Mas, acosado por la corrupción que salpica a su partido, comparece ante la 'comisión Pujol' forzado por la oposición

Se desconoce aún el formato de comparecencia del presidente autonómico y los grupos deben acordar cómo desarrollarán sus explicaciones: si será un interrogatorio -formato pregunta y respuesta-, como ha ocurrido con los testimonios en la comisión, o respondiendo a todas las cuestiones al final como han hecho los expertos.

4 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción / Agencias
Lunes, 9.02.2015 09:52

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, comparecerá este lunes en la comisión de investigación del Parlamento autonómico sobre el fraude, la evasión fiscal y la corrupción para dar cuenta del llamado 'caso Pujol' y el de las ITV.

Según fuentes de los grupos parlamentarios, interpelarán a Mas el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, y el de C's, Albert Rivera. En nombre de ERC intervendrá el diputado Oriol Amorós, mientras que PP y PSC no han comunicado cuál será el designado.

Incógnitas en el formato de comparecencia

Se desconoce aún el formato de comparecencia del presidente autonómico y los grupos deben acordar cómo desarrollarán sus explicaciones: si será un interrogatorio -formato pregunta y respuesta- como ha ocurrido con los testimonios en la comisión, o respondiendo a todas las cuestiones al final como han hecho los expertos.

Si se mantiene la fórmula utilizada con el ex presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, en su primera comparecencia y la preferida por CiU para impedir el cuerpo a cuerpo, Mas tendrá un primer turno de palabra para exponer su argumentario sin límite. A continuación, los grupos intervendrán, de mayor a menor número de diputados, con el turno del grupo de CDC al final. Mas puede entonces responder de forma global antes de que el presidente de la comisión, el diputado de la CUP David Fernández, inicie otro turno para preguntar.

De la comisión se espera que la mayoría de los partidos remuevan los casos de corrupción que afectaron al pujolismo y de los que Mas pudo obtener información gracias a los cargos que alternó entre 1995 y 2003 cuando fue consejero de Política Territorial, Economía y consejero jefe de la Generalidad.

ERC da otra mano a Mas para que comparezca "cuanto antes"

ERC rechazó en cuatro ocasiones la comparecencia de Mas en la comisión hasta que finalmente y debido a las últimas informaciones que relacionaban a Mas muy directamente con el caso de las ITV, ERC decidió sumarse a los otros grupos de la oposición y forzar la comparecencia de Mas para dar explicaciones sobre el caso Pujol y el de las ITV.

El presidente de la Generalidad, sin embargo, pidió por carta a la presidenta de la Cámara autonómica, Núria de Gispert, comparecer cuanto antes y ERC, -en aras de no debilitar el 'proceso' secesionista- dio su apoyo a CiU votando a favor de que Mas fuese al Parlamento autonómico este lunes en lugar de que fuese más adelante, en marzo, después de que lo hiciesen el expresidente Jordi Pujol y su familia y tal como pedía toda la oposición. 

El PSC anunció el martes que pedirá de nuevo la comparecencia de Mas en la comisión del fraude después de que lo hagan los miembros de la familia Pujol si consideran que la información que proporcionan es relevante para hacerlo.

Tensión entre CiU y ERC

La comparecencia de Pujol ha enturbiado las relaciones entre CiU y ERC. Sin ir más lejos, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, declaró la semana pasada: "¿Ahora que estamos negociando procesos electorales aprovechas y apuñalas al de enfrente? Yo esta jugada no la veo".

Posteriormente, el líder de UDC, Josep Antoni Duran, dijo que ERC "no es leal" con el Gobierno de la Generalidad, y aseguró que ERC saben que pueden perjudicar la imagen de Mas y que la comisión no descubrirá la verdad y será sólo unos minutos de televisión.

La comisión del fraude inclinó el lunes sus trabajos parlamentarios principalmente al 'caso Pujol' y al de las ITV, aunque esta propuesta todavía debe ser ratificada, pero la apoyan todos los grupos menos CiU.

El adelanto de las elecciones autonómicas imposibilita que antes de julio se puedan realizar las 188 comparecencias que habían acordado los grupos, por lo que los partidos de la oposición se han mostrado partidarios de acotar sus trabajos.