La Fiscalía pide inhabilitar a la 'número tres' del PSC ocho años por un delito urbanístico

En el escrito de petición, se acusa a la concejal socialista, junto a una técnica municipal, la letrada de los servicios técnicos del distrito del barrio del Eixample de Barcelona y al jefe del departamento de Licencias e Inspección del distrito de incumplimiento de la legislación urbanística al permitir la construcción del parque de bomberos Joan Miró en una zona verde.

2 min
La secretaria de organización del PSC, Assumpta Escarp, en una imagen de archivo
Redacción
Martes, 17.02.2015 09:53

El fiscal ha pedido multar a la secretaria de Organización del PSC y concejal del ayuntamiento de Barcelona, Assumpta Escarp, con una multa de 6.000 euros y ocho años de inhabilitación por considerarla la presunta autora de un delito contra la ordenación del territorio al haber autorizado la construcción del parque de bomberos de Joan Miró sobre una zona verde.

En el escrito de petición, se acusa a la concejal socialista, junto a una técnica municipal, la letrada de los servicios técnicos del distrito del barrio del Eixample de Barcelona y al jefe del departamento de Licencias e Inspección del distrito de incumplimiento de la legislación urbanística al permitir la construcción de dicho parque.

El fiscal exige para los tres técnicos municipales siete años de inhabilitación y multas de 2.555 euros para cada uno. Asimismo, se considera que los tres técnicos se pusieron “de mutuo acuerdo” con la concejal Escarp y “ocultaron intencionadamente los aspectos legales que impedían el otorgamiento de aquella licencia de obras mayores en medio de un parque urbano".

En entredicho la "provisionalidad" de la construcción

Más allá del incumplimiento urbanístico, el fiscal también considera que la construcción del parque de bomberos provisional -que costó 2,5 millones de euros- "implicó una severa transformación de una parte importante” del Parc Miró y que su pretendida provisionalidad "no es ni fácilmente desmontable ni trasladable, tratándose de una edificación sólida y con clara vocación de permanencia, como ya se deducía claramente de los planos técnicos presentados y del mismo presupuesto de la obra”.

En su momento, el emplazamiento de todo este equipamiento en el Parc Miró suscitó protestas vecinales puesto que invadía la única área verde de la zona. Lo que debía ser algo temporal mientras duraran las obras de ampliación de las instalaciones del parque de bomberos en la calle Provenza de Barcelona, lleva ya más de cinco años allí.

La licencia que permitió la construcción provisional del parque de Bomberos se basa en un convenio que suscribieron en 2006 el Hospital Clínico, el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalidad. La concejal Assumpta Escarp dictó el 31 de julio de 2009 una resolución que concedía al Hospital Clínico la licencia de obras correspondiente a la construcción de un parque de bomberos en el Parc Joan Miró.