Los candidatos nacionalistas de Podemos abogan porque "aquellas naciones que quieran irse [de España] puedan hacerlo"

Los candidatos favoritos a liderar Podemos en Cataluña, País Vasco, Galicia y Baleares -Gemma Ubasart, Roberto Uriarte, Breogán Rioboo y Toni Bennàssar, respectivamente- lanzan un manifiesto en el que reivindican los mismos planteamientos que los partidos nacionalistas: derecho a la secesión unilateral; blindar la inmersión lingüística; aplicar el principio de ordinalidad fiscal; establecer un modelo territorial asimétrico, y eliminar la historia común de España de las escuelas.

5 min
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a las candidata favorita a la Secretaría General del partido en Cataluña, Gemma Ubasart (a su derecha)
Redacción
Jueves, 12.02.2015 02:55

Los candidatos favoritos a hacerse con las secretarías generales de Podemos en Cataluña, País Vasco, Galicia y Baleares -Gemma Ubasart, Roberto Uriarte, Breogán Rioboo y Toni Bennàssar, respectivamente- han lanzado este miércoles un manifesto conjunto -titulado 'Podemos: plurinacionalidad y derecho a la autodeterminación'- en el que reivindican los mismos planteamientos que los partidos nacionalistas.

En concreto, abogan porque estas cuatro CCAA puedan independizarse del resto de España unilateralmente; exigen que ser reconozca la "plurinacionalidad" de España; reclaman que se blinde la inmersión lingüística que veta el castellano como lengua vehicular en las escuelas; proponen la aplicación del principio de ordinalidad fiscal en el sistema de financiación autonómica; apuestan por un reparto de competencias asimétrico entre las CCAA; y exhortan a "la revisión de los planes educativos para superar" una supuesta "visión homogeneizadora de la historia del Estado".

"Ofrecer la posibilidad de que aquellas naciones que quieran irse puedan hacerlo"

El texto señala que "Podemos somos la única fuerza con capacidad de gobernar en el Estado español que defendemos el derecho a la autodeterminación", aunque matizan que "queremos trabajar en aras a una reformulación del modelo territorial, para que todos los territorios puedan encontrarse cómodos dentro del Estado español si así lo deciden".

"Es decir, tenemos que ofrecer la posibilidad de que aquellas naciones que quieran irse puedan hacerlo, pero tenemos que trabajar para que la alternativa a esta decisión no sea la España uniformizadora, sino un Estado plurinacional donde todas las comunidades nacionales y culturales puedan desarrollarse en un marco igualitario y solidario sin imposiciones. Así pues, entendemos el Estado español como país de países, valorando positivamente la rica diversidad cultural y lingüística", añaden.

Permitir la secesión si la mayoría de un parlamento autonómico así lo solicita

En este sentido, indican que si la mayoría de un parlamento autonómico -sobre todo los de Cataluña y País Vasco- "solicitaran con amplia mayoría" ejercer el derecho a la autodeterminación, "debería encontrarse la fórmula para poderse materializar este derecho, dentro el marco de la actual Constitución vía artículo 92 o 150.2, o con una de nueva".

Y subrayan que se debería poder "expresar en la voluntad de decidir crear un Estado independiente o formar parte de un nuevo proyecto de refundación plurinacional del Estado español donde se reconozca y promueva la realidad pluricultural y plurilingüística; porque las decisiones fundamentales del futuro de cada territorio las debe decidir su gente".

Blindar la inmersión e introducir catalán, vasco y gallego en el resto de España

Así, propugnan una "refundación" del Estado para que se incluya "el reconocimiento" de su "carácter plurinacional", puesto que consideran que en la Constitución actual la nación española "mantiene en una posición de subalternidad las otras naciones y lenguas que conviven en el Estado".

Plantean la "defensa y promoción de las lenguas catalana, vasca y gallega blindando la inmersión lingüística, y con la introducción, por ejemplo, del conocimiento de estas lenguas dentro del currículum escolaren los territorios no-bilingües". Es decir, mantener el veto el castellano en las escuelas de las CCAA bilingües donde ya se aplica la inmersión, pero introducir el catalán, el vasco y el gallego en los territorios donde solo es oficial el español. Y son especialmente críticos con los modelos de conjunción lingüística aplicados en Galicia y Baleares.

Además, proponen "proceder a la revisión de los planes educativos para superar la visión homogeneizadora de la historia del Estado, promover el compromiso en la defensa internacional y protección de la plurinacionalidad en la arena internacional".

Que las CCAA más prósperas sean las que mayor financiación reciban

En el ámbito de la financiación autonómica, Ubasart, Uriarte, Rioboo y Bennàssar abogan por un modelo de "equidad, justicia territorial y solidaridad interterritorial".

Sin embargo, con la excusa de que "no puede ser que el Gobierno central utilice la llave de la caja como una medida para castigar o favorecer las CCAA en clave electoralista", apelan a "la introducción flexible del principio de ordinalidad". Esto es, que las CCAA más prósperas sean las que mayor financiación reciban.

Aplicar el "principio de asimetría" competencial

Finalmente, los futuros líderes de Podemos en Cataluña, País Vasco, Galicia y Baleares defienden un modelo territorial basado en "el principio de asimetría", porque el modelo del "café para todos" consideran que "se ha evidenciado como disfuncional.

"[En la Constitución] se estableció una propuesta finalmente homogeneizadora que permitía el acceso al autogobierno a determinados territorios que no tenían aspiraciones autonómicas previas, mientras se establecía una faja autonómica para territorios que aspiraban a un pleno reconocimiento de sus derechos políticos. Actualmente, observamos como una parte de la ciudadanía de los primeros territorios defiende un modelo de recentralización, mientras en los segundos territorios se observa un deseo creciente de separación. Este modelo ha generado una inconveniente tensión alimentada por dos fuerzas a la vez -una centrífuga y una centrípeta- que muestra una insatisfacción generalizada", explican.

Comentar