Bosch: "El 'España nos roba' me da asco"

El presidente de Sociedad Civil Catalana denuncia que la presencia de esteladas en mástiles en la vía pública da la sensación de "que el Estado ya no existe en Cataluña". Augura que el proyecto independentista no triunfará "porque durante muchísimos años todas las encuestas han mostrado que los catalanes, en distintos grados, se han sentido españoles".

2 min
El presidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch
Redacción
Viernes, 20.03.2015 05:06

El presidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, denuncia que cuando ve en la entrada de un pueblo un mástil con una bandera estelada da la sensación de que "Cataluña es independiente, que el Estado ya no existe; eso es lo que pienso".

En una entrevista publicada en el libro 'Me gusta Catalunya, me gusta España', del periodista Sergio Fidalgo, Bosch confiesa que el lema "España nos roba", utilizado habitualmente por el nacionalismo catalán, le produce un "profundo asco". Y pone como ejemplo que "CDC hizo unos carteles que decían 'La España subsidiada vive a costa de la Cataluña productiva'", lo que considera que "se trata de un mensaje mucho más perverso" porque "da a entender que andaluces y extremeños son unos vagos; eso sí, enunciado de manera muy sibilina".

Y remata: "Ya lo dijo Jordi Pujol en su momento, cuando habló de los andaluces como de una 'raza inferior'. Este es el concepto que tienen los nacionalistas y separatistas. Y esto es lo que hay que denunciar y contra lo que hemos de luchar".

Diferencias con la ANC

Sobre las similitudes de SCC con la entidad que preside Carme Forcadell, Bosch asegura que "parecerse no se parece en nada, porque Sociedad Civil Catalana no recibe ninguna subvención pública, a diferencia de lo que creemos que ocurre con la ANC".

También afirma que "además nosotros estamos para respetar la legalidad, algo en lo que también nos diferenciamos de ellos, puesto que la ANC está precisamente para saltársela, tal y como hemos escuchado de sobra, ya que lo que quieren es romper España".

El independentismo, sin futuro

Sobre el futuro del proyecto independentista, Bosch cree que no triunfará y argumenta que "hay esperanza porque durante muchísimos años todas las encuestas han mostrado que los catalanes, en distintos grados, se han sentido españoles".

En relación a los planes de actuación de la entidad que preside, anuncia que "aplicaremos una nueva estrategia para conseguir establecer la idea de una España ilusionante del siglo XXI; también vamos a movilizar la mayoría silenciosa, y estamos decididos a que España sea una realidad atractiva y de orgullo para todos los catalanes".

Comentar