Intervención de alta complejidad

El hospital Vall d'Hebron realiza con éxito un nuevo trasplante de cara

Un equipo de 45 profesionales del Hospital Universitario Vall d’Hebron participó en la intervención, de 27 horas de duración.

3 min
Imágenes previas a la intervención
SINC
Martes, 31.03.2015 10:32

Un equipo multidisciplinario de 45 profesionales del Hospital Universitario Vall d’Hebron participó en la intervención, de 27 horas de duración, en la que se trasplantaron los dos tercios inferiores de la cara, el cuello, la boca, la lengua y la faringe. La primera operación de este tipo que se realizó en el centro se hizo en abril de 2010.

Un equipo del Hospital Universitario Vall d’Hebron, dirigido porJoan Pere Barret, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, ha realizado un trasplante de cara en el que se han reconstruido los dos tercios inferiores de la cara, el cuello, la boca, la lengua y la faringe a un paciente afectado desde hacía 20 años por una malformación masiva arteriovenosa, una enfermedad que le había provocado una deformación progresiva de los tejidos de la cara.

El paciente, debido a la evolución de su enfermedad, tenía alteraciones funcionales importantes como problemas de visión, del habla y riesgo de sangrados severos que ponían en riesgo su vida. Es la primera vez en el mundo que se realiza un trasplante de esta complejidad.

El hombre había sido valorado en diferentes hospitales internacionales (Clínica Mayo, Harvard, etc.) donde se le consideró inoperable. Por la evolución de su patología, con una deformidad progresiva y hemorragias severas que suponían un riesgo para su vida, fue valorado por el equipo de Trasplante de Cara de Vall d’Hebron, que consideró que la única opción de tratamiento era extirparle el tumor y los tejidos deformados, y reconstruirle el rostro con un trasplante de cara.

La intervención, realizada en febrero, fue de alta complejidad y duró 27 horas. Participaron 45 profesionales de diferentes servicios del hospital: cirugía plástica, anestesia, enfermería, auxiliares de enfermería, trasplante hepático, coordinación de trasplantes, enfermedades infecciosas, neurorradiología intervencionista, cuidados intensivos, celadores y todos los servicios centrales y de soporte.

La evolución del paciente tras la intervención ha sido satisfactoria, similar a la de cualquier paciente trasplantado. Durante las semanas posteriores, el paciente ha hecho rehabilitación y se le ha ido ajustando el régimen de inmunosupresión.

Segundo trasplante de este tipo

Este es el segundo trasplante de cara que se hace en Vall d’Hebron. El anterior, que fue el primero total que se realizó en el mundo, se hizo en abril de 2010 a Óscar, un hombre joven que sufría una deformidad grave en la cara causada por un traumatismo que le había dejado sin nariz, fosas nasales, y que le había deformado el maxilar superior e inferior, los pómulos, la zona nasoetmoidal, los labios, la boca y las partes blandas de la cara.

Esto le provocaba graves problemas funcionales, ya que tenía dificultades para respirar, hablar, deglutir y, además, tenía que respirar y alimentarse artificialmente. Al paciente, que actualmente hace vida normal, se le trasplantaron toda la piel y músculos de la cara, la nariz, los labios, el maxilar superior, todos los dientes, el paladar, los huesos de los pómulos y la mandíbula mediante técnicas de cirugía plástica y microcirugía vasculonerviosa.