Investigada por el Síndic de Greuges

Los Mossos consideran "correcta" su última detención polémica

Una investigación interna concluye que no cabe exigir "responsabilidades disciplinarias ni penales" a los agentes que detuvieron en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona a un sospechoso de vender una 'tablet' robada. La actuación policial, difundida en un video casero, está siendo investigada por el Síndic de Greuges.

2 min
Captura del video casero de la detención
Redacción
Martes, 24.02.2015 16:00

Los Mossos d'Esquadra han concluido que la detención que practicaron cuatro agentes del cuerpo policial el pasado 28 de enero en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona fue "correcta", y que no ha lugar a exigir "responsabilidades disciplinarias ni penales" a los agentes. La intervención está siendo investigada por el Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, que vio en ella un "presunto uso desproporcionado de la fuerza" por parte de la policía autonómica. La acción policial fue divulgada en un vídeo casero publicado por el semanario La Directa.

En un comunicado, la Dirección General de la Policía de la Generalidad explica que, una vez concluida la "información reservada" abierta para "esclarecer las cricunstancias" de la detención, la División de Asuntos Internos del cuerpo policial ha concluido que "la actuación policial fue correcta" y que "en ningún caso de la actuación de los policías se derivan responsabilidades disciplinarias ni penales".

Los Mossos explican que, la noche de los hechos, una patrulla vio como el detenido "se acercaba a un grupo de personas" llevando una caja, en lo que sospecharon que fuera una "transacción irregular", y que uno de los paseantes allí presentes les explicó que el detenido les estaba intentando vender una 'tablet' "a cambio de dinero o droga".

"Actitud agresiva"

El cuerpo policial añade que, tras identificar al sospechoso, y después de averiguar que tenía antecedentes policiales, decidieron decomisarle la 'tablet', y que este respondió adoptando "una actitud cada vez más agresiva", que pidió el número de identificación a uno de los agentes y que "rompió la distancia de seguridad" en diversas ocasiones.

Los Mossos relatan que los agentes optaron por abandonar el lugar de los hechos "para no progresar en el enfrentamiento verbal". Y que, cuando ya marchaban, el detenido intentó abrir la puerta del coche patrulla para recuperar la tablet decomisada. Este punto concreto puede intuirse en la grabación casera divulgada por La Directa, que se inicia justo en ese momento. En los primeros segundos del vídeo si se aprecia claramente como los agentes propinan algunos golpes al detenido.

"La reacción repentina del individuo, junto con la salida de un agente y el conductor del interior del coche conllevó la actuación simultánea de los agentes de otra patrulla motorizada que se había desplazado hasta allí para controlar el entorno o apoyar la intervención", añade el cuerpo policial, que explica que el joven fue detenido por "atentado a agentes de la autoridad", y que mostró resistencia a la detención.