Lo acusó de irregularidades El tras ser cesada

Ros denuncia por injurias a su ex 'número 2'

El alcalde de Lérida acude a la justicia contra la hasta el miercoles primera teniente de alcalde, que acusó a Ros de irregularidades en su gestión un día después de ser cesada. El líder del PSC, Miquel Iceta, quita hierro a la polémica

2 min
El alcalde de Lérida, Àngel Ros
Redacción
Viernes, 20.02.2015 16:19

El alcalde de Lérida y presidente del PSC, Ángel Ros, ha anunciado este viernes que ha presentado ante la Fiscalía una denuncia por injurias contra Marta Camps, ex primer teniente de alcalde del consistorio, cesada el miercoles por el propio Ros, y que al día siguiente de su cese acusó de irregularidades al alcalde.

Camps fue cesada como número 2 del gobierno municipal el miércoles, quedando reducida a simple concejal, sin ningún área a su cargo. Además, no formará parte de las listas del PSC en la ciudad para las municipales de mayo, cosa que ha indicado el propio Ros, ironizando con que Camps lo acusó de irregularidades solo tras conocer este hecho.

El jueves, Camps aseguró que su cese se debía a que en los últimos dos años se negó a firmar algunas facturas, intentando "poner freno y trabas a una manera de hacer política y de gastar el dinero público" que ha valorado como inadecuada.

Las acusaciones

En concreto, Camps habló de facturas desproporcionadas en Protocolo por valor de 35.000 euros para la compra de corbatas y fulares de diseño, y el gasto de 1.500 euros para manutención y alojamiento en un hotel durante un viaje oficial de Ros a China, sufragados por la Universidad de Lérida (UdL). El consistorio, por su parte, declaró que el cese se decidió por "falta de confianza en el último año y medio” de Ros hacia Camps.

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha quitado hierro a la polémica, y ha vaticinado que no tendrá influencia en las aspiraciones de Ros para revalidar su mandato. Iceta -que nombró al entonces moderadamente crítico Ros como presidente del partido al llegar a la primera secretaría-, en declaraciones en RNE, ha dicho estar "muy tranquilo" sobre los comicios en Lérida, porque los ilerdenses "tienen en sus manos mantener un magnífico gobierno", y cree que "no se la jugarán".

Iceta también ha atribuido la polémica a la confección de las listas para las municipales, de las que ha saltado Camps. "El final de los mandatos suele ser muy tumultuoso y turbulento", ha señalado.