Sin acuerdo en el bloque 'proconsulta'

El Pacto Nacional Por el Derecho a Decidir elude referirse al 27S como elecciones "plebiscitarias"

Los soberanistas no se ponen de acuerdo para firmar una "hoja de ruta" común hacia las elecciones del 27S y más allá, y solo pueden pactar una declaración genérica. ICV y CCOO se han opuesto a hablar de "plebiscito".

3 min
Sexta reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, este viernes, en el Parlamento autonómico.
Redacción
Viernes, 6.03.2015 18:29

Frenazo a la intención de CiU y ERC de considerar las elecciones autonómicas anunciadas para el 27 de septiembre como un plebiscito sobre la secesión. Los partidos y entidades independentistas o, al menos, favorables a que se celebre una consulta independentista, han eludido hoy usar el término de la polémica, 'plebiscitarias', en la nueva reunión que han mantenido este viernes del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir.

La reunión, la sexta de esta plataforma que reúne a partidos y entidades que apoyan el denominado "derecho a decidir", y la primera tras el simulacro de consulta secesionista del 9N, ha terminado con el magro fruto de una declaración "genérica" que define al 27S como "una convocatoria que está manteniendo el derecho a decidir". Los integrantes no han logrado así más que parcialmente su objetivo de recomponer la unidad en torno al proceso secesionista, rota desde justo después del 9N. Y es que, si bien han conseguido firmar un texto consensuado, no han establecido nada parecido a una 'hoja de ruta' para el "proceso" soberanista.

Segun ha explicado posteriormente en rueda de prensa en el Parlamento autonómico -donde se ha celebrado la reunión- el presidente del Pacto, el también expresidente de la Cámara Joan Rigol (UDC, sector independentista), la exclusión del término "plebiscitarias" se explica por la negativa de tres integrantes concretos de la plataforma: ICV, CCOO y el Moviment Laic i Progressista.

Pese a esta rebaja de las expectativas iniciales, Rigol ha calificado de "útil" la reunión, porque, según ha explicado, ha permitido vencer "reticencias" de parte de los protagonistas, y porque se ha conseguido el objetivo de firmar un texto "unitario". Esta unidad, no obstante, también es relativa: uno de los tres partidos secesionistas con representación en el Parlamento autonómico, la CUP, no ha participado en la reunión, al haber decidido sacar adelante en solitario su propia 'hoja de ruta'.

El documento "genérico"

El texto aprobado pide a los partidos que, de cara a las elecciones del 27S, "definan sus propuestas sobre el futuro institucional de Cataluña, así como sus derivaciones sociales, económicas, culturales, educativas, cívicas" y en otros ámbitos, para que "la ciudadanía catalana pueda expresar con el voto su voluntad sobre el futuro político de Cataluña".

El documento incluye una declaración netamente soberanista, que proclama la condición de Cataluña como "sujeto político soberano", repitiendo la fórmula de la declaración aprobada por el Parlamento autonómico en enero de 2013, anulada posteriormente por el Tribunal Constitucional (TC).

El texto, finalmente, lamenta la reciente sentencia del TC que anula determinados preceptos clave de la Ley de consultas autonómica.

Comentar