La Generalidad prestaba sedes a los hijos de Pujol para sus negocios

Los hijos del ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol eran socios en aventuras empresariales y presuntamente se servían de las infraestructuras públicas para utilizarlas para su beneficio profesional.

5 min
Redacción
Lunes, 23.02.2015 11:53

Jordi Pujol Ferrusola y Josep Pujol Ferrusola, ambos hijos del ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol, eran socios en aventuras empresariales y presuntamente se servían de las infraestructuras públicas para utilizarlas para su beneficio profesional.

Según informa El Confidencial, a través del Instituto de Logística Iberoamericano (ILI), una asociación de empresas e instituciones vinculadas al transporte, la logística y la gestión de infraestructuras creada en julio de 1999, Josep Pujol Ferrusola realizaba presuntamente las adjudicaciones -a dedo- por contratos públicos con la administración autonómica, puesto que tenía las oficinas de la empresa a su disposición.

En dicha organización empresarial, entre otros asociados, estaban presentes organismos públicos como Ferrocarriles de la Generalidad, Puertos de la Generalidad, Puerto de Barcelona, Puerto de Tarragona, Zona de Actividades Logísticas y Centros Logísticos de Cataluña (Cimalsa).

El coordinador general de ILI, Salvador Heras, se expresaba de la siguiente manera en una comunicación dirigida al primogénito del matrimonio Pujol Ferrusola: “Tema República Dominicana: parece que el ILI ya tiene prácticamente el contrato de Riesgos Laborales en la mano y que el próximo día 28-29 parece que tendremos el contrato, que será de unos 5 millones de euros para unos 4 años. Además, el otro día nos reunimos con Josep P. F. y el director de su empresa de turismo para colaborar conjuntamente en otras acciones previstas y les hemos puesto a su disposición nuestra oficina del ILI por si la necesitan como lugar de referencia de trabajo”.

El Josep al que hace referencia no es otro que el hijo del fundador de CDC y hermano de Jordi Pujol Ferrusola, a quien va dirigida la misiva. Josep, además de su empresa Europraxis, que presuntamente recibió cuantiosas adjudicaciones de la Generalidad mientras su padre estuvo de presidente autonómico, trabajaba con su compañía Tourism & Leisure, que también recibió sospechosos contratos públicos a modo de regalo.

Felip Puig era el contacto dentro de la Generalidad

En otra ocasión, y según informa el mismo digital, el coordinador general de ILI, Heras, le comunicó a Jordi Pujol Ferrusola que también trabajaba para la empresa Auseba y le pedía al hijo de Pujol que le organizase una reunión con “el responsable de la OAC, el señor Marsal, o bien con el señor Toni Vives” para “presentarles la empresa y ponerse a disposición”. La AOC es la Administración Abierta de Cataluña, un consorcio público que depende de la Generalidad y Vives era entonces secretario general del ‘consejero en cap', es decir, del actual presidente de la Generalidad Artur Mas.

El colaborador le enumeraba los clientes de la compañía y especificaba: “Bien, lo que piden es si es posible darles una buena entrada para el proyecto que se está desarrollando de la Administración Abierta de Cataluña, que depende directamente del ‘consejero en cap' y concretamente su secretario general, el señor Antoni Vives es el responsable y que ha nombrado como director general al señor Marsal. Parece que el proyecto es muy importante, unos 25.000 millones de pesetas [150 millones de euros], saldrán diferentes paquetes y ellos querrían tener opciones a participar”.

Adjudicación a Auseba

Tres semanas más tarde, el 26 de febrero, Heras le comunicaba a Jordi Pujol Ferrusola que Auseba ya tenía su adjudicación: “El proyecto de Universitats Públiques Catalanes y el Cesca, por importe de 44.625 euros”. Curiosamente, la adjudicación fue realizada mediante una resolución firmada con fecha 8 de febrero, el mismo día en que el responsable de la AOC recibe al recomendado gerente de la empresa. El objeto del contrato era “elaborar la metodología a seguir en las universidades públicas catalanas y en el CESCA para implementar las medidas de seguridad necesarias de la LOPD”.

Jordi Pujol Ferrusola se reunió al día siguiente con el secretario general del ‘consejero en cap' y Heras le pedía que le recordase a este quiénes eran los de Auseba y que su gerente “ha solicitado una reunión con Toni para seguir insistiendo en la posible colaboración. Sé que tiene muy buena relación profesional y de amistad con el señor Ortuño. Ya me dirás qué han de hacer”.

El coordinador general del ILI le pedía también a su mentor: “Recordarte que, cuando puedas, comentes con Felip [Puig] quién soy y qué hago, en el Puerto y en otros sitios, ya que pasaré una semana entera con él en México y me interesa de cara a los demás que me valore”.