Toda la oposición, salvo ERC

PSC, PP e ICV-EUiA piden a Trias que actualice la cifra de la deuda de la Generalidad con el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Barcelona dio en noviembre la cifra de 90 millones, tras restar 45 millones más para los que se ha cerrado un calendario de pagos. La oposición considera que no deberían haberse descontado.

3 min
Imagen de la comisión del Ayuntamiento de Barcelona sobre la deuda de la Generalidad
Redacción
Miércoles, 4.02.2015 19:48

Casi toda la oposición al gobierno municipal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, con la excepción de sus mejores aliados, ERC, ha criticado este miércoles al ejecutivo municipal por no haber actualizado la cifra de la deuda que la Generalidad mantiene a favor de la ciudad, a la vez que le han exigido que lo haga. Una cifra que viene siendo objeto de polémica desde hace tiempo.

Los grupos del PSC, PP catalán e ICV-EUiA han coincidido este miércoles, en la comisión no permanente del Consistorio de estudio de la deuda de la Generalidad, en criticar al equipo de Gobierno que encabeza el alcalde Xavier Trias por no haber facilitado aun una cifra actualizada de esta deuda para el ejercicio 2013.

La teniente de alcalde de Economía, Sònia Recasens, se ha defendido asegurando que los datos de que dispone el Ayuntamiento son aun provisionales, y que la cantidad definitiva se facilitará el 28 de febrero. La oposición -salvo ERC-, no obstante, considera que el Consistorio ya conoce la cifra, y que la está escondiendo por "sumisión" al Gobierno de la Generalidad -también gobernado por CiU-, a la vez que acusa a Trias de faltar a la "lealtad institucional".

"Es muy grave que los grupos de la comisión no sepan la cifra exacta de la deuda de la Generalidad cuando ustedes la saben", ha expresado el presidente del Grupo del PSC, Gabriel Colomé. El portavoz del PP, Javier Mulleras, ha considerado "inaceptable" la situación, y ha criticado el "menosprecio" de la Generalidad por no enviar representantes a las tres últimas reuniones de la comisión". El portavoz de ICV-EUiA, Quim Mestre, por su parte, ha señalado que es necesario actualizar los datos aunque sean provisionales.

El problema de fondo

Más allá de estas recriminaciones concretas, el malestar de los grupos de la oposición con el Gobierno municipal por la deuda de la Generalidad tiene otras explicaciones de fondo. Por una parte, consideran que el Ayuntamiento -que ha registrados superávits constantes durante los años de la crisis- no está exigiendo a la Generalidad que salde su deuda, en lo que representaría una forma subterránea de financiar al Gobierno autonómico, con graves problemas de liquidez.

Por otra parte, hay fuertes discrepancias en cuanto al importe real de la deuda. Así, el último informe del Ayuntamiento, de noviembre, la situaba en 90,67 millones, al descontar de esa cantidad 45 millones para los cuales Ayuntamiento y Generalidad ya han pactado un calendario de pagos -que incluye recurrir a la dación en pago-. PSC, PP e ICV-EUiA consideran que esto no justifica no contabilizar esos 45 millones, por lo que elevan la cantidad total de deuda a un mínimo de 136 millones.

Mínimo, porque, además, desde la oposición se considera también que el Ayuntamiento ha asumido inversiones que correspondían a la Generalidad, por lo que la deuda real sería aun mayor. Sumando estas cantidades, el PP eleva el total de la deuda real a unos 350 millones, mientras el PSC habla de 300 millones.

Comentar