Mas nombra comisionada para la Transparencia a la juez que archivó la causa por corrupción contra un dirigente de CiU

El presidente de la Generalidad premia a Núria Bassols, la magistrada -casada con un ex alcalde de CiU- que, contra todo pronóstico, exoneró de toda responsabilidad al diputado autonómico de CiU Ferran Falcó en el 'caso Adigsa', una presunta trama de malversación de fondos públicos y cobro de comisiones ilegales en la empresa pública de gestión de viviendas sociales.

3 min
Núria Bassols, magistrada del TSJC en excedencia y comisionada para la Transparencia de la Generalidad
Alejandro Tercero
Martes, 17.02.2015 19:38

Al presidente de la Generalidad no le preocupa guardar las apariencias. Al menos, eso es lo que se deduce después de haber anunciado este martes el nombramiento de Núria Bassols como comisionada para la Transparencia de la Generalidad, un nuevo cargo creado para impulsar el proyecto secesionista hasta las las elecciones autonómicas del 27S.

Bassols es juez en excedencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), y en septiembre de 2013, fue la magistrada que decidió el archivo de la causa contra el dirigente de CDC, diputado autonómico y concejal en Badalona Ferran Falcó por el caso Adigsa.

Contra todo pronóstico, falló en favor de Falcó

Falcó estaba imputado por una presunta trama de malversación de fondos públicos y cobro de comisiones ilegales de hasta el 20% durante la etapa en la que presidió Adigsa, la empresa de la Generalidad encargada de la gestión de las viviendas sociales.

Sorprendentemente, y contra todo pronóstico, Bassols consideró que Falcó no era conocedor ni partícipe de la trama corrupta, y que esta terminaba justo en sus más inmedatos subordinados.

Casada con un ex alcalde de CiU

Casualmente, Bassols está casada con Josep Manel Bassols, ex alcalde de CiU en Anglès (Gerona). Y, también casualmente, dos meses después de archivar la acusación contra Falcó, la magistrada fue designada por Mas como responsable del Programa de políticas de transparencia de la Generalidad.

En este puesto, Bassols ha destacado por su fidelidad al proyecto liderado por Mas, como refleja, entre otras cosas, el sesgo independentista del portal para la transparencia que puso en marcha el Gobierno autonómico. Ahora, el presidente de la Generalidad ha premiado sus servicios elevando su cargo al de comisionada para la Transparencia, con rango casi similar al de un consejero.

107.488,90 euros al año

Durante su intervención, Mas ha asegurado que su nombramiento "no nos obligará a gastar más dinero" puesto que ya trabaja para la Generalidad.

Y así es. En concreto Bassols, que hasta ahora estaba adscrita al departamento de la Presidencia autonómica, tiene una retribución bruta de 107.488,90 euros anuales, uno de los sueldos más altos de las administraciones públicas de toda España.

Trayectoria jurídica polémica

En todo caso, la trayectoria jurídica de Bassols no está exenta de otras polémicas. Bassols accedió a la Sala de lo Civil y Penal del TSJC en 1999, y en 2007 se convirtió en la primera mujer en dirigir la Escuela Judicial, el organismo que forma a los jueces de toda España.

Sin embargo, solo un año después fue destituida des este cargo por "pérdida de confianza" del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Once vocales del CGPJ votaron por su destitución y seis se abstuvieron.

Comentar