Una desvinculación que no piensa practicar el grupo del PP en el Consistorio, que ya ha anunciado que llevará al pleno de este viernes una propuesta para que el Ayuntamiento "denuncie estos hechos". El PP tampoco ha descartado emprender acciones legales por su cuenta. Algo que también contempla el Sindicat d'Agents de Policia Local (SAPOL).